Pablo Fuentes-Pila. Periodista
La vuelta de Javier Vizcaino En confianza La contraentrevista

"La radio debe evolucionar sin olvidar lo que es: compañía sonora"

Pablo Fuentes-Pila (Santander, 1971) lleva a sus espaldas 30 años de radio, buena parte de ellos, en el madrugador de Onda Vasca ‘El Primero’. Hace catorce meses cambió la primerísima hora del día por las últimas. Y tan contento

25.04.2022 | 00:14
Foto: José Mari Martínez

¿Todavía se le escapa algún 'Egun on' por la tarde?

–Si, alguno cae de vez en cuando. Al principio más de los deseables, me enfadaba muuucho cuando se me escapaban. Ahora ya no.

¿Qué echa de menos de El primero?

–La importancia de ser El Primero en contar lo que pasa. Saber que eres lo primero que escucha la audiencia al despertarse y formar parte de la banda sonora del renacer matinal del país es importante. ¡Ah! y la rutina de los desayunos: a las 3:45 de la madrugada, antes de salir de casa, tazón de café cortado y luego, tras el programa, a las 7:30 de la mañana, taza de café con leche, zumo de naranja y bollo de mantequilla leyendo la prensa.

¿Qué disfruta especialmente de De vuelta?

–La serenidad de la radio por la tarde, las colaboraciones y entrevistas sin prisas, pero también la actualidad en tiempo real. ¡Por la tarde también pasan cosas! y en estos tiempos... ¡Qué te voy a contar!

Hay algo que, independientemente del horario o el formato, siempre está ahí: las y los oyentes...

–¡Y que no falten, sin audiencia no hay radio!

¿Qué tiene que pasar para que salga contento del estudio?

–Dar buenas noticias, esto por desgracia es cada vez más raro... También es bueno que fluya la comunicación, la producción, los contenidos y la participación de la audiencia. ¡En un programa de radio todo debe ir encajando con precisión quirúrgica!

Y alguna vez saldrá menos contento, ¿por qué?

–Cuando notas que no han ligado los ingredientes del programa o cuando tienes mal día. Sí, también hay días malos en la radio y tienen lo suyo, ya que eso no se debe notar cuando estás hablando para la audiencia. Lo cierto es que hay menos días malos que buenos.

El vídeo no mató a la estrella de la radio. ¿La matarán las tecnologías digitales?

–No, pero la radio debe evolucionar sin olvidar lo que es, compañía sonora. La radio puede adaptarse a internet, pero no creo que deba ser esos sucedáneos de tele-vídeo que vemos por ahí. La radio, el consumo de radio para la audiencia, debe ser siempre compatible con cualquier otra actividad, esa es la grandeza de la radio ¡La radio debe ser radio! y puede seguir siéndolo en el universo digital, en ese sentido el audio en directo on line e incluso el podcast tienen mucho que decir.

Colecciona radios antiguas. ¿Los aparatos actuales serán coleccionables en el futuro?

–Si, totalmente. ¡Ya se coleccionan ordenadores y teléfonos móviles!

También es piloto de vuelo. ¿Podría elegir entre radio o aviación?

–Sí, y elijo la radio sin duda, pero cabe decir que radio y aviación están muy relacionadas y cuando llevas un avión, hablas mucho por la radio con los controladores; de hecho. llevas el micro incorporado. Además, la radio y la aviación prácticamente tienen la misma edad y han evolucionado de forma paralela. ¿Sabias que los sistemas tradicionales de navegación aérea se basan en las mismas técnicas que la radiodifusión?

¿Qué programa le gustaría hacer antes de jubilarse?

–Uno sobre la radio: que trate el pasado, el presente y el futuro de la radio.

noticias de noticiasdealava