Diez vinos de Álava para brindar estas Navidades

DNA recomienda una selección de caldos que recorren el Territorio Histórico

17.12.2021 | 21:49
El vino será de nuevo protagonista estas Navidades

La llegada de las Navidades invita a compartir el tiempo con la familia y los amigos –siempre respetando al máximo las medidas de sanidad para evitar la propagación del coronavirus– y comidas, cenas y reuniones de todo tipo se convierten en protagonistas durante estos días. Y, para regar los manjares, en las mesas no puede faltar nunca un buen vino que ejerza de acompañante. Desde DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA apostamos por el producto local, pues el vino es además una de las grandes referencias gastronómicas del Territorio Histórico. Por ello, a continuación realizamos una recomendación de diez grandes vinos para recorrer Álava y que los paladares disfruten con los sabores y aromas que salen de sus viñedos.

 


AMAREN-ÁNGELES 2017

En el corazón de Samaniego se enclava Bodegas Amaren, rodeada de 65 hectáreas de viñedo de entre 35 años y 110 años de edad, el homenaje de la familia Cañas a Ángeles, la mujer de Luis, el gran precursor, y madre de Juan Luis, quien en estos momentos se encuentra al frente del legado familiar. En 1995, Juan Luis Cañas estaba ideando un vino diferente y en ese momento falleció su madre. La creación fue el vino de la madre, el Amaren Reserva Tempranillo 1995; pero el homenaje no quedó ahí, ya que posteriormente se erigió la nueva bodega, con los vinos más especiales de la casa siempre con el recuerdo de Ángeles, quien tan importante fue para poner en marcha la casa que hoy es una de las grandes referencias de Rioja Alavesa. Amaren se concibe como la búsqueda de la perfección en todos los campos: el viñedo, su selección, su elaboración y su crianza para conseguir vinos que emocionen y hagan disfrutar de cada una de las sensaciones que transmiten.

De unos viñedos con una edad media superior a los 55 años y de baja producción nace el vino tinto Ángeles de Amaren 2017, compuesto por las variedades Tempranillo (85%) y Graciano (15%) que se vinifican por separado para mantener sus esencias, de uvas vendimiadas en cajas con doble mesa de selección, elaboración en depósito de hormigón y una crianza de catorce meses en barrica. Un trabajo artesanal con una uva de excelente calidad, lo que ofrece como resultado un gran vino color rojo picota, con mucha carga frutal y muy expresivo.

Excelente tanto para tomarlo en solitario o como acompañamiento a entrantes de quesos curados, ibéricos y jamón. Asimismo también es un complemento ideal para todo tipo de platos principales a base de carnes rojas tanto a la parrilla como asadas. Un caldo que se concibe como la búsqueda de la perfección en todos los campos, el viñedo, su selección, su elaboración y su crianza, para emocionar y hacer disfrutar de las sensaciones que transmite.

 


IZADI-EL REGALO 2018

Bodegas Izadi nace en 1987 en Villabuena de Álava de la mano de Gonzalo Antón y es el germen del Grupo Artevino, que engloba referencias en las denominaciones de Rioja, Ribera del Duero y Toro. Vinos de excelente calidad de diferentes puntos de la geografía española que tuvieron como primera referencia Álava con la reconocida marca Izadi.

El vino El Regalo supone la primera expresión de viñedo singular de Izadi. Se trata de un caldo que nace en una parcela ubicada en el corazón de Villabuena que atesora unas características que la hacen única y también una romántica historia que le da nombre.

El viñedo fue plantado en 1936 y fue ofrecido por el agricultor que lo puso en marcha como regalo de bodas a su futura mujer al ver injusto que solo ella aportara la dote al matrimonio. Desde entonces, en la región, se le conoce como el regalo. Sus herederos quisieron ensalzar este gesto con la construcción de una pequeña ermita donde vela por este presente Nuestra Señora de El Regalo. Entre sus singularidades, destaca por tener una extensión inhabitual para la comarca pues ocupa unas cuatro hectáreas. Del mismo modo, El Regalo tiene un muy bajo rendimiento y se trata de la herencia de varias generaciones de viticultores que han mantenido inalterada la esencia de esta viña que ha ido evolucionando sin casi intervención, cultivada desde la comprensión y el respeto, lo que ha permitido que a sus casi 100 años ofrezca una uva exquisita.

El vino tinto Izadi El Regalo está compuesto casi totalmente por la variedad Tempranillo (86%), pero con la novedad en la edición de 2018 de incluir variedades de uva blanca, con un 8% de Malvasía y un 6% de Viura, y tiene una crianza de 20 meses en barricas nuevas de roble francés de grano fino. Es de color cereza oscura, con un aroma potente con notas de fruta madura, especiado y ahumados. Es ideal para acompañar carne de caza, quesos de oveja, estofados o asados.

 


EGUREN UGARTE-BLANCO RESERVA 2018

De la mano de Asun y Mercedes, la sexta generación de la familia Eguran Ugarte, se mantiene ahora la tradición y el espíritu de agricultor innovador que implantó en 1870 Anastasio Eguren en Laguardia, en las viñas legadas por Pascasio Pangua. Un crecimiento y reconocimiento constantes, hasta la construcción en 1989 de la bodega dentro de la finca más grande, la llamada Sotovin, situada en Páganos, recorrida por dos kilómetros de calados subterráneos que alojan 4.000 barricas.

