Pleno del Congreso

Sánchez fija una progresiva vuelta a la normalidad a partir del 9 de mayo

Advierte de que en función de cómo vaya evolucionando la epidemia se darán "pasos hacia adelante" o "hacia atrás"

22.04.2020 | 09:59
Sánchez a su llegada este miércoles al Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que la nueva prórroga del estado de alarma que solicita para el periodo comprendido entre el 26 de abril y el 9 de mayo, ambos inclusive, permite ya la posibilidad de introducir nuevas medidas de alivio en el confinamiento más allá de la decidida sobre permitir los paseos de los menores de 14 años acompañados de un adulto. Esta nueva prórroga, ha abundado, será la que "permitirá empezar a desescalar las reglas de confinamiento".

Sánchez adelanta más medidas de alivio en el confinamiento. Vídeo: EP

En el Pleno del Congreso de los Diputados que deberá autorizar esta nueva solicitud de ampliación del estado de alarma, Sánchez se ha felicitado de que, por primera vez, acude a la Cámara Baja en medio de un "escenario prudentemente optimista", lo que permite que "a lo largo de las próximas semanas" y teniendo como horizonte la segunda mitad de mayo para entrar en la llamada fase 2 de relajación de las medidas, entre el 26 de abril y el 9 de mayo las reglas y limitaciones vigentes sobre desplazamientos y actividad comercial puedan ir variando.

Ahora bien, todo alivio en las medidas de confinamiento, ha advertido, deberá ir acompañado de la "necesaria prudencia". Es más, ha adelantado de que en función de cómo vaya evolucionando la epidemia, se darán "pasos hacia adelante" o "hacia atrás".

Es por ello que la prórroga que pide el Gobierno introduce un cambio en el real decreto sobre el estado de alarma que rige en la actualidad para habilitar al ministro de Sanidad, Salvador Illa, a dictar órdenes e instrucciones que podrán ser diferentes en función de los territorios con respecto a las limitaciones actualmente vigentes sobre los únicos desplazamientos permitidos a las personas, pero también sobre la actividad comercial y la apertura de negocios, bares y restaurantes, y lugares de ocio y cultura como museos, bibliotecas o espacios de espectáculos.

Pactos de reconstrucción


Sánchez ha aprovechado para pedir que los pactos de reconstrucción que está impulsando en el ámbito nacional se trasladen también a comunidades y ayuntamientos "gobierne quien gobierne".

Para el jefe del Ejecutivo central, la ampliación del estado de alarma es imprescindible, aunque ha subrayado que esta era la primera vez que pedía su prórroga pudiendo vislumbrar cómo podría ser la vida una vez superada la fase aguda de la crisis.

Ha dejado claro que hay que evitar pasos en falso y no se va a correr ningún riesgo que devuelva a la situación anterior, y ha garantizado que España seguirá en todo momento los criterios de la Organización Mundial de Salud (OMS) para la nueva fase que va a afrontar el país.

Con ese horizonte de desescalada en la segunda mitad de mayo, ha explicado que se irán modificando las condiciones del estado de alarma y siempre con la misma premisa de mantener a salvo el sistema de salud.

La prudencia es la que ha dicho que llevó al Ejecutivo a tomar su decisión inicial para aliviar el confinamiento de los menores de 14 años, aunque ha justificado la rectificación en que el Gobierno "escucha".

"Es verdad, pecamos de prudencia, nuestros hijos lo son todo", ha remarcado en su única alusión a la polémica generada por la decisión adoptada en un principio de permitir a los niños salir solo a hacer recados con sus progenitores, para después autorizarles a paseos acompañados.

En este sentido, ha apuntado que el comité de científicos y expertos que asesoran al Gobierno ha pedido sobre este levantamiento de las restricciones para los niños "que lo hagamos con la máxima cautela", y ha añadido que "tras las deliberaciones" posteriores se ha acordado que puedan dar "paseos controlados" desde el próximo domingo, 26 de abril, cuando arrancará la tercera prórroga del estado de alarma.

Proteger a la ciudadanía y mantener a salvo el sistema de salud


Sí ha dejado claro que podrá haber decisiones posteriores respecto a la libertad de movimientos de los ciudadanos dependiendo de la evolución de la enfermedad.

"Vamos a dar pasos hacia adelante y hacia atrás en función de cómo se comporte la pandemia", ha resumido sobre el modo en que se aplicará el estado de alarma en la nueva fase y en la que ha insistido varias veces en su discurso que deberá actuarse con la máxima cautela y prudencia.

Se trata, ha proseguido, de que "progresivamente", conforme se vaya reduciendo el peligro, se pueda ir modificando el estado de alarma "siempre con la misma premisa de proteger a la ciudadanía y mantener a salvo el sistema de salud para una desescalada de forma gradual y segura".

Ha rechazado que tenga intención de capitalizar los pactos que está impulsando para la reconstrucción económica y social tras la pandemia y ha instado a que nadie los patrimonialice.

En esa línea, ha declarado que su intención por un acuerdo es "sincero" y que el éxito del mismo, si sale adelante, será de "todos los que arrimen el hombro".

Al hilo de ello es cuando ha defendido que los pactos para la reconstrucción se suscriban no solo en el ámbito nacional, sino también en los "diferentes escalones" de la geografía española, como las autonomías o los municipios y con independencia de quien esté al frente de cada institución.