Eneko y David llegan para revolucionar 'El conquistador del Caribe'

El remero y el ciclista toman el mando del concurso y lideran los dos nuevos equipos, los Cacata y los Cucaya, mientras que Durana, Seleta, Inge y Nerea dejan el concurso

06.04.2021 | 07:47
Eneko Van Horenbeke y David Seco tras su llegada a 'El Conquistador del Caribe'

Después de doce semanas dominando el programa, las Atabey pasaban por su peor momento, lo que ha quedado de manifiesto con el abandono de dos de sus integrantes. Nerea pone fin a la aventura por un papiloma en la planta del pie, mientras que Inge, decidió abandonar tras un episodio de fiebre. Ninguno de los intentos del presentador del 'El Conquistador del Caribe', Julian Iantzi, para convencerlas de continuar en el programa surtieron efecto.



Pero la gran sorpresa del episodio 12 estaba todavía por llegar. Tras la marcha de la dos integrantes de equipo verde, llegaban los refuerzos que esperan dar un giro a 'El Conquistador del Caribe'. Nada más y nada menos que los veteranos Eneko Van Horenbeke y David Seco que esperan dar un giro al concurso.



Sin momento para el descanso, los dos nuevos capitanes se enfrentaron en una prueba. Tuvieron que demostrar su habilidad y fuerza en una cinchada. Debían alcanzar dos antorchas, encender un pebetero hasta completar el recorrido. Todo ello, atados por la espalda. Los nuevos líderes contaron con la colaboración de los capitanes. Seleta ayudó a Eneko y Durana a David, y después ambos capitanes se despidieron del programa que entra en una nueva fase.



A partir de ahí el remero, como ganador de la prueba, fue el primero en elegir a los integrantes de su nuevo equipo: los Cacata, en el que se han integrado Andrea, Txinti, Joana, Maialen, Aitor, Leire Mayoz, Iker, David, Beko, Yanci y Binbi; el ciclista se ha convertido en líder de los Cucaya, equipo al que se suman Nahia, Ester, Leire Basañez, Bego, Berako, Herrantxi, Olatz, Oskar, Patxi, Unda y Duque.



Se abre así una nueva era en 'El Conquistador del Caribe' que comienza con los Cacata disfrutando de un viaje en catamarán con banquete incluido, y los Cucaya empapados en el campamento pobre.