Enrique Barbadillo Alcalde de Condado de Trebiño

"Trebiño es tierra de nadie y, en una situación como esta, se notan más todos los problemas del enclave"

07.02.2021 | 00:20
"Trebiño es tierra de nadie y, en una situación como esta, se notan más todos los problemas del enclave"

La pandemia y las restricciones que lleva aparejadas han vuelto a poner de manifiesto la situación compleja a la que se enfrentan los vecinos de Trebiño

Condado de Trebiño – En el día a día se nota, pero con las consecuencias de la pandemia los habitantes de Trebiño se sienten en una tierra de nadie, como lo califica el alcalde, con decisiones contradictorias que se intentan establecer por parte de la Junta de Castilla y León, especialmente tras detectarse un aumento importante de casos en la residencia de mayores de Cucho.

¿Cómo es la situación sanitaria en Trebiño?

–En la primera ola estuvimos con un número de afectados muy contenido, con lo cual la incidencia era muy baja. Lo que ha ocurrido es que en esta segunda ola, la residencia de ancianos de Cucho ha dado una incidencia muy elevada de casos positivos, con lo cual la estadística se nos ha disparado.

¿Hasta qué punto?

–En la residencia ha llegado a haber hasta 36 casos, ninguno positivo nuevo desde el martes pasado, pero eso es lo que ha disparado la incidencia de la pandemia en esta segunda fase, cuando en la primera, esta misma Residencia no había tenido ningún caso

Hace unas semanas, el Ayuntamiento de Condado de Trebiño se quejaba de la falta de información sobre la afectación en el enclave€

–Es cierto. No teníamos información porque no sabíamos donde localizarla en la Junta de Castilla y León. Por esa razón, en el pleno municipal que celebramos hace tres viernes aprobamos el texto de una carta para remitir a la directora de Salud del Gobierno Vasco, para que éste se hiciera cargo de los datos epidemiológicos del Condado y que esos datos se reflejaran en los boletines epidemiológicos oficiales, que emite a diario el Gobierno Vasco.

¿Se ha solucionado esa situación?

–No hemos tenido respuesta todavía y en estos momentos seguimos manteniendo los datos que recoge la Junta de Castilla y León.

Hay quienes califican la ubicación de Trebiño en 'tierra de nadie' durante esta pandemia

–Efectivamente. Es tierra de nadie y en estas situaciones se vuelven a repetir todos los problemas que tiene el enclave de Trebiño con respecto a las dos Administraciones. Estamos enclavados en una, que es la que es la que pretendíamos que fuera para siempre, pero pertenecemos a otra que tampoco es que nos haga mucho caso.

¿Qué situación se ha generado ahora?

–En esta situación, la normativa sanitaria es de la Junta de Castilla y León que, al tener un número elevado de contagios por cada cien mil habitantes, nos marca una línea roja. Nosotros lo asumimos, porque evidentemente hay un porcentaje elevado de contagios, y también se nos conmina a cerrar la hostelería, cosa que hemos hecho desde que entró en vigor la publicación.

¿Y qué pasa con el resto de restricciones?

–El resto de competencias, en lo que se refiere a movilidad, creo que depende del decreto del Gobierno Vasco y hemos seguido cumpliéndolas, como son el toque de queda, que lo mantenemos a las diez de la noche, el cierre de la hostelería, que ya está hecho. y los comercios que, según Castilla y León, tienen que cerrar a las seis de la tarde, pero como todos los que tenemos en Trebiño son esenciales: una tienda de alimentación, dos gasolineras y un taller de reparación de vehículos, estos pueden prolongar su actividad hasta la hora habitual. Por lo tanto, estamos cumpliendo la normativa vigente y acogiéndonos a Gobierno Vasco de acuerdo a la disposición transitoria que se aprobó con el estado de alarma, el 3 de noviembre.

¿Cuál es el problema entonces?

