Muere en sus brazos 'Ndakasi', la gorila que rescató hace 14 años

La primate que se hizo famosa por un 'selfie' fallece tras una enfermedad en el Congo

08.10.2021 | 14:08
Ndakasi, aferrada a su cuidador, Andre Bauma, días antes de morir.

La historia de la gorila Ndakasi ha estado ligada toda su vida a la de Andre Bauma, el hombre que la salvó de la muerte hace 14 años cuando aún era un bebé y en cuyos brazos murió hace unos días en la República Democrática del Congo, según recoge Efe. Ndakasi, nacida en el grupo de la familia de gorilas Kabirizi en abril de 2007, fue rescatada con apenas dos meses por los guardabosques del parque de Virunga, el parque nacional más antiguo de África. La encontraron aún aferrada a su madre, que había muerto tras los disparos de unos milicianos armados y, al no hallar más familiares suyos en la zona, decidieron llevársela a un centro en una ciudad cercana, donde Bauma se hizo cargo de ella, porque con dos meses sería muy difícil su supervivencia en la naturaleza.

Durante la primera noche, Bauma tuvo al bebé cerca de él, manteniendo su pequeño cuerpo apretado contra su pecho desnudo para darle calor y comodidad. Ella sobrevivió; sin embargo, el trauma de perder a su familia junto con un largo período de rehabilitación hizo que Ndakasi fuera demasiado vulnerable para regresar a la naturaleza. Así que junto a su amigo gorila huérfano Ndeze, fue trasladada en 2009 al orfanato de gorilas de montaña de Senkwekwe en Virunga, donde ha tenido una vida pacífica con sus cuidadores y otros gorilas de montaña huérfanos.

"Compartíamos la misma cama, jugaba con ella, la alimentaba. Puedo decir que soy su madre", afirmaba Bauma en 2014. "La amaba como a una niña, su personalidad alegre me hacía sonreír cada vez que interactuaba con ella", recordaba días después de su muerte, que tuvo lugar el 26 de septiembre tras una larga enfermedad que en su tramo final deterioró rápidamente su salud. "Dio su último aliente en los amorosos brazos de su cuidador y amigo de toda la vida, Andre Bauma", relataron desde el parque Virunga, creado en 1925, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979 y que acoge a más de la tercera parte de los aproximadamente mil gorilas de montaña que quedan en el mundo.

"Fue un privilegio apoyar y cuidar a una criatura tan amorosa, especialmente sabiendo el trauma que sufrió Ndakasi a una edad muy temprana. Se podría decir que se asemejó a su madre, Nyiransekuye, cuyo nombre significa 'alguien feliz de dar la bienvenida a los demás", dijo Bauma, "orgulloso" de llamar "amiga" a la gorila.
"Todos nosotros en Virunga la extrañaremos, pero estaremos eternamente agradecidos por la riqueza que Ndakasi trajo a nuestras vidas durante su tiempo en Senkwekwe", agregó, apenado, el cuidador.

El 'selfie' que dio la vuelta al mundo

La vida de Ndakasi estaba bien documentada y apareció en varios programas y películas, incluido el documental Virunga, donde sale riendo a carcajadas mientras un cuidador le hace cosquillas. Pero realmente saltó a la fama en internet en 2019, cuando un selfie de ella se volvió viral en el Día de la Tierra. La foto muestra a Ndakasi y su amigo Ndeze, ambos de pie, relajados, con el vientre hacia fuera y una sonrisa descarada detrás de un guardabosques.

El popular 'selfie' en el que aparecen 'Ndakasi' y su amigo 'Ndeze'.

Los gorilas de montaña habitan principalmente en los bosques de los parques nacionales de Ruanda, Uganda y el Congo, pero cada día están más amenazados por el cambio climático, la reducción de sus espacios naturales por acción del hombre y por los cazadores furtivos, además de por los grupos armados que, en el caso del Congo, se enfrentan al Gobierno del país y que tienen su base en el parque Virunga.

noticias de noticiasdealava