La crisis del covid dispara las estafas online: estas son las principales

La mayoría se concentran en el material sanitario, como guantes o mascarillas

17.08.2020 | 09:45
Los estafadores están aprovechando el coronavirus para cometer sus delitos.

Las compras online se han incrementado como consecuencia de la pandemia de coronavirus, especialmente durante el confinamiento. Según datos de la consultora Nielsen, más del 60% de la población realizó compras por Internet desde el Estado de Alarma. Esto se ha traducido en un aumento de las estafas digitales, que han crecido un 70%, y a su vez ha provocado un incremento en el número de personas en las listas de morosos del 72,78% durante los meses del confinamiento, señalan desde iMorosity.

La mayoría de estas estafas se concentran en material sanitario, como guantes, mascarillas, batas médicas, geles hidroalcohólicos, Equipos de Protección Individual (EPI), etc. Y al ser en muchos casos productos de bajo precio, apenas se han puesto denuncias. "Hasta compras realizadas por el Gobierno y por instituciones médicas se han visto estafados por esta situación lo que les ha supuesto pérdidas millonarias", recuerda Mario Mazaira, CEO de iMorosity.

Según iMorosity, del 72,78% de los nuevos apuntes en las listas de morosos, el 40% corresponde a estafas relacionadas con el coronavirus. De estas estafas, el 20% han sido por phishing (obtención de información confidencial de forma fraudulenta), el 10% por carding (uso ilegítimo de tarjetas de crédito), un 7% por pharming (suplantación de webs legales) y el 3% por spamming (envío fraudulento de mensajes con atractivas ofertas). El 32,78% restante por impago de líneas telefónicas o de cuotas por hipoteca o préstamos.

"Muchas personas que son víctimas de una estafa online entran en los ficheros de morosos y sin saberlo. El día de mañana, cuando vayan a solicitar un préstamo, una hipoteca o una simple portabilidad a otra compañía telefónica se lo denegarán por estar en un fichero", apunta Mazaria. Pero el problema de las estafas no solo es a corto plazo. "Lo peor de ser estafado por Internet es acabar en los temidos ficheros de morosos y que esto nos suponga un gran problema financiero", advierte el CEO de iMorosity.

Phishing, el rey de las estafas


El phishing, cuando una persona se hace pasar por una empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica para obtener datos bancarios, aumentó un 75% durante el confinamiento, según los datos del Centro Criptológico Nacional. Este organismo intervino más de 80.000 páginas web que contenían palabras clave para llamar nuestra atención. Todas ellas relacionadas con el coronavirus. De esa cantidad de páginas, 57.000 se crearon en marzo y su fin era estafar.

"Debemos desconfiar de todos aquellos correos que procedan de direcciones desconocidas y que verifiquemos que nos encontramos en la página oficial del comercio en el que queremos realizar la compra", expone Mario Mazaira. Las autoridades advierten de que este tipo de estafa se está haciendo viral y aconsejan tener un cuidado extremo.

"Los ciberdelincuentes cada vez se camuflan mejor y hay que tener mucho ojo para poder reconocer una web segura. Para prevenir este tipo de estafas, recomendamos fijarnos que la web sea 100% segura. Para ello, existen indicadores como que la barra espaciadora empiece por https:/ y que tenga el candado de seguridad cerrado. Los sellos de confianza online también son muy importantes, al igual que utilizar los métodos de pago más seguros, en los cuales, al hacer el pago, te llegará siempre un código a través de un SMS a tu teléfono móvil", aconseja el CEO de iMorosity.