Cinco aperitivos resultones para abrir la cena de Nochevieja sin mucho trabajo

A pocas horas de sentarse a la mesa de la última cena del año, siempre quedan detalles de última hora que a veces son los entrantes

30.12.2021 | 22:31
Una mesa preparada para una celebración.

Para aquellos a los que está a punto de pillar el toro del menú de Nochevieja, aquí van unas propuestas para abrir la última cena del año de forma apetecible y que quizá te eviten un plato principal porque los comensales ya lleguen saciados.

1. Gambas a la plancha

Además de las gambas, se necesita sal gorda, ajo, perejil y aceite de oliva. Majar el ajo y el perejil juntos. Reservar. En la plancha, hacer una cama ligera con un chorrito de aceite y la sal gorda. Con la plancha ya caliente, sobre la sal y el aceite ir colocando las gambas y untarlas con el majado. Cuando cambien de color, darles la vuelta. En función del tamaño, con medio minuto por cada lado suele valer.

2. Canapé de salmón

Con unas lonchas de salmón, el ahumado le da un toque especial pero no gusta a todos, queso fresco de untar, unas alcaparras o un poco eneldo, aunque cualquier hierba puede servir para decorar y unas tostas finas de pan se logra un aperitivo muy vistoso y fácil de comer. Se cubre completamente la tosta de pan con el queso, encima se coloca una tira generosa de salmón y sobre este se espolvorea el eneldo o se ponen las alcaparras enteras o picadas.

3. Tartaleta de champiñón

Muy sencillo. Las tartaletas se compran hechas. Para el relleno, champiñones, dos huevos, uno o dos dientes de ajo, una cayena si te gusta el picante y perejil. Picar fino los champiñones y saltearlos con los dientes de ajo y, si te gusta el picante, la cayena. Esta última se puede poner en la sartén mientras se calienta el aceite y se retira al echar los champis y los dientes de ajo enteros. Así se evita que pique más de la cuenta. Mientras se hace, se baten los huevos. Cuando los champiñones estén bien cocinados, retirar los ajos y añadir el huevo. En cuanto cuaje un poco, apagar y colocar en las tartaletas. Espolvorear el perejil picado.

4. Aguacates rellenos de atún



La mitad de aguacates que comensales. Para el relleno, además hacen falta varias latas pequeñas de atún en aceite, cebolleta, un poco de mostaza, mayonesa, un huevo cocido, cebollino, sal y pimienta. Las cantidades y proporciones dependen del gusto del cocinero y de los comensales. En un bol se mezcla el atún bien escurrido, la cebolleta picada, el huevo cocido picado, la mayonesa y la mostaza. Se añade la sal y la pimienta. Se cortan por la mitad longitudinal los aguacates y se vacían con cuidado para no romper ni deformar la piel. La pulpa del aguacate se añade a la mezcla y se vuelve a mezclar todo. Con una cuchara, se rellenan los medios aguacates. El cebollino picado se espolvorea por encima.

5. Rollos de hojaldre rellenos de...

Más sencillo de lo que parece. Extender sobre la mesa la plancha de hojaldre comprada. Con cuidado, extender por encima el relleno, que puede ser sobrasada, algún paté, unas lonchas de jamón a las que superponer otras de queso, queso de cabra desmigado€ la imaginación es libre. Solo hay que tener en cuenta que el contenido tiene que ser flexible y que no quede muy gruesa. Una vez extendido el relleno, se empieza a enrollar la plancha desde uno de los lados. Si el conjunto se ablandado un poco se puede meter en el frigo para que se endurezca un poco. Después, con un cuchillo afilado, ir cortando rodajas de un centímetro y medio más o menos. Se colocan en una bandeja de horno cubierta por papel sulfurizado y al horno precalentado a 180 grados 10 minutos, hasta que estén doradas. Se las puede barnizar con un poco de huevo batido para que tengan más color.

noticias de noticiasdealava