Cuba permitirá la entrada sin límite de medicinas y alimentos

La medida gubernamental entra en vigor este próximo lunes y se mantendrá hasta fin de año

16.07.2021 | 00:22
Un hombre lleva provisiones por una calle de La Habana. Foto: AFP

La habana – Los viajeros que lleguen a Cuba podrán traer comida, productos de aseo y medicamentos sin límites desde la próxima semana, según anunció el primer ministro, Manuel Marrero, en un momento de extrema escasez y malestar social que detonó una inédita ola de protestas en todo el país. La medida excepcional, aprobada de urgencia con una resolución del Ministerio de Finanzas y Precios, entrará en vigor este próximo lunes y se mantendrá al menos hasta el 31 de diciembre, aseguró el número dos del ejecutivo presidido por Miguel Díaz-Canel.

El anuncio llega después de una serie de protestas en diversas localidades del país, las mayores en seis décadas, en las que parte de los manifestantes expresaron su descontento con el Gobierno por la escasez de alimentos, productos de aseo y medicamentos, así como otros problemas como los cortes de luz o la falta de libertades.

La legislación vigente en Cuba sobre la importación de equipaje consiste en un complejo sistema de puntos y límites de peso que establece aranceles a los excesos de artículos traídos por los viajeros. En el caso de los medicamentos, se permite introducir en el país hasta 10 kilogramos. Desde el lunes se eliminarán todas esas restricciones en los puntos de entrada a Cuba excepto en los aeropuertos de Cayo Coco y Varadero, indicó el primer ministro.

Se prevé que el efecto de esta medida sea limitado, al menos a corto plazo, ya que debido a la pandemia los vuelos internacionales que operan desde Cuba se limitan a unos pocos a la semana, parte de ellos en la ruta La Habana-Madrid, y las conexiones con países del entorno como Estados Unidos, México y Panamá se encuentran reducidas al mínimo.

Cuba ha visto agravarse su endémica crisis económica con la pandemia –que ha dejado el sector turístico bajo mínimos–, las sanciones económicas impuestas por EEUU durante la pasada administración de Donald Trump y medidas de choque internas de cuestionada eficiencia, entre otros factores.

Así, han escaseado cada vez más los alimentos, productos de aseo y medicinas en los últimos meses, en los que además se ha reducido drásticamente el número de vuelos y por tanto la cantidad de artículos traídos desde el extranjero por particulares, que en muchos casos los comercializaban en el mercado negro cubano.

Juicios justos Asimismo, en relación con los detenidos en las protestas, el presidente cubano, Miguel Diaz-Canel, aseguró ayer que tendrán "garantías procesales" y "recibirán la aplicación de las leyes en su justa medida, sin abusos". En una comparecencia en la televisión estatal, el mandatario dijo que en las manifestaciones se cometieron "hechos que atentan contra la Constitución" y justificó la acción policial, aunque admitió que "igual hay que pedir disculpas a quien en medio de la confusión fue maltratado injustamente".

Según Díaz-Canel, "sin respuesta de las fuerzas del orden hubiera primado la violencia". También dividió en cuatro categorías a quienes participaron en las multitudinarias protestas: "Anexionistas que participan en un plan extranjero y piensan en los designios del imperio", "delincuentes", "personas legítimamente insatisfechas que se confundieron" y "jóvenes".

Además, el presidente atribuyó las carencias de Cuba al embargo ejercido por parte de Estados Unidos. "El bloqueo supera todo lo que queremos hacer y eso a veces provoca sentimientos de inconformidad", aseguró.

noticias de noticiasdealava