Mercedes-Benz Citan

En muy buena compañía

Cuando un comprador necesita espacio, versatilidad, funcionalidad y sentido práctico en un vehículo compacto, nada como el nuevo Mercedes-Benz Citan, un ejemplo perfecto de que siempre se está mejor en buena compañía

14.11.2021 | 00:12
El nuevo polivalente de Mercedes será todo un acierto tanto para el uso profesional, al que se destina sobre todo la versión furgón, como para el familiar y de ocio. Fotos: Mercedes-Benz

Hace unos pocos años, cuando los principales fabricantes generalistas anunciaban su intención de dejar de comercializar monovolúmenes, tanto compactos como pequeños, para centrarse en la nueva tendencia SUV, más de un comprador, usuario y periodista se lamentó –este redactor también- de que el mercado perdiera un tipo de automóvil que había consagrado la funcionalidad, la comodidad y la conducción en familia como valores de referencia. Lo cierto es que a esos primeros productores se unieron otros muchos que abandonaron los monovolúmenes, que habían sido durante años los grandes protagonistas de las listas de ventas.

Afortunadamente, todavía hay marcas que siguen creyendo en este tipo de vehículos, como es el caso de Mercedes-Benz con su Clase B –hay muchos Mercedes que me gustan, pero acercándome a gran velocidad a mi sexta década vital, el Clase B sería sin duda la compra más lógica y sensata-. En cualquier caso, los fabricantes de movolúmenes no quisieron arriesgarse a renunciar a tan apetitosa parte del pastel, por lo que recurrieron a su sección de comerciales para crear versiones que ofrecieran todo el espacio deseable, la robustez y funcionalidad de una furgoneta compacta asociadas al confort, comportamiento dinámico, seguridad y equipamiento de un turismo moderno, y además dotaron a esta nueva generación de modelos, perfectos como furgonetas de reparto a pequeña y media escala, al tiempo que ejemplares para el empleo como turismo familiar y de ocio, de un diseño francamente atractivo. Y ahí es donde entra de lleno la nueva generación de Mercedes Citan (furgón) y Citan Tourer (monovolumen compacto), que es una demostración perfecta de todo esto bajo el prisma de máxima calidad y sentido práctico de Mercedes.

La firma alemana define a sus Citan y Citan Tourer como "la solución para los clientes profesionales, los de uso dual y los particulares que necesitan habitabilidad y espacio de carga. Con sus cinco plazas y un maletero de 775 litros, dentro de unas dimensiones de 4,498 metros de largura, 1,859 de anchura, 1,811 de altura (1,852 con las barras de techo) y 2,716 de distancia entre ejes, un amplio equipamiento de confort y seguridad, conectividad MBUX, servicios digitales Mercedes me y disponible desde 155 euros al mes o 167 euros con mantenimiento incluido", poco más se puede pedir.

A estas alturas ya nadie separa funcionalidad, belleza y gusto por el detalle, algo que permite entender que Mercedes describa a su Citan Tourer como una demostración de "proporciones equilibradas y atractiva configuración de las superficies en su diseño, con dimensionados hombros y pronunciados pasos de rueda que acentúan la fuerza y emotividad del vehículo, elementos estilísticos poco habituales en un modelo de este segmento". El gran espacio interior, la excelente habitabilidad en relación al tamaño exterior y los múltiples y prácticos detalles de equipamiento ofrecen tanto al profesional como al usuario familiar y de ocio y tiempo libre un automóvil versátil, confortable y seguro y con amplias posibilidades de personalización.

Los detalles que hacen la vida más fácil tanto en el trabajo como en los desplazamientos diarios y los de ocio, ya sea solo, acompañado, en familia o a plena carga, son numerosos, como lo demuestran, sus puertas laterales correderas –ideales para que los niños no estropeen nuestra carrocería y la del coche aparcado al lado al subir o bajar del vehículo-, el portón trasero o las puertas posteriores de doble hoja, la banqueta trasera divisible 1/3-2/3, los numerosos huecos portaobjetos, la mesitas integradas y con portavasos tras los respaldos delanteros, los anclajes para silletas infantiles en los asientos laterales traseros y en el del acompañante –que detecta automáticamente la presencia de ésta y desactiva el airbag frontal derecho-, la climatización bizona, el freno de mano eléctrico, el volante multifunción, la carga inalámbrica del teléfono móvil, la pantalla táctil de siete pulgadas, el asistente de aparcamiento Parktronic, el sistema de infoentretenimiento MBUX con asistente de voz Hey Mercedes, además de numerosas ayudas a la conducción (detector activo de cambio de carril, asistente de viento lateral, ayuda al arranque en pendiente, advertencia de cansancio, llamada de emergencia, asistente de frenado activo, control de ángulo muerto, indicador de velocidad límite con detección de señales y hasta asistente activo de distancia con función automática de conducción en retenciones), así como siete airbags, uno ubicado entre los ocupantes delanteros para que no se lesionen entre ellos.

Por último, y a la espera del motor diésel 112 CDI de 116 CV, 270 Nm y 175 km/h y del cambio DCT de doble embrague y siete marchas, las opciones mecánicas, todas con caja manual de seis velocidades, se centran en el diésel 110 CDI (95 CV, 260 Nm y 164 km/h) y los gasolina 110 (102 CV, 200 Nm y 168 km/h) y 113 (131 CV, 240 Nm y 183 km/h), con precios que parten de los 25.270 euros y dos acabados disponibles: Base, de orientación más funcional, y Pro, de diseño más atractivo y superior equipamiento.

Provisto de motores de gasolina y diésel y cambio manual, en el futuro llegarán la caja automática y una versión totalmente eléctrica

Tan práctico y resistente como una furgoneta mediana y tan versátil, cómodo, seguro y tecnológico como un turismo compacto, es el Citan Tourer

noticias de noticiasdealava