motor

Elegancia deportiva en perfecto equilibrio

27.12.2020 | 00:12
Audi Q5

Mejorar lo muy bueno y exitoso comercialmente suele entrañar riesgos, al menos para el común de los mortales; sin embargo, no es nada nuevo ni intimidatorio para quienes han desarrollado el nuevo Audi Q5, siempre acostumbrados al más difícil todavía.

El Q5 es sin duda uno de los grandes éxitos de Audi en los últimos años. Pocos modelos encarnan tan brillantemente los valores de la firma de los cuatro aros como este SUV elegante, deportivo, distintivo, robusto, amable, fácil y tremendamente placentero. Y todo ello con un equilibrio casi imposible de superar, tanto por otros modelos de la marca como de la competencia. Así que mejorarlo es siempre todo un reto para los ingenieros y diseñadores de la casa alemana, incluso cuando de lo que se trata es de realizar una actualización en profundidad, como la que está prevista que llegue al mercado el próximo otoño y de la que ahora les damos cuenta.

El futuro Q5 aporta, según Audi, "un diseño más nítido, con una identidad Q aún más marcada y grupos ópticos traseros con la nueva tecnología Oled digital -extremadamente eficientes, generan una superficie luminosa homogénea y permiten crear diferentes diseños y firmas lumínicas partiendo de un único elemento de hardware, en el caso del Q5 serán tres firmas diferentes, y la activación de las luces traseras al acercarse el conductor a menos de dos metros del vehículo-; estrena el sistema de control táctil MMI touch y sus sistemas de propulsión incorporan tecnología Mild Hybrid (hibridación suave) y TFSIe (mecánicas híbridas enchufables)". Con todos estos cambios Audi pretende que el que ha sido uno de los SUV Premium de tamaño medio más vendidos en el mercado europeo durante años resulte ahora mejor y más atractivo, "combinando un carácter deportivo con una excelente versatilidad para la utilización cotidiana", además de incluir una amplia gama de asistencias a la conducción y sofisticadas y completas opciones de infoentretenimiento.

El diseño exterior ha sido desde siempre un aspecto destacado del Q5, con una imagen que expresa elegancia, potencia, robustez, deportividad, seguridad y armonía. El nuevo diseño potencia estas cualidades "con una parrilla frontal Singleframe octogonal más ancha y tridimensional, mientras que las entradas de aire laterales son más altas y están flanqueadas por molduras con forma trapezoidal. La sección superior de los faros de led cuenta con una nueva firma lumínica para la luz diurna. En su vista lateral el Q5 parece ahora más ligero gracias al rediseño de los faldones. En la parte trasera se incluye un nuevo elemento decorativo entre los grupos ópticos, así como un difusor de nuevo diseño con una aleta horizontal". El nuevo Q5 estará disponible con un acabado de acceso y otras tres líneas opcionales: Advanced, S line y Black line, junto con doce colores de carrocería (entre ellos los nuevos Verde Distrito y Azul Ultra) y las terminaciones interiores estándar y S line.

En líneas generales, y salvo el incremento en su largura en 1,9 centímetros debido a los nuevos paragolpes, con lo que la longitud total queda en 4,68 metros, el próximo Q5 conserva sus cotas de anchura (1,89 metros), altura (1,66 metros) y distancia entre ejes (2,82 metros), lo que permite configurar un espacioso habitáculo, perfectamente modulable con la opción de la banqueta trasera plus para regular longitudinalmente la distancia para las piernas de los pasajeros y ajustar la inclinación de los respaldos. El maletero se sitúa en una capacidad que oscila entre 550 y 1.550 litros. A destacar, además del portón trasero eléctrico de serie, la excelente aerodinámica del Q5, con un Cx de solo 0,30.

Junto a una conectividad de primera clase, la posibilidad de elegir entre cuatro tipos de suspensiones (estándar, tren de rodaje deportivo, amortiguación controlada electrónicamente y neumática), dirección dinámica, siete modos de conducción (incluido off-road) y hasta control de descenso, amén de un arsenal de asistencias a la conducción, el nuevo Q5 incorporará mecánicas con potencias entre 163 y 367 CV, además de la tracción integral Quattro. Los gasolina 40 y 45 TFSI dispondrán de 204 y 265 CV y los 50 y 55 TFSIe (híbridos enchufables) contarán con 300 y 367 CV, con autonomías en modo exclusivamente eléctrico por encima de los 50 kilómetros. Entre los diésel se espera junto a los 35 TDI (163 CV) y 50 TDI (341 CV) un 40 TDI con un motor dos litros de 204 CV y 400 Nm que le permitirán alcanzar los 222 km/h y pasar de 0 a 100 km/h en sólo 7,6 segundos, destacando por sus bajos consumos (6,3 litros) y mínimas emisiones de óxidos nitrosos. Esta atractiva versión, con tracción Quattro y cambio S tronic de siete marchas, se venderá en nuestro país desde 51.980 euros.