Araba y Navarra

Navarra, rincones y visitas inolvidables

Es fácil dejarse seducir por sus paisajes, su gente y su gastronomía. Disfrutar del turismo rural, iniciar el Camino de Santiago, realizar rutas de senderismo, alimentarse como un rey€ Una amplia selección de planes para todas las edades y todas los gustos y divertirse como nunca

01.07.2021 | 10:24
Selva de Irati

1.000 planes para este verano

Ciudadela en Pamplona

Pamplona - Es cierto que este año no se van a celebrar los Sanfermines y otras fiestas, pero a quien busca animación y cosas para hacer, no le van a faltar. Pamplona y otras localidades navarras ofrecen un sinfín de eventos, como los conciertos al aire libre en el singular entorno natural e histórico de la Ciudadela, el programa Kultur que llevará actuaciones por más de 30 localidades navarras o el Festival Flamenco on Fire, en agosto. Pero si lo que te gusta es un turismo slow, más relajado, también tenemos actividades para ti. Navarra es rural y es en ese entorno donde más se disfruta de los viajes tranquilos. Puedes conocer cómo se elaboran los deliciosos quesos de Idiazabal y Roncal, visitar curiosos museos, como el de la brujería, conocer leyendas y tradiciones ancestrales, muy ligadas con la tierra como las Lamias o el Basajaun o abrazar alguno de los árboles más imponentes de la Selva de Irati. Se pñuede completar al máximo el relax en los balnearios de Fitero o Elgorriaga.

Navarra cuenta con numerosos espacios BTT habilitados y cientos de rutas tanto de montaña como de carretera, incluso puedes alquilar e-bikes para ir más allá de tus propias fuerzas. Y si quieres emociones más fuertes: tirolinas, puentes, escalada, rafting, toboganes gigantes€ encontrarás de todo en los parques de aventura de Navarra.

La gastronomía es el plan más frecuente entre navarros y visitantes. Pintxos, estrella Michelín o uno de esos restaurantes que cocinan la rica verdura de esta tierra. Todo regado con un buen vino navarro. Por no hablar de visitas a bodegas, catas o incluso recorrer los viñedos en 4x4 para conocer mucho más del proceso de cultivo y la elaboración.

Y si buscas es algo especial, Navarra tiene opciones únicas, como dormir en una cabaña en un árbol o en una burbuja en mitad del desierto de Las Bardenas contemplando las estrellas. Palacios con piscina que se alquilan para grupos o pequeñas casas rurales en mitad del bosque. Castillos como Olite o Javier donde vivir tu propia aventura o murallas como las de Pamplona desde las que escapar con un novedoso juego de Escape virtual.

Pero tú estabas pensando en ir a la playa y crees que Navarra no es tu destino y, claro, mar no hay, pero tenemos unas cuantas playas. Preciosas playas fluviales como las del río Urederra en Artavia o incluso planes, al más puro estilo marinero, como los cursos de vela que se hacen en las aguas turquesas del pantano de Alloz, en Lerate.

Adentrarse en el Parque Natural de Urbasa-Andía, una belleza

Parque Natural Urbasa-Andía

Navarra - Navarra es tierra de caminos y prueba de ello son los miles de kilómetros de vías verdes, senderos y rutas, por los que descubrir una naturaleza llena de colores. Uno de estos parajes maravillosos es el Parque Natural de Urbasa-Andía, un macizo kárstico ubicado a 1.000 metros de altura en el con bosques y grandes rasos. Una de las rutas de senderismo más conocidas es la del Nacedero del Urederra y su ecosistema milenario con olmos, hayas, robles, arces, fresnos, cascadas y pozas de un color azul turquesa.

El Balcón de Pilatos, un increíble mirador natural con una caída abrupta de 300 metros de altura, la panorámica al completo del valle de Améscoa, no se pueden mejorar..

