Obesidad y diabetes, las pandemias del S. XXI

La diabetes se ha convertido en una grave enfermedad que va en aumento. Hoy se conmemora el Día Mundial de la Diabetes con el propósito de dar respuesta a este alarmante aumento de casos, conocer sus causas, síntomas, tratamientos.... Tan sólo dos días antes, el pasado viernes, se celebró el Día Mundial de la Obesidad

12.11.2021 | 10:36
El doctor Carbajo durante una intervención. Foto: Centro de Excelencia para el Estudio y Tratamiento de la Obesidad y la Diabetes

Con el fin de informar y concienciar a la población mundial de los graves peligros que suponen la obesidad y sus comorbilidades asociadas, como la diabetes tipo II y, por tanto, del alto riesgo cardio-vascular y de poder padecer un fallecimiento prematuro por causa de la misma, el pasado viernes se celebró el Día Mundial de la Obesidad y la Diabetes tipo II.

Convertida en la actualidad en la principal causa de muerte en los países desarrollados o en vías de desarrollo, si hay una voz autorizada para hablar de obesidad es, sin lugar a dudas, la de uno de los cirujanos de mayor prestigio y reconocimiento internacional, el director del Centro de Excelencia para el Estudio y Tratamiento de la Obesidad y la Diabetes en Valladolid, el profesor Miguel Ángel Carbajo Caballero.

El doctor Carbajo ha sido uno de los pioneros en España y en el mundo en el desarrollo de la cirugía laparoscópica y también en el estudio y tratamiento de la obesidad, lo que le ha permitido realizar durante más de 30 años todo tipo de procedimientos quirúrgicos, crear nuevas técnicas y diseñar uno de los procedimientos de mayor éxito y crecimiento en todo el mundo, como es el Bypass Gástrico de Una Anastomosis (BAGUA en español y OAGB en la terminología inglesa), dotado de un gran poder metabólico y, por tanto, de inmejorables resultados a muy largo plazo, tanto para el control de la obesidad como de la diabetes tipo II.

La diabetes tipo II asociada a la obesidad implica peligros como un alto riesgo cardio-vascular o padecer un fallecimiento prematuro

Actualmente, sigue operando a sus pacientes en el Centro de Excelencia para el Estudio y Tratamiento de la Obesidad y la Diabetes de Valladolid, acreditado por la Federación Mundial de Sociedades Científicas sobre la Obesidad (IFSO), Centro de Excelencia que dirige desde hace décadas y al que han acudido y llegan a diario pacientes tanto nacionales como internacionales, pero sobre todo, miles de pacientes procedentes de Euskadi, con los que el especialista ha establecido muy estrechas relaciones y obtenido múltiples reconocimientos honoríficos de los que se siente extremadamente orgulloso.

Pero quizá una de las facetas más importantes del profesor Carbajo es su extraordinaria labor científica, tanto en investigación como en enseñanza y divulgación Internacional, teniendo constantemente fellows de todo el mundo que acuden a aprender la técnica BAGUA, al igual que su presencia tanto on line como en directo ha sido de absoluta referencia en los foros y congresos internacionales por todo el mundo.

Compaginar la actividad médico-quirúrgica diaria con la investigación, la enseñanza, los estudios científicos y la expansión de su técnica de máximo poder metabólico, junto con visión diaria en el cambio de vida de sus pacientes, el comprobar la recuperación del peso normal y el control de la diabetes tipo II, la calidad de vida y la prolongación saludable de la misma, es la mayor satisfacción moral y personal que puede experimentar un experimentado profesional como el doctor Carbajo.

El Bypass Gástrico de Una Anastomosis (BAGUA) es uno de los grandes éxito del doctor Carbajo en su lucha contra la obesidad

Solo durante estas últimas semanas hemos podido verle en presencia física en el Congreso de la Sociedad Turca de Cirugía Laparoscópica y Obesidad, y on line en el Congreso de la Sociedad Italiana de Obesidad, de la Sociedad Peruana, Argentina y Dominicana, así como Conferencias con Dubai, Quito, Nápoles, Tijuana y otros cursos de formación, recibiendo el reconocimiento a su trayectoria por su valiosa contribución en el campo de la cirugía bariátrica y metabólica.

Obesidad más allá de la voluntad del paciente


La obesidad es una enfermedad del metabolismo humano que se caracteriza por su carácter grave, inflamatorio, crónico y que no depende en absoluto de la "fuerza de voluntad del paciente".

Es grave porque se acompaña de múltiples factores de riesgo cardio-vascular que van empeorando si no se resuelve la obesidad, como son la diabetes tipo II, la hipertensión arterial, la apnea del sueño, el colesterol, varios tipos de cáncer y riesgo de ictus o infarto cardíaco entre otros.

Es una enfermedad crónica y progresiva, que lleva al paciente de dieta en dieta durante años perdiendo calidad de vida e incrementando con el tiempo tanto la misma obesidad como el riesgo cardio-vascular.

Solamente algunos escasos modelos de cirugía pueden introducir los elementos metabólicos necesarios como para provocar un descenso de peso satisfactorio y eliminar las comorbilidades asociadas a largo plazo.

La obesidad es también una enfermedad incontrolable por la mente humana y, por tanto, del paciente. No depende de su fuerza de voluntad. Hoy sabemos que la genética del 'homo sapiens' está diseñada para un peso normal y, por tanto, no acepta ni tolera la obesidad. También conocemos que el tejido graso humano funciona como un potente órgano endocrino-metabólico y es fundamental para que determinados mecanismos neuro-hormonales y de control de nuestros órganos internos vitales para la vida, actúen adecuadamente e impidan la obesidad y otros trastornos alimentarios.

Imagen gráfica de la técnica BAGUA que practica el doctor Carbajo.

