Canadá declara grupo terrorista a los neonazis de Proud Boys

El nuevo Gobierno de EEUU también ha puesto fin a su impunidad con la detención de algunos de los líderes

05.02.2021 | 00:23
Dos miembros de Proud Boys, en la manifestación que culminó con el asalto al Capitolio en EEUU. Foto: Efe

ottawa – Canadá ya incluye al grupo supremacista estadounidense Proud Boys, una de las organizaciones que más campaña ha hecho en las calles a favor de Donald Trump, como grupo terrorista. La asociación, responsable del atentado de Charlottesville, un atropello masivo de manifestantes antirracistas, tiene orígenes en Canadá, aunque luego se extendió por el país fronterizo.

Mientras tanto, también en EEUU el Gobierno entrante de Joe Biden ha terminado con la impunidad de este grupo de ideología neonazi. Sin ir más lejos, las autoridades estadounidenses detuvieron ayer a un nuevo cabecilla de la organización extremista Proud Boys y encausaron a otros dos por su papel en el asalto al Congreso del 6 de enero, incitado por el entonces presidente Donald Trump para interrumpir la certificación definitiva de los resultados de las elecciones de noviembre, informaron ayer los medios locales.

El detenido es Ethan Nordean, de 30 años de edad y uno de los miembros más prominentes del grupo en Seattle (Washington) , donde se enfrenta a cargos por obstrucción de un trámite gubernamental, complicidad, entrada en áreas restringidas y alllanamiento violento.

el papel en el asalto al capitolio Por su parte, un jurado investigador en Washington DC encausó a Nicholas DeCarlo y Nicholas R. Ochs por conspiración para obstruir la labor del Congreso y otros cargos vinculados con la insurrección, en la que murieron al menos cinco personas y centenares resultaron heridas.

Hasta ahora más de 100 personas han sido encausadas por la irrupción de una multitud de seguidores de Trump en el Capitolio, y las investigaciones se han centrado en grupos de extrema derecha para determinar en qué grado la asonada resultó de una conspiración organizada.

Entre las personas ya arrestadas y acusadas se cuentan miembros de grupos paramilitares, como la organización Oath Keepers o como la milicia Three Percenters, junto con otras organizaciones que proclaman la supremacía blanca.