Transmisión sexual: grandes dudas sobre estas infecciones

El VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) es un retrovirus que ataca al sistema inmunitario. Si la infección por este virus no se trata, puede evolucionar hacia un estadio o fase avanzada de la enfermedad que se conoce como SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Tras más de 40 años de la aparición del primer caso en el mundo, esta enfermedad se ha cronificado, pero sigue siendo una patología calificada entre las graves.

11.01.2022 | 09:55
El uso del preservativo en las relaciones sexuales es importante.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que en el año 2020 casi 38 millones de personas de todo el mundo estaban infectadas por VIH, aunque no es la infección de transmisión sexual (ITS) más prevalente, ya que anualmente unos 376 millones de personas contraen algunas de estas cuatro: clamidiasis, gonorrea, sífilis o tricomoniasis. Sin embargo, estas cuatro enfermedades suelen ser la antesala de nuevos casos VIH.
La población de riesgo, es decir, la que práctica sexo no seguro, ha bajado la guardia, "al igual que muchos jóvenes, porque piensan que como son enfermedades que tienen tratamiento, han dejado de ser mortales, y no se dan cuenta de que tienen unas consecuencias muy graves para el resto de sus vidas", señalan los especialistas en ITS. Según los últimos estudios, la prevalencia de las ITS es mayor en gente joven. Y las que más incidencia tienen entre los usuarios es la clamidia, seguida del herpes 2, la sífilis, la hepatitis B y el VIH. He aquí las diez dudas más comunes respecto a las ITS.


Tengo una ITS, ¿puedo mantener relaciones sexuales? Las enfermedades de transmisión sexual pueden estar causadas por virus y bacterias. En el caso de padecer una ITS es necesario practicar abstinencia sexual hasta una semana después de haber finalizado el tratamiento (tanto de la persona infectada como de su pareja) y estar seguros de que la sintomatología se ha resuelto completamente. Además, es necesario contactar con las parejas sexuales de los últimos 60 días para que se realicen una prueba diagnóstica. El preservativo es el único método anticonceptivo que previene las ITS. En el caso de tener más de una pareja sexual, debe utilizarse siempre para prevenir posibles contagios. En el caso de tener una única pareja se recomienda también su uso en el caso de padecer una infección vírica crónica (VHB o VIH), porque aunque los tratamientos actuales permiten mantener cargas virales indetectables existe riesgo de contagio a nuestra pareja.

No tengo síntomas ¿puedo estar infectado? Sí, ya que la infección puede pasar desapercibida durante algún tiempo aunque la tengas. Es muy frecuente que las ITS no produzcan síntomas durante las primeras fases de la enfermedad, o que estas sean muy inespecíficas, como fatiga, dolor de cabeza, fiebre y dolor de garganta, lo que dificulta su diagnóstico.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de las ITS? A pesar de que pueden cursar de forma asintomática en su inicio, si presentas algunos de los siguientes síntomas puede ser un indicativo de que sufres una infección de transmisión sexual: dolor o escozor al orinar, sangrado anormal, dolor durante el sexo, aumento del flujo vaginal, dolor en la zona pélvica, dolor o enrojecimiento en los testículos, bultos y/o ampollas, úlceras, ganglios inguinales inflamados o exudado uretral.

¿El preservativo protege al 100% de una enfermedad de transmisión sexual? A pesar de que los preservativos nos protegen casi siempre frente a una posible infección, su fiabilidad no es del 100%. La fiabilidad del preservativo es del 90% y este porcentaje puede disminuir si no se hace un uso adecuado de él, es decir, si no se coloca de forma correcta o no se usa durante todo el acto sexual.

¿Es lo mismo el VIH que el SIDA? Cuando hablamos de VIH hacemos referencia al virus de la inmunodeficiencia humana. Este virus ataca y destruye específicamente a los linfocitos CD4 que forman parte del sistema inmune. La pérdida de estas células produce un estado de inmunodepresión por el cual nuestro cuerpo pierde la capacidad de combatir las infecciones. El sida es la fase más evolucionada de la infección por el VIH. En esta fase se produce una disminución crítica de los linfocitos CD4, lo que produce un estado de inmunosupresión tan grave que nuestro cuerpo pierde la capacidad de combatir no solo los patógenos más habituales, sino también otros patógenos que en condiciones de inmunidad normales no tienen capacidad para producir infecciones (lo que se conoce como infecciones oportunistas).

¿Existe tratamiento para el VIH? Actualmente no, pero sin embargo existen fármacos antirretrovirales que permiten mantener una carga viral indetectable y llevar una vida completamente normal. Esto significa que la concentración del virus en sangre es tan baja que no puede ser detectada. Las personas seropositivas que toman el tratamiento de forma adecuada y mantienen su carga viral indetectable evitan el progreso de la enfermedad y reducen el riesgo de transmitir el virus a otras personas.

¿Las ITS se transmiten solo en el momento de la eyaculación? No. La transmisión puede tener lugar siempre que exista un contacto directo con la zona íntima y/o exista intercambio de fluidos sin que haya una barrera. El sexo oral sin protección también es una vía de contagio frecuente.

¿El resultado del test puede ser negativo, aunque el paciente esté realmente infectado? Para poder realizar un diagnóstico correcto es necesario conocer el periodo ventana de las enfermedades que se quieren analizar. El periodo ventana hace referencia al tiempo mínimo que tiene que transcurrir desde el momento en el que ocurre la infección hasta el momento en el que se puede detectar con fiabilidad mediante una prueba diagnóstica. Por tanto, si el paciente se encuentra en este periodo ventana, el resultado del test puede ser negativo aun estando realmente contagiado. Además, los resultados también pueden ser falsamente negativos en pacientes inmunodeprimidos incluso habiendo transcurrido el mentado periodo.

Si he tenido ya una ITS, ¿puedo volver a tenerla en el futuro? Hay ciertas ITS que pueden tratarse y curarse con tratamiento. No obstante, si volvemos a tener un contacto sexual con una pareja infectada podemos volver a contagiarnos (es el caso por ejemplo de la infección por clamidia, la gonorrea o la sífilis). Por el contrario, existen algunas ITS (VIH, VHB, herpes) que una vez adquiridas pueden cronificarse y reactivarse en determinados momentos.

Solo he tenido un encuentro sexual sin protección. ¿Puedo estar contagiado? Siempre que se tengan relaciones sexuales sin protección es posible contagiarse de una ITS, aunque solamente haya tenido lugar un encuentro sexual. La única forma de evitar el contagio es utilizar preservativo. Si has mantenido relaciones sexuales sin preservativo y no conoces tu estado de salud sexual ni el de tu pareja es importante realizarse un test de ITS. 

noticias de noticiasdealava