Importancia de la revisión ginecológica

17.01.2020 | 09:59

Un seguimiento regular en sus revisiones ginecológicas es fundamental para la salud de la mujer, por cuanto permite prevenir y detectar de forma temprana enfermedades ginecológicas y poder ofrecer un asesoramiento personalizado para todas aquellas dudas que la mujer desee plantear al especialista sobre el funcionamiento y trastornos del sistema reproductor femenino. Hay que tener en cuenta que los cuidados que necesita la mujer a lo largo de su vida son específicos y varían a medida que va cumpliendo años, será el ginecólogo quien realice y decida el seguimiento necesario en de cada mujer en la etapa en la que se encuentre. El especialista en Ginecología dirigirá el diagnóstico y tratamiento adecuado en cada paciente.

Es por ello que debemos tener claro que la exploración ginecológica es esencial para evaluar el estado de salud, prevenir patologías oncológicas y ginecológicas asociadas a su edad y, también, antecedentes clínicos y/o familiares. Desde IMQ insistimos en la importancia que tienen los exámenes rutinarios en la salud de la mujer. Las revisiones ginecológicas son esenciales para evaluar el estado de salud, por ello hemos querido solventar algunas dudas al respecto.

¿En qué consiste la revisión ginecológica?

Una revisión ginecológica completa comienza con un interrogatorio clínico, exploración física y, si son necesarias, la realización de pruebas auxiliares para completar la historia clínica de la paciente.

  • Interrogatorio clínico: antecedentes personales, antecedentes familiares, historia menstrual y aspectos sexuales a destacar.

  • Exploración física: reconocimiento general del abdomen, inspección de los genitales externos, tacto de la vagina y del cuello uterino y exploración mamaria para detectar cualquier anomalía.

  • Pruebas auxiliares: citología, HPV, mamografía, ecografía mamaria, biopsia, estudio de infertilidad€

¿Por qué es necesaria la exploración ginecológica?

Triple finalidad:

  • Prevención: el control ginecológico es fundamental para la prevención de distintas patologías.

  • Diagnóstico precoz: se evalúa el estado del aparato genital y las mamas, para comprobar que esté todo en orden y, de no ser así, detectarlo de forma precoz y comenzar el tratamiento.

  • Solución: si se detecta alguna anomalía será el ginecólogo quién de comienzo al tratamiento más adecuado.

Toda mujer debe hacerse una revisión ginecológica anual, la primera revisión debería ser:

  • En el momento en el que se comienzan las relaciones sexuales

  • A partir de los 25 años, pese a no haber comenzado con las relaciones sexuales


 

ETAPAS:

La Dra. Austria Guillermina, ginecóloga del Centro Médico IMQ Amárica, señala la importancia que tiene tener en cuenta las necesidades específicas de cada mujer y el tramo de edad en el que se encuentra, acorde a esos datos y la información que se ofrezca, recomendará, al menos, una revisión anual periódica para la realización de un chequeo completo.

Edades y razones

Adolescencia - Antes de los 18 años

Las mujeres con la primera menstruación, también llamada menarquía, experimentan un cambio físico, psicológico y emocional, antes de esta edad pueden iniciarse en las relaciones sexuales exponiéndose a enfermedades de transmisión sexual como el virus del papiloma humano (VPH). La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el virus del papiloma humano de no ser tratado puede originar cáncer de cuello de útero. Por ello, se insiste en la importancia que tienen las revisiones desde edades muy tempranas.

Patologías; enfermedades de transmisión sexual. Una vez se comience la vida sexual hay que prestar atención a las posibles enfermedades de transmisión sexual, el papiloma humano es el más común.

Pruebas diagnósticas; se puede acudir a un ginecólogo antes de los 18, el especialista utilizará herramientas y solicitará pruebas acordes a las necesidades de la paciente.

Juventud y maternidad- De los 18 años hasta los 40 años

Este sería el tramo de edad ideal para realizar la primera visita oficial al ginecólogo, a partir de aquí se recomienda hacer a lo largo de nuestra vida un seguimiento y control anual.

Patologías comunes: enfermedades de transmisión sexual (virus del papiloma humano), dolor y alteraciones menstruales y cáncer cérvico uterino.

