Encuentra tu vivienda en alava

Tres claves para escoger la mejor tumbona para el verano y no arrepentirte

El lugar donde la vamos a colocar, su forma o su material son aspectos que debemos tener en cuenta

07.04.2022 | 10:13
Dos tumbonas de madera al borde de una piscina a la sombra de una sombrilla.

El buen tiempo está a la vuelta de la esquina y nuestra imaginación vuela ya hacia los agradables momentos que hemos disfrutado en veranos pasados recostados sobre una tumbona en nuestra terraza o jardín, en la playa o en la piscina.

Una de las claves para conseguir ese bienestar y que ese tiempo de descanso sea de auténtico relax es saber elegir una buena tumbona en la que poder disfrutar de los rayos del sol, de un buen rato de lectura, de charla o de descanso.

Varios son los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir la mejor tumbona. No hay una ideal, sino que dependerá de nuestras necesidades y de las expectativas que tengamos puestas en ella.

El lugar en el que la vamos a utilizar, el uso que le queremos a dar, su material, forma, diseño, precio y, sobre todo, la comodidad que busquemos en ella son puntos a tener en cuenta a la hora de lanzarnos a comprar una tumbona.

Reclinable o no reclinable, fija o plegable son aspectos decisivos a la hora de decidirnos por una u otra. Dependiendo del espacio que tengamos para usarla como del sitio que dispongamos para recogerla cuando no vayamos a utilizarla, nos inclinaremos por un modelo o por otro.

Merece la pena prestar atención a todos esos detalles para garantizarnos la elección correcta. A continuación ofrecemos algunos consejos y recomendaciones para que elijas el modelo que más te conviene.

Lugar en el que se va a utilizar

- Tumbona de jardín. Sin descuidar nunca su comodidad y si queremos cuidar la decoración de nuestro jardín, tendremos que prestar especial atención al diseño de la tumbona que vamos a elegir. Con ello conseguiremos hacer de nuestro jardín un espacio acogedor donde poder compartir tiempo con familia y amigos. Las tumbonas de ratán con un buen acolchado son la opción perfecta.

- Tumbona de terraza. Colocar un par de tumbonas en una terraza puede dar una nueva vida a un espacio tal vez infrautilizado. Si no cuentas con mucho espacio, la mejor opción son las de aluminio por su bajo peso y el reducido espacio que ocupan.

- Tumbona de piscina. La mejor opción son tumbonas de materiales ligeros que se puedan trasladar con facilidad. También deben ser resistentes al agua, al sol, la humedad y los cambios de temperatura. Para mayor comodidad, algunas tienen el asiento y el respaldo acolchados, pero el agua puede acabar deteriorándolos.

- Tumbona de playa. Si vamos a tener que llevarla a la playa, la mejor opción es elegir una tumbona plegable, ligera, manejable y fácil de transportar. Tampoco deberá ser muy grande, pero sí lo suficiente para que podamos sentirnos a gusto en ella.


Tumbonas de aluminio en primera línea de mar. Pixabay

Materiales

- Tumbonas de resina. Son ligeras y resistentes tanto a los rayos del sol y al agua como al peso del usuario. Pueden ser de resina moldeada, las más sencillas, o de resina trenzada, más elegantes y modernas. Se les puede aplicar un cojín para dotarlas de mayor comodidad.

- Tumbonas de PVC. Nunca se pasan de moda. Son resistentes, fáciles de mantener y su precio es bastante asequible. Es necesario colocarles un cojín, ya que su asiento resulta muy duro y además se calienta con el sol.

- Tumbonas de aluminio. Son elegantes, modernas y podemos encontrar muchos diseños distintos: desde las más ligeras para llevar a la playa o a la piscina hasta otras con más cuerpo. Estas tienen ruedas para poder moverlas de sitio con facilidad. Su material inoxidable es ideal para permanecer a la intemperie o en contacto con el agua.

- Tumbonas de acero. Las tumbonas y hamacas que están fabricadas con estructura de acero se convierten en la opción ideal para jardines o terrazas por su resistencia y durabilidad.

- Tumbonas de madera. El material empleado suele ser madera exótica, por ejemplo la teca, aunque también se pueden usar otros como el abeto. Aportan mucho estilo a los espacios pero su mantenimiento es delicado si queremos conservarlas en buen estado.

- Tumbonas de ratán. Pueden ser de material natural, muy delicado y recomendado para interiores, y el sintético, una fibra resistente, prácticamente irrompible. Es muy ligero y flexible.


Tumbona de madera con una ligera forma de S. Pixabay

Formas

- Tumbona plana. Hay tumbonas que tienen distintas posiciones y si reclinamos el respaldo obtendremos una tumbona plana ideal para echar una siesta u obtener un bronceado uniforme. En el resto de posiciones podremos leer, comer, charlar... más incorporados.

- Tumbona en S. Son cómodas y se adaptan a la posición de nuestro cuerpo. Podemos encontrarlas en materiales como el aluminio y el textileno acompañadas de mullidos cojines.

- Tumbona multiposición. Suelen tener grandes reposabrazos y permiten una posición semitumbada o acostada. Ideales para tomar el sol, leer, escuchar música, echar una siesta...

Ya has visto que el mundo de las tumbonas es muy amplio. Tienes para elegir entre infinidad de tamaños, colores, modelos, formas, materiales... Solo tienes que decidirte por una de ellas para disfrutar de un estupendo verano al sol.

noticias de noticiasdealava