ÁLAVA | CUADRILLAS

Siete cuadrillas que hacen de Alava única, pero diversa

Zazpi talde Araba Bat da Araba ondoen definitzen duen esaldia. Gasteiz buru duten zazpi eskualdek lurralde bakarra osatzen dute, baina askotarikoa. Lautadaren hedadura, Arabako Mendialdeko tontor eta haranak, Aiarako haranaren berdetasuna, Gorbeialdeko magia, Añanan isurtzen den ura eta Arabako Errioxan areagotzen diren zentzumenak dira bere ezaugarriak

03.07.2020 | 21:49
Siete cuadrillas que hacen de Alava única, pero diversa

La Montaña Alavesa, rutas de altura

MONTAÑA ALAVESA - Se extiende por el sudeste de la provincia y la mayor parte de su superficie está a más de seiscientos metros de altitud, de ahí su denominación. Y entre pequeños valles y montañas se abren al visitante villas medievales y hermosos pueblos que conservan entre murallas y torreones, palacios y casas señoriales junto a primitivas iglesias y ermitas, testimonio de la riqueza artístico cultural de la Montaña Alavesa. Caracterizada por sus espacios naturales, con una rica y variada flora y fauna, la comarca ofrece la posibilidad de disfrutar de agradables y tranquilos paseos, probar o perfeccionar el golf, la hípica, escalar o practicar senderismo. El Parque Natural de Izki es su mayor referente con una red de 15 senderos de diferente dificultad y longitud, bellos montes calizos como la Muela de San Román de Campezo o el Soila y cumbres como San Justi, San Cristóbal o Kapildui que ofrecen unas excelentes vistas panorámicas. - S.M.


Ayala, bella naturaleza y rico patrimonio cultural

CUADRILLA DE AYALA - En la cuenca alta del río Nervión se localizan los cinco municipios de la Cuadrilla de Ayala: Laudio, Amurrio, Artziniega, Aiara y Okondo. La riqueza natural es el denominador común de todos ellos, con parajes dignos de conocer como sus montes de altitud modesta, el gran macizo de Sierra Salbada/Gorobel que se extiende a lo largo de unos 20 kilómetros, el pantano de Maroño o el fondo del Cañón de Delika, a donde muchos montañeros y excursionistas acuden para ver la cascada del río Nervión desde la parte inferior. Esa amplia superficie paisajística, y de una gran variedad de flora y fauna, se encuentra además salpicada de pequeñas ermitas o imponentes construcciones de carácter religioso como son los santuarios de Santa María del Yermo en Laudio o el de la Virgen de La Encina en Artziniega. Otro aliciente para el visitante es el patrimonio de unas tierras llenas de historia, con un pasado eminentemente rural del que dan muestra sus antiguos y numerosos caseríos, pero que también han servido de asentamiento de importantes linajes tal y como lo demuestran los palacios, casas-torre o cascos medievales que hoy en día se pueden ver al dejarse perder por las calles de sus municipios. - S.M.

Turismo sostenible en la Llanada

LLANADA ALAVESA- Atractivos turísticos sostenibles y responsables es lo que define la oferta de la Llanada Alavesa, una comarca integrada por ocho localidades que se extiende a lo largo de una gran llanura por el nordeste de la provincia. Ejemplo de ello es el Parque ornitológico de Mendixur, que se encuentra en una de las colas del embalse Ullíbarri-Gamboa y que es hábitat de multitud de aves acuáticas o el Parque Natural de Aizkorri-Aratz. En el listado de lugares a descubrir hay que incluir el dolmen de Sorginetxe, el de Aizkomendi en Egilaz y el cromlech de Mendiluze. Las pequeñas iglesias levantadas en el trayecto del Camino de Santiago interior suponen un recorrido por diferentes estilos arquitectónicos y la historia parece que se ha detenido en Agurain con sus casas integradas en una muralla que actúa de marco de ventanas y miradores. - S.M.