La obesidad es, además, de origen desconocido, y por tanto no sabemos porqué en determinadas condiciones y personas el tejido graso se modifica y comienza un proceso progresivo y crónico de proliferación celular, lo que conduce a la aparición de nuevos miles de billones de células grasas que son las responsables del incremento del peso en grasa y de la expansión de la misma por todos nuestros órganos, aparatos y sistemas. Y esto es precisamente la obesidad.

Por tanto, si los mecanismos metabólicos normales no funcionan correctamente todo se viene abajo. Por esto no se debe culpabilizar al paciente obeso, ya que no está en su 'fuerza de voluntad' el poder resolver una enfermedad tan compleja como ésta, sino que al igual que sucede con otras enfermedades graves, hay que darle una respuesta segura y eficaz. Y preferentemente que sea duradera para toda su vida, lo que no cualquier técnica puede conseguir.

Obesidad y diabetes tipo II


La obesidad es una grave enfermedad, reconocida por la OMS como la principal causa de fallecimiento prematuro en el mundo. Es la causante de la diabetes tipo II y produce además hipertensión, hígado graso, apnea del sueño, aumento del colesterol y cáncer. Al final conduce a la incapacidad física y social, a muchos trastornos psicológicos y sobre todo al severo incremento del riesgo cardio-vascular y por tanto, del infarto cardíaco o cerebral.

A su vez, la diabetes tipo II se vincula a la obesidad y al sobrepeso y se comporta como una enfermedad devastadora e invalidante que avanza progresivamente y produce daños irreparables en muchos órganos, sobre todo en la vista, riñón, cerebro, corazón y extremidades. Hoy se puede controlar la diabetes por completo si el paciente llega en fases tempranas y controlarla muy bien aún en el caso de diabéticos con lesiones muy avanzadas.


Entrevista al doctor Miguel Ángel Carbajo

    Creador de la técnica BAGUA hace ya 20 años, más de 4.500 pacientes han sido intervenidos en su Centro de Excelencia de Valladolid con resultados excelentes. 
  • ¿ En qué consiste la técnica BAGUA que usted practica?
    —Diseñé esta técnica hace ya 20 años, que en la nomenclatura inglesa se denomina OAGB (One Anastomosis Gastric Bypass). Esencialmente en un procedimiento parcialmente restrictivo pero sobre todo muy hipo-absortivo para las grasas y los carbohidratos complejos, asegurando un muy alto grado de eficacia y seguridad a largo plazo para el control de la obesidad, la diabetes y otras enfermedades asociadas. Es decir, introducimos múltiples mecanismos metabólicos que hacen que los nutrientes de alto componente calórico y que producen obesidad, no se absorban y, por tanto, pueda mantenerse la pérdida de peso y el control de la diabetes tipo II.
  • ¿Qué ventajas presenta este bypass gástrico de una anastomosis frente al bypass gástrico convencional?
    —Después de haber sido uno de los pioneros en España del bypass en Y Roux, decidí investigar en este nuevo modelo de Bypass de Una Anastomosis (BAGUA) para reducir las complicaciones graves derivadas del primero y evitar las reganancias de peso a largo plazo. El BAGUA reduce en doce veces las complicaciones perioperatorias del bypass convencional y proporciona mayor descenso del peso y control de la diabetes tipo II y las comorbilidades a medio y largo plazo. Es más sencillo, más rápido, más eficaz y más seguro.
  • ¿Por qué se resuelve de forma tan eficaz la diabetes de tipo II?
    —La diabetes tipo II se controla y remite no solo por la bajada de peso, sino sobre todo por la introducción de mecanismos metabólicos derivados del bypass gastrointestinal que liberan determinadas hormonas estimulantes de las células beta pancreáticas productoras de insulina. Igualmente en el BAGUA entran en acción la activación de determinadas células (K-L) que se encuentran en el intestino terminal y sobre todo, debido a la tesis del incremento del metabolismo intestinal que aparece después de una operación de BAGUA y que hace que la glucosa pase de nuevo al interior de la luz intestinal, controlando los niveles de glucosa normales en sangre. Sobre nuestra experiencia, decir que hemos controlado totalmente la diabetes tipo II en un 96% de los pacientes y lo hemos mejorado en el 4% restante. Y siempre los resultados serán mejores cuanto antes se afronte la enfermedad, es decir, cuanto antes se pueda acceder a la cirugía.
  • ¿Cualquier persona con sobrepeso excesivo puede someterse a este tipo de cirugía?
    —En principio, todos aquellos pacientes portadores de obesidad o diabetes tipo II si no presentan contraindicaciones absolutas pueden realizarla. La lucha contra la obesidad y la diabetes tipo II es una lucha por la salud y por la vida. También es una lucha contra el tiempo: cuanto antes se resuelvan mejor.
  • ¿Cuántos casos y con qué índice de éxito ha tratado?
    —A lo largo de toda nuestra vida profesional hemos operado muchos miles de pacientes con todo tipo de procedimientos quirúrgicos. Pero en los últimos 20 años, muchos pacientes han sido los intervenidos con la técnica BAGUA y con resultados calificados como excelentes en la pérdida de peso a largo plazo, en la calidad de vida, en la normalización de la alimentación, en el mantenimiento de todo ello a lo largo de la vida y en el control de la diabetes tipo II y otras comorbilidades graves vinculadas a la obesidad. El alto grado de satisfacción de nuestros pacientes y su confort de nueva vida son nuestra mayor satisfacción y nuestro estímulo para seguir en la lucha contra la obesidad y la diabetes tipo II.
  • Centro de Excelencia para el Estudio y Tratamiento de la Obesidad y la Diabetes. 983304055 - 663509979 
noticias de noticiasdealava