Pruebas diagnósticas citología , ecografía transvaginal y exploración de mamas

  • Citología: es una prueba que se lleva a cabo para el estudio de las células pertenecientes al cuello uterino de la mujer. Para ello, se le introduce un cepillo y una espátula con el objetivo de realizar un raspado suave en el cérvix.

  • Ecografía transvaginal: se realiza mediante una sonda y permite evaluar el estado del útero, los ovarios, las trompas de Falopio y el área pélvica de la mujer.

  • Exploraciones mamarias: esta exploración por parte del especialista sumado a la autoexploración mamaria serán vitales para la prevención de cáncer de mama. Si quieres aprender a hacerla, puedes pedir a tu especialista que te enseñe la técnica para realizarla de forma adecuada.

En la maternidad cobra importancia la especialidad de Obstetricia que es la parte de la medicina que se encarga de todo lo relacionado con el embarazo, el parto y su posterior etapa. Los controles prenatales son fundamentales para conocer el estado de salud de la mujer y su hijo durante todo el embarazo. A partir de los 35 años la fertilidad disminuye, debes consultar a tu médico si decides tener hijos o ves que no lo has conseguido en 6 meses.

Premenopausia – A partir de los 40 años

Patologías; cáncer cérvico uterino, cáncer de mama. Disfunciones hormonales y premenopausia.

Pruebas diagnósticas; mamografía y ecografía mamaria.

  • Mamografía: la más utilizada para la detección de cáncer de mama. Esta prueba comprime de manera gradual los senos para poder observar con nitidez su interior, suele ser algo molesta pero muy eficaz. Lo ideal sería realizársela una semana después de haber tenido el periodo.

  • Ecografía de mama: se realiza como prueba complementaria a la mamografía, es indolora y consiste en examinar los senos con gel y ultrasonidos que permitan diferenciar entre protuberancias solidas o quiste y lesiones de mama benignas o malignas. Esta prueba es aconsejable para pechos densos.

Es necesario destacar la importancia de solicitar ambos análisis, debido a que hay imágenes que la ecografía percibe y la mamografía no, y viceversa. Sin olvidarnos de la importancia que tiene la autoexploración.

Madurez - A partir de los 50 años

Pruebas diagnósticas; densitometría y analíticas específicas

  • Densitometría: se utiliza una dosis muy pequeña de rayos X para producir imágenes en el interior del cuerpo, esta prueba es capaz de medir la cantidad de calcio que tienen nuestros huesos. Se realiza tumbada y sin necesidad de quitarse la ropa, únicamente hay que evitar llevar objetos metálicos.

  • Analíticas específicas

Tras la menopausia el efecto protector que ejercían los estrógenos en el cuerpo de la mujer se pierde, por eso es importante tener un control periódico del estado del calcio en los huesos de las mujeres y mantener un seguimiento para prevenir lesiones futuras.

En torno a los 60 años, será necesario tratar la debilidad del suelo pélvico y la incontinencia urinaria explica el/la especialista de IMQ.

Síntomas de alarma

Más allá de las revisiones anuales rutinarias, se debería ir al ginecólogo si se perciben alguno de estos factores de riesgo:

  • Dolor pélvico agudo

  • Menstruaciones dolorosas, o lo que es lo mismo, dismenorrea

  • Reglas irregulares durante un largo periodo de tiempo

  • Hinchazón, picor o flujo anormal

  • Sangre en la orina

  • Retraso mensual

  • Intuyes que puedas tener una enfermedad de transmisión sexual
     

Como apoyo a la prevención y promoción de la salud, IMQ ha lanzado recientemente Canal Mujer, un espacio digital enfocado en la prevención y cuidado de la salud femenina cuyo contenido cuenta con el aval de los profesionales de nuestro cuadro médico. Esta nueva web ha sido desarrollada con el objetivo de dar a la salud de la mujer la importancia que se merece, ya que muchas veces descuidan su salud preocupándose más por la del resto de su familia.

Por ello, es importante recordar que una revisión ginecológica es vital para confirmar que está todo en orden. En IMQ Amárica, contamos con la última tecnología y profesionales sanitarios que ofrecen la atención ginecológica personalizada necesaria para la mujer en cada etapa de su vida.