Labastida, Páganos y Elciego acogen las viñas de Eguren y Ugarte, en las que la tradición siempre se mantiene como esencia. De ahí su apuesta por el vino blanco, que antaño era gran protagonista en Rioja Alavesa y que ha recibido recientemente un nuevo impulso en la zona.

El Blanco Reserva 2017 de Eguren Ugarte es una excelente muestra de ese resurgir de este tipo de caldos. Elaborado al 50% con uvas viura y garnacha blanca, vendimiadas aprovechando las bajas temperaturas de la mañana y con crianza de trece meses en barrica nueva de roble francés, se trata de un caldo de color oro pálido, aroma a miel y frutos secos que dan paso a notas de membrillo en copa y de impresionante volumen y suavidad, que se puede disfrutar con carnes blancas y verduras.

 


OSTATU-VALDEPEDRO 2020

Ostatu es el claro ejemplo del trabajo en una bodega familiar. La que pusieron en marcha en Samaniego a inicios de los años 70 Doroteo y María Asunción, los precursores de la la familia Sáenz de Samaniego, cuando se decidieron a comercializar sus propios vinos en la venta-posada que ahora da nombre a la bodega.

Dentro de su apuesta por vinos singulares, con marcado carácter, este año ha visto la luz el tinto Valdepedro 2020. Elaborado por completo con uva Tempranillo y con crianza de siete meses, una de sus principales características es que no contiene sulfuroso añadido, lo que habla bien a las claras de la calidad del grano. Un caldo especial dentro de la familia, especialmente recomendado para los amantes de los matices suaves y aterciopelados en boca, con un atractivo color rojo cereza, un aroma a frutas rojas y a fresas silvestres.

 


BODEGAS CAMPILLO-CAMPILLO 57 GRAN RESERVA

En Laguardia se encuentra desde 1990 esta bodega que fue la primera en Rioja Alavesa diseñada por un arquitecto (Aurelio Ibarrondo) para recibir visitas. Perteneciente al prestigioso Grupo Faustino y con una tradición de más de 150 años, Bodegas Campillo nace del sueño de crear una bodega rodeada de viñedos, al estilo de los châteaux de Burdeos. Con la producción tan cercana y realizada de manera integral dentro del propio complejo, el seguimiento de todo el proceso de la uva es directo, lo que da lugar a caldos excepcionales.

Entre ellos, el vino tinto Campillo 57 Gran Reserva del año 2013, un homenaje al nacimiento de la cuarta generación Martínez Zabala al frente de la bodega. Mezcla de las variedades Tempranillo y Graciano, con vendimia realizada de forma manual y crianza de mínimo 24 meses en barrica de robles francés, cuenta con un intenso color rojo cereza con evolución rubí, aromas de vainilla, yema tostada, y bombones de chocolate negro con naranja, en boca, suave, redondo y con cuerpo, ideal para maridar con quesos curados, asados y embutidos.

Campillo 57 Gran Reserva ha sido designado el mejor vino del año 2021 con el Premio Alimentos de España en esta categoría de productos que concede el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

 

ASTOBIZA-MALKOA 2015

En el norte de Álava, el txakoli es protagonista. Un vino blanco especial que tiene en la bodega Astobiza, en Okondo, uno de sus grandes referentes. Xabier Abando ha mimado las viñas plantadas entre 1996 y 2004 con las variedades Hondarrabi Zuri, Petit Corbu y Gros Manseng que rodean una bodega con un carácter especial y la premisa es desarrollar en cada añada los mejores productos de la finca Astobiza con potencial de envejecimiento y calidad.

Dentro de su producción, Malkoa es un txakoli especial, denominado de finca o pago; auténtico, genuino y con una vida en botella mucho más larga a lo hasta ahora elaborado. Partiendo de una uva muy madura de Hondarrabi Zuri de una parcela de su propio viñedo y cultivado con una viticultura de producción integrada, este txakoli permaneció durante 20 meses en depósito, pasando luego a botella con una crianza reductora.

Malkoa muestra una gran complejidad, destacando aromas especiados y balsámicos, con tonos dominantes cítricos y a hierbas frescas aromáticas, de marcado carácter atlántico y con la particularidad de poder vivir muchos años en botella. La sugerencia de degustación es acompañando a productos de mar crudos (erizos de mar, ostras, tartar de atún, caviar...), poco cocinados (percebes, vieiras, gambas rojas o carabineros) o a la brasa (rodaballo, rey, besugo, cogote de merluza o pulpo).

 


MARQUÉS DE RISCAL-BARÓN DE CHIREL

Marqués de Riscal, ubicada en Elciego, es una de las grandes referentes del vino a nivel mundial y bodega pionera en Álava desde su fundación en 1858. Tradición y vanguardia, se dan la mano en esta casa legendaria. Fundada por Guillermo Hurtado de Amezaga, Marqués de Riscal embotelló sus primeros vinos en 1862, siendo la primera de Rioja que así lo hizo.