–No sé si esa normativa, que se publicó en el Boletín Oficial del Estado y que emanó del Congreso de los Diputados, es de rango superior a lo que pueda emitir la Junta de Castilla y León. Ahí estamos, en esa incertidumbre de si lo estamos haciendo bien o mal o regular.

¿Es desproporcionada la carta enviada por la Junta de Castilla y León al Ayuntamiento poniendo en duda al BOE?

–La carta no se ha dirigido al Ayuntamiento, sino al alcalde, directamente. Y me conmina a cumplir todas las directrices que ordena la Junta de Castilla y León, porque en la situación sanitaria hay que atenderlas. Pero al final, en una coletilla de amenaza, me dice que en caso de no cumplir seré responsable político y económico de los perjuicios que puedan sufrir los habitantes del Condado de Trebiño. ¡Con lo cual me quedo como de piedra!

Es que ese contenido contraviene lo establecido por el Consejo de Ministros€

–Así es. Todo esto viene a raíz de que desde el Ayuntamiento emití un edicto en el que aplicaba la nueva normativa, cogiendo lo que nos venía de Castilla y León en lo que se refiere al cierre de la hostelería y tomando como referencia, para cuestiones de movilidad, lo que se había publicado en el Boletín Oficial del Estado, en el acuerdo de Prórroga, donde se establecía que los enclaves debíamos seguir la normativa del territorio donde estábamos. Eso parece que no les ha gustado y lo que pretenden es que hagamos todo de acuerdo a lo que ellos dicen.

¿Y cuál es su postura?

–Por nuestra parte lo que queremos es clarificar y tener claro lo que hay que hacer y en ello estamos.

Les ha llegado esa carta, pero ¿han recibido alguna llamada sobre este tema por parte de alguna de las dos administraciones desde el mes de noviembre?

–No, yo no he tenido ninguna llamada, ni comunicación alguna referente a este tema

¿Qué comenta la gente de la calle con respecto a esas posturas?

–La gente se vuelve loca porque por un lado ya nos habíamos acostumbrado a seguir la normativa del Gobierno Vasco en cuanto a horarios y movilidad y ahora, de repente, nos lo quieren cambiar€ La gente está insegura y se pregunta si, por cualquier causa tienen que salir a las ocho y media de casa para pasear, o lo que sea, y les pilla la Guardia Civil, igual les mete un sartenazo, porque se estaría incumpliendo lo que dice Castilla y León. Es verdad que hay inseguridad en los vecinos y lo que pretendo es que cada persona esté segura dentro del municipio, porque si no, no tiene sentido que estemos aquí.

¿Tiene conocimiento el alcalde si se ha producido alguna denuncia por salir del límite del término municipal?

–No, no tenemos constancia de que haya habido sanciones por traspasar los límites perimetrales. Sí que ha habido denuncias por mal uso de la mascarilla, pero ha sido en contadas ocasiones.

En marzo toca renovar los convenios entre las Diputaciones ¿Se mantiene la reivindicación de Trebiño alavés?

–Por supuesto. Estas situaciones que se plantean aquí, como las que estábamos comentando, nos hacen replantearnos también la situación de los convenios. Es que al final no sé si sirven para algo o no sirven. Y encima están muy limitados porque parece ser que la Diputación de Burgos no tiene muchas capacidades en cuanto a diferentes temas y estamos un poco parados porque todo lo que es transporte, educación, sanidad lo llevan desde la Junta de Castilla y León y esa Junta hace caso omiso a todas las llamadas o gestiones de la Diputación de Álava.

En todo este proceso ¿se ha trabajado coordinadamente entre los dos ayuntamientos del enclave?

–Claro que sí, pero en todo este proceso lo que también nos sorprende es que siendo una única zona de Salud junto con el Ayuntamiento de Argantzon solo estemos en zona roja nosotros. Pero si, estamos en contacto con estas situaciones y en breve tendremos una reunión para sopesar todo esto que está ocurriendo.

"Por nuestra parte

lo que queremos

es clarificar y tener claro

lo que hay que hacer

y en ello estamos?