Las cuentas vascas se aprobarán en febrero

El Gobierno Vasco tendrá que prorrogar un mes el presupuesto de 2020

19.09.2020 | 00:14
El consejero Azpiazu, a su llegada al Parlamento. Foto: Josu Chávarri

vitoria – Un cúmulo de factores concatenados que tienen su origen en la pandemia por la covid-19 va a impedir que el Gobierno Vasco pueda llegar al nuevo año con los Presupuestos de 2021 aprobados. De este modo las cuentas de este año deberán prorrogarse durante un mes ya que hasta principios de febrero no recibirán el visto bueno definitivo del Parlamento Vasco. Incluso podría retrasarse medio mes más si se diera el caso de que no se habilitara la Cámara vasca durante enero, mes normalmente inhábil en el legislativo.

El Gobierno Vasco prevé aprobar su proyecto de presupuestos del próximo año en la primera quincena de diciembre, aunque debido a los plazos de tramitación de las cuentas, estás no serán aprobadas por el Parlamento hasta enero o febrero de 2021, de forma que hasta entonces el Ejecutivo funcionará con una prórroga de los presupuestos de 2020.

El retraso a julio de las elecciones autonómicas por la pandemia de la covid no permitió la formación del nuevo Gobierno Vasco hasta los primeros días de este mes. Septiembre suele ser habitualmente el momento en el que se cruzan los primeros borradores de las Cuentas antes de elaborar las directrices económicas y financieras sobre las que se elaborará el presupuesto, que se presentarán a principios de octubre. Este es un paso previo a la elaboración y aprobación de un anteproyecto.

Así las cosas, los plazos administrativos y los tiempos de la tramitación parlamentaria no iban a permitir tener unos presupuestos aprobados antes de que acabara este 2020. Otros factores externos han complicado llegar en los plazos deseados, el más importante el margen de déficit y el límite de endeudamiento del que podrá disponer el Gobierno Vasco. Son datos cruciales que se decirián en la Comisión Mixta del Concierto Económico que se celebrará en la segunda quincena de este septiembre. Otro dato clave será la recaudación de las Haciendas vascas, que se conocerá en octubre.

Las directrices económicas se aprobarán a principios de octubre, mientras que la aprobación del proyecto presupuestario en el seno del Consejo de Gobierno se prevé para la primera quincena de diciembre. A partir de la aprobación del proyecto por parte del Ejecutivo, se iniciará la tramitación parlamentaria de las Cuentas, un procedimiento que culminará a finales de enero o en febrero en el Parlamento, donde el visto bueno al presupuesto está garantizado por la mayoría absoluta que suman el PNV y el PSE.

Desde el Departamento de Economía y Hacienda destacaron ayer que el proceso de elaboración y aprobación de las cuentas durará unos tres meses, cuando "lo normal" otros años es que se prolongue durante seis meses.