Murcia, capitalidad distintiva

17.12.2019 | 19:19
Detalle de la Catedral de Murcia.

La propuesta de Murcia presentaba un programa de 1.001 actividades a lo largo de 2020, divididas en cuatro trimestres, en las que, según el jurado, "se destacan sus acciones creativas, innovadoras y muy participativas". Museos, rutas gastronómicas, festivales de frutas y verduras, talleres sobre cocina saludable y concursos culinarios son algunas de las actividades que se incluyen en el programa, las cuales, según el Jurado, "tendrán un ámbito regional".

¿Y cuáles pueden ser las credenciales de Murcia para hacerse con este premio, que en su novena edición convertirá a lo largo de 365 días al territorio elegido en un destino importante para el turismo gastronómico? 

1- Pues por ejemplo, que un 80% de los turistas que visitan la Región de Murcia destacan la gastronomía como uno de los motivos principales para elegirla como destino de viaje y valoran la oferta culinaria murciana "como muy buena".

2- O que tiene platos propios y reconocibles, entre los que los más famosos probablemente sean estos:

Zarangollo murciano. Directamente de la huerta se obtienen los ingredientes para su elaboración: revuelto de calabacín, cebolla y huevo con aceite.

Cordero asado a la murciana. A pesar de la sencillez y rusticidad en su fórmula, tiene una rara perfección gastronómica.

Pastel de carne. Pasta brisée. En el interior, relleno de ternera, chorizo, huevo y especias, aunque existe otra variante que cambia la ternera por sesos y es igualmente sabrosa. 

Michirones. Habas secas cocinadas con pimentón, panceta, hueso de jamón, chorizo y un toque picante, servidas muy calientes en cazuelita de barro.

Ensalada murciana. Tomate pelado de bote, huevos duros, cebolla tierna, olivas y atún.

Caldero. Arroz cocinado en un caldo hecho con pescado de roca y ñoras. Se suele servir en platos separados, por un lado el arroz y por otro el pescado.

Migas. Existen dos variantes, bien las que se cocinan con harina, aceite, agua y ajos secos como base, o bien las que utilizan la miga de pan duro. Pueden ir con embutidos, sardinas de bota, ajos tiernos, granadas, uvas...

Arroces. Con conejo y serranos (caracoles) si se visita el interior, con verduras o pava (coliflor) si se viaja por la huerta (la llamada Huerta de Europa), o con mariscos, como el bogavante, si se está en la costa.

Marinera. Ensaladilla rusa servida sobre una crujiente y alargada rosquilla, coronada con una anchoa en salmuera.

Paparajote. Plato consistente en recubrir una hoja de limón con masa de buñuelo.

3- Hablamos de una región que presenta al mundo ocho denominaciones de Origen: Vinos de Bullas (blancos, rosados y tintos); Vinos de Jumilla (diez tipos de vinos: cuatro tintos, dos rosados, dos claretes, uno blanco y otro dulce natural); Vinos de Yecla; Arroz de Calasparra; Pimentón de Murcia; Pera de Jumilla; Queso de Murcia (de leche de cabra de los montes de la Comarca del Altiplano); y Queso de Murcia al vino.

El título de Capital Española de la Gastronomía se creó en 2012 y hasta ahora lo han ostentado Logroño (2012), Burgos (2013), Vitoria (2014), Cáceres (2015), Toledo (2016), Huelva (2017), León (2018) y Almería (2019), y en 2020, Murcia.