Los robots, grandes aliados

En aeropuertos, restaurantes, hoteles... Cada vez es más habitual ver a los robots en todo tipo de espacios y ejerciendo profesiones que nunca imaginaríamos. descubrimos a algunos de los más curiosos que han salido al mercado.

11.11.2021 | 10:14
Little White Dragon, un juguete inteligente creado para niños.

Pequeños, grandes, con brazos y piernas o patas, con voz propia... Así son los robots que ayudan en las labores de casa, realizan trabajos difíciles y peligrosos o simplemente hacen compañía. Estas son algunas de sus funciones, que cada día se van mejorando e incluyendo en distintos sectores.

Spot es el robot cuadrúpedo de Boston Dynamics, con forma similar a un perro, que de momento tiene un uso únicamente industrial. Así, se puede programar para que realice tareas de seguridad, inspección de grandes infraestructuras y control remoto. La mayor ventaja es que tiene patas en vez de ruedas como su antecesor, por lo que puede subir escaleras y acceder a más lugares. A España ha llegado de la mano de la empresa Plain Concepts, que ofrecerá soluciones de Microsoft personalizadas a las empresas que utilicen este robot (a la venta por unos 64.000 euros). La compañía ya ha confirmado que lo integrarán con las gafas HoloLens 2 para mejorar su usabilidad. Incluye una batería que dura 90 minutos y él solo se dirige a los distintos puntos de carga antes de que se agote. También incorpora cámaras de visión 360 grados, micrófono y tecnología 5G, además de un brazo robótico para abrir puertas y agarrar objetos.


Sawyer es un robot capaz de cortar el pelo, pero solo con maquinilla.

Habíamos visto robots camareros, recepcionistas, es decir, principalmente aquellos diseñados para trabajar en el sector de la hostelería. Sin embargo, también se han creado para ejercer otras profesiones, gracias al avance de la tecnología, como puede ser la de peluquero. Esa es la función de Sawyer, capaz de cortar el pelo, aunque solo con maquinilla. Es verdad que no tiene precisión, ni técnica, ni improvisa como un auténtico peluquero humano, y que no usa tijeras, pero por algo se empieza. Solo corta el pelo que encuentra a su paso y con maquinilla. Para ello tiene un brazo que puede estirar y dos cámaras. Es capaz de aprender nuevos movimientos sencillos como este de cortar el pelo, aunque también puede utilizarse para trasladar objetos pesados, soldar, envolver paquetes o ensamblar maquinaria, es decir, tareas tediosas para una persona.

Robots que friegan el suelo y limpian los cristales ya existen. Pero ahora, Toyota ha dado un paso más y ha creado un robot mayordomo, capaz de hacer distintas tareas del hogar como limpiar la encimera o recoger objetos. Además, su tecnología le permite percibir el espacio en tres dimensiones, algo muy útil para no chocar con ningún elemento de la casa. Ello también les capacita para diferenciar el objeto en sí de un reflejo, por ejemplo.

Para niños
El mundo infantil no se queda atrás en cuanto al desarrollo de robots para los más pequeños. Aquellos con forma de perro son los más comunes para el entretenimiento, como XGo Mini, que gracias a su inteligencia artificial reconoce a su dueño y al que se le pueden enseñar acciones como dar la mano. Se puede mover con rapidez y aguanta sin caerse los golpes inesperados. El fin es que se mueva como lo haría un perro de vedad, aunque sus creadores no han querido darle parecido a un can real, ya que se trata de una estructura metálica.

Sin embargo, encontramos otras formas como la de Little White Dragon, un unicornio de Xpeng, el fabricante de vehículos eléctricos chino. El objetivo es convertirlo en el primer vehículo inteligente para los niños, ya que puede transportarlos, además de sortear los obstáculos. Tiene la función de reconocimiento de voz y rostros y la capacidad de interacción emocional inteligente. En la cabeza dispone de una pantalla para interactuar con los menores.

La empresa aún no ha adelantado fecha de lanzamiento, y por ahora es solo un prototipo del que tampoco se conocen las dimensiones, aunque en los vídeos publicados se aprecia que será del tamaño de un niño. Eso sí, se espera que tenga bien establecidas las medidas de seguridad, como que la velocidad no sea muy elevada y mantenga muy bien el equilibrio, ya que se trata de un modelo para los más pequeños de la casa.

Y los robots no solo sirven como juguete. Por ejemplo Robin, diseñado por la empresa estadounidense Expper Technologies, ayuda a los niños a no tener miedo de ir al dentista o a una clínica. Esta acción puede crear entre los pacientes estrés y ansiedad, algo que detecta el robot, que reconoce esas emociones y actúa como si fuese un amigo para calmar a los pequeños. Se convierte así en un acompañante antes y después de la intervención en la consulta, con el que se puede jugar a través de sus actividades interactivas. También puede ser controlado por el personal médico. 

 
Híbrido
Leonardo es un robot-drone diseñado por ingenieros del Instituto Tecnológico de California que camina sobre dos patas, puede volar y mantener el equilibrio. Pesa poco más de dos kilos y medio y mide 75 centímetros. En la parte de arriba tiene cuatro hélices para propulsarse. 
noticias de noticiasdealava