Fruto de esta tradición, en 1986 comienza a producirse el tinto Barón de Chirel, precursor de los que podrían denominarse vinos de la nueva era de Rioja. Con uvas procedentes de Elciego y Laguardia, se trata de un clásico moderno, un caldo precursor de lo que se denominó posteriormente vinos de alta expresión.

La primera añada de Barón de Chirel, 1986, responde a un creciente interés hacia los Rioja de gran calidad. Este vino nace con el objetivo de elaborar un vino experimental que recuperara la grandeza de aquellos míticos Reserva Médoc, pero actualizada con los medios y la tecnología del siglo XX.

Se seleccionaron viñas de entre 80 y 110 años con rendimientos bajísimos, uva de la mejor calidad, elaborado solo en las mejores cosechas cuando el viñedo expresa todo el carácter del terruño.

Barón de Chirel está recomendado para compañar jamón y quesos curados, carnes rojas, aves, guisos de caza, tales como perdiz, conejo, venado, jabalí o corzo, incluso condimentados con salsas especiadas.

 


LUIS CAÑAS-SELECCIÓN DE LA FAMILIA RESERVA 2016

Bodegas Luis Cañas escribe la historia del vino a través de cuatro generaciones que han vertido su esfuerzo, tesón y pasión por las cosas bien hechas en los viñedos. El vino siempre había sido seña de identidad en la familia y es el 1970 cuando Luis Cañas sale al mercado comercializando vinos embotellados de cosechero que hasta ese momento se vendían a granel. Ese mismo año se pone en marcha la bodega familiar y en 1989 toma las riendas Juan Luis, que aporta nuevos aires manteniendo la filosofía de trabajo y la tradición familiar. Eso hace que no se conforme con elaborar muy buenos vinos jóvenes sino que, además, comienza a elaborar nuevos vinos potenciando cada vez más los vinos de crianza.

De esa apuesta por la innovación y la excelencia nacen los tintos selección de la familia, que proceden de una selección de viñedos viejos, aquellos que reúnen una serie de características como son una buena orientación, una buena exposición solar y un suelo poco fértil que asegura una baja producción. Es el caso del Reserva de la Familia 2016, elaborado con las variedades Tempranillo (85%) y Cabernet-Sauvignon (15%), procedentes de viñedos con una edad media de 53 años y ubicados en Villabuena, Samaniego y Leza, uvas vendimiadas a mano, fermentación en barrica y posterior crianza durante 20 meses. Embotellado en enero de 2019, su color es rojo picota, de aroma intenso y destacan su fruta negra madura y notas lácteas, con final de regaliz, frutas licorosas y chocolate amargo, ideal para acompañar carnes rojas, carnes blancas, caza, asados, pescados grasos, arroces de carne y quesos .

 

ORBEN-ORBEN 2019

La bodega Orben es la muestra del crecimiento del grupo Artevino y la apuesta del mismo por su ligar de nacimiento, Rioja Alavesa. Hermana pequeña de Izadi, esta bodega fue fundada en 2005 y sus vinos se nutren de las cepas que crecen en 74 microparcelas del entorno de Laguardia.

Orben es el proyecto boutique de Artevino. Una revisión de Rioja a través de microparcelas de viñedo viejo plantado en las zonas más altas de Rioja Alavesa, en el entorno de Laguardia. Factores climáticos, geográficos y varietales confluyen para elaborar pequeñas producciones de vinos muy personales.

Es el ejemplo de Orben 2019, un Rioja de altura partiendo por completo de la variedad Tempranillo de una selección de viñedos singulares alrededor de Laguardia plantados entre 1945-1954 y con una crianza de doce meses en barrica de roble.

Orben 2019 tiene un color picota granate brillante, con aromas de frutas silvestres y fruta negra y aromático final, recomendado para acompañar quesos de oveja, embutidos, estofados, asados o carnes blancas con salsa.

 


BELDUI-ARDO APARDUNA SANTCI VICTORIS ET SANCTI JACOBI BRUT NATURE

Situada en un caserío del siglo XVIII en el barrio de Gardea, en las faldas del monte Pagolar en la zona alta de Llodio, la txakolineria Beldui, a cuyo frente se encuentra la familia Gallastegi, fue la primera en recuperar la antigua tradición de la producción de esta variedad de vino blanco en el pueblo, así como de lanzar al mercado el primer espumoso de txakoli de la citada denominación de origen: su ardo aparduna Sancti Victoris et Sancti Jacobi.

Un nombre que recuerda al monasterio de San Víctor y Santiago de Gardea, referencia del txakoli en el valle de Ayala desde hace más de mil año. Se trata de uno de los caldos que mayor renombre ha proporcionado a esta bodega y, partiendo de la variedad Hondarribi Zuri, elaborado con un método tradicional similar al del cava, tras siete años de fermentación en botella. Tiene aromas de pizarra, flores de primavera y cítricos y acidez vida, está recomendado para acompañar a almejas y ostras.


noticias de noticiasdealava