La cabaña de madera en la que vive Carlos Alcaraz desde hace tres años

El tenista murciano ocupa una modesta casa prefabricada dentro de la academia de Juan Carlos Ferrero

11.05.2022 | 21:57
La casa prefabricada de madera en la que vive Carlos Alcaraz desde hace tres años.

Es el tenista de moda, su irrupción ha sido fulgurante y parece que va a ser una figura del más alto nivel durante muchísimos años. Pero Carlos Alcaraz sigue siendo un chaval que cumplió 19 años la semana pasada, que se sacó el carnet de conducir en febrero y que no vive en ninguna mansión de lujo.

El brillante vencedor del recién finalizado Masters 1.000 de Madrid (en el que derrotó a Rafael Nadal, Novak Djokovic y Alexander Zverev) vive en una espartana casa prefabricada de madera en la localidad de Villena (Alicante). De hecho, lleva tres años en ella. Y aunque no parezca un lugar muy lujoso para la que es ya una estrella internacional peor era el miniapartamento de apenas 25 metros cuadrados en el que residía antes en la capital alicantina.

Que viva en un lugar como ese tiene su explicación: la cabaña de madera, que vista desde fuera parece un bungalow de verano, forma parte del hotel rural Equelite, que pertenece a la academia de tenis del mismo nombre, un prestigioso centro de tecnificación creado por el extenista Juan Carlos Ferrero, que llegó a ser número 1 del mundo y que ahora es su entrenador y responsable directo de los éxitos del murciano.

Juan Carlos Ferrero y Carlos Alcaraz, en las pistas de Roland Garros. Foto: Equelite

Una academia que cuenta con 20 pistas de tenis, con técnicos de gran prestigio y en la que se han alojado figuras como Maria Sharapova y Pablo Carreño dentro de los 120.000 metros cuadrados que tiene la finca.

Parte de las instalaciones de la Academia de Juan Carlos Ferrero. Foto: Equelite

La casa prefabricada en la que vive Alcaraz tiene todo lo que el murciano necesita, o al menos necesitaba, hasta ahora: una habitación con baño completo unida a un pequeño salón con televisión, aire acondicionado, wifi, un porche con comedor al aire libre y un jardín con aparcamiento privado.

Una parte del interior de la casa de madera. Foto: Equelite

Y en la academia, además de las 20 pistas de tenis, hay piscina, gimnasio, restaurantes con menús para los clientes y especiales para los deportistas de alto nivel, amplias zonas verdes, variadas actividades deportivas dirigidas (tenis, pádel, baloncesto, bicicleta, running y fútbol) y numerosas playas a media hora, para aprovechar el buen clima alicantino. ¿Seguirá viviendo ahí ahora que está ganando unas cifras astronómicas?

La piscina que hay en la finca de 120.000 metros cuadrados. Foto: Equelite
noticias de noticiasdealava