Olite, un encantador ambiente medieval

Olite - Olite se asocia a su Palacio Real y a su encantador casco histórico. Esta pequeña ciudad, de poco más de 3.000 habitantes, es un entramado de robustas casonas solariegas con imponentes blasones en las fachadas, murallas romanas, arcadas góticas y bonitas iglesias. Atravesar el portal de la Torre del Chapitel y acceder a la plaza Carlos III, admirar el ayuntamiento y tomar un vino en alguna de las terrazas, da una perspectiva fantástica de la vida en Olite.

Parque Fluvial del río Arga

Río Arga

Pamplona - Recorrer los 12 kilómetros que transcurre junto al río Arga es una aventura. Un sendero perfecto para practicar senderismo, correr o montar en bicicleta mientras se descubren rincones como puentes medievales, molinos, merenderos... Y todo este esplendor a escasos cinco minutos del Ayuntamiento de la capital. También existe la opción de ampliar el recorrido con otros 10 kilómetros hacia el noreste de la ciudad en dirección a Sorauren o hacia el sureste, dirección Zizur Menor.

Delicias de gastronomía

Pamplona - Además de comer bien en estas tierras, la gastronomía es compartir ese momento, entablar conversaciones, reírse€ Ir de pintxos por Pamplona es regalar al paladar exquisitos sabores que llenan cada barra: txistorra, fritos de gamba, pimiento, huevo, chuletón de buey a la brasa, chuletillas de cordero, delicados espárragos, pimientos asados, menestra€ Todas estas delicias tan propias de la zona se pueden degustar también en formato pincho.

Conocer Estella, una ciudad al pie del Camino de Santiago

Estella - Lizarra

Estella-Lizarra - La impronta medieval caracteriza Estella-Lizarra y su riquísimo patrimonio cultural y artístico. Una ciudad que creció y se embelleció al convertirse en parada principal del Camino de Santiago y donde el ambiente jacobeo se palpa en las iglesias, los palacios, los símbolos€ Por eso es también conocida como La Toledo del Norte, aunque durante el verano el número de peregrinos desciende, siendo mayoritario en primavera, septiembre y octubre.

La iglesia de San Pedro de la Rúa es una de sus joyas y se encuentra situada en un alto desde el que se contempla la ciudad. Otra construcción ejemplar es el Palacio de los Reyes de Navarra del siglo XII, que se ubica en la plaza de San Martín y es el único ejemplo del románico civil de Navarra que se conserva. Las calles de Estella-Lizarra están surtidas de bellos palacetes y casonas como el Palacio de los Eguía, sede de la actual biblioteca o la mansión señorial de los Ruiz de Alda.

Además de cautivar por su riqueza patrimonial, Estella-Lizarra conquista a turistas y peregrinos por sus actividades y sus fiestas. La celebración central es la Semana Medieval que tiene lugar a finales de julio (este año del 20 al 23) y durante la cual la ciudad se engalana como en la Edad Media. Este año con las medidas necesarias por el covid. Con todos estos alicientes, sólo queda fijar un fin de semana para escaparse a Estella-Lizarra y probar el famoso cochinillo asado con sus verduras. Y para conservar un buen sabor de boca, degustar unas rocas del Puy. - 

Nacedero del Urederra

Baquedano - A 630 metros de altitud está el nacimiento del río Urederra, en Baquedano, en una inmensa pared calcárea que se denomina el Balcón de Pilatos. La visita requiere reservar entrada ya que se trata de un ecosistema frágil y el aforo es limitado. La belleza del lugar conmueve por sí sola: aguas cristalinas rodeadas de olmos y hayas, ruta apta para toda la familia€ El baño no está permitido como tampoco lo está acampar ni hacer fuego. Sólo así puede preservarse este rincón de la naturaleza. 

La encantadora Selva de Irati

Irati - Con una extensión de 17.000 hectáreas, la Selva de Irati es uno de los hayedos-abetales más grandes de Europa. Su conservación es excelente y en el bosque conviven ciervos, corzos, aves y muchísimas especies más. Este rincón de naturaleza es una zona de Especial Protección de Avifauna por lo que en se pueden encontrar grandes rapaces como el quebrantahuesos, el halcón peregrino o el águila real, así como otros pájaros más pequeños: pájaros carpinteros, pitos negros€ 

noticias de noticiasdealava