Ayala, bella naturaleza y rico patrimonio cultural

CUADRILLA DE AYALA - En la cuenca alta del río Nervión se localizan los cinco municipios de la Cuadrilla de Ayala: Laudio, Amurrio, Artziniega, Aiara y Okondo. La riqueza natural es el denominador común de todos ellos, con parajes dignos de conocer como sus montes de altitud modesta, el gran macizo de Sierra Salbada/Gorobel que se extiende a lo largo de unos 20 kilómetros, el pantano de Maroño o el fondo del Cañón de Delika, a donde muchos montañeros y excursionistas acuden para ver la cascada del río Nervión desde la parte inferior. Esa amplia superficie paisajística, y de una gran variedad de flora y fauna, se encuentra además salpicada de pequeñas ermitas o imponentes construcciones de carácter religioso como son los santuarios de Santa María del Yermo en Laudio o el de la Virgen de La Encina en Artziniega. Otro aliciente para el visitante es el patrimonio de unas tierras llenas de historia, con un pasado eminentemente rural del que dan muestra sus antiguos y numerosos caseríos, pero que también han servido de asentamiento de importantes linajes tal y como lo demuestran los palacios, casas-torre o cascos medievales que hoy en día se pueden ver al dejarse perder por las calles de sus municipios. - S.M.

Historia y agua en Añana

CUADRILLA DE AÑANA - Es la más extensa de la provincia y ocupa el oeste y sudoeste del territorio alavés. Agrupa a diez municipios y episodios de su historia se palpa en cada uno de sus rincones gracias a la conservación de torres-palacio, casas solariegas, iglesias, santuarios o yacimientos arqueológico como el de Iruña Veleia. La recomendación es recorrer de forma pausada sus localidades y contemplar con detenimiento el paso del tiempo puesto en valor a través rehabilitaciones y visitas guiadas. El agua que surca Añana genera, además, una rica naturaleza en la comarca con el Parque Natural de Valderejo como máximo exponente, aunque también es obligada la visita al Jardín Botánico de Santa Catalina, el lago Caicedo-Yuso, el Valle de Kuartango y el acuífero de Subijana. La comarca dispone de un Centro de Aventura que ofrece la posibilidad de hacer rutas a caballo, andando, en 4x4, sobre la bicicleta e, incluso, volar en globo sobre sus campos y ríos. Y parada obligatoria es, además, el Valle salado de Añana, una interesante salina de interior. - S.M.

Rioja Alavesa, cinco sentidos en la misma región

RIOJA ALAVESA- Quince municipios ligados tradicionalmente al cultivo del vino que pueden disfrutarse con los cinco sentidos. La vista se relaja observando los terrenos de vid, cereal y olivo, que se convierten en un mosaico de colores al llegar el espectacular otoño de la región. Las plantas aromáticas perfuman el ambiente y los sonidos de la migración de las aves y el discurrir del Río Ebro son fuentes de relajación. Pero, sin duda, es el gusto el gran protagonista de una comarca de rica cultura gastronómica ligada a la tríada mediterránea (pan, vino y aceite) y que tiene como gran aliciente el poder visitar muchas de sus bodegas. Mención aparte merece también el rico patrimonio artístico y arquitectónico que atesora la región, en forma de villas amuralladas o las casas solariegas que se pueden encontrar en Laguardia, Labastida, la Puebla de Labarca, Baños de Ebro, Oyón o Yécora, restos prehistóricos como el Dolmen de la Chabola de La Hechicera o parajes como el Biotopo Protegido del Complejo Lagunar de Laguardia. - S.M.

A las faldas de Gorbeia

GORBEIALDEA- Situada entre las estribaciones de Gorbeia y la Llanada Alavesa, seis municipios -Aramaio, Arratzua-Ubarrundia, Legutio, Urkabustaiz, Zigoitia y Zuia- y 53 concejos conforman la Cuadrilla de Gorbeialdea. Sus dos atractivos naturales son las partes alavesas del Parque Natural de Urkiola y del Parque Natural de Gorbeia, en este caso con espacios mágicos como las cuevas de Mairuelegorreta y Baltzola, la cascada de Goiuri y los embalses de Ullibarri-Gamboa y Urrunaga. La comarca mantiene también paisajes de carácter rural intactos. El caserío y las casas-torre son un elemento repetido a lo largo de este territorio, un destino ideal para conocer la arquitectura popular vasca. Pasear por calles aún empedradas es todo un lujo y la mezcla de edificios con una arquitectura rural y a la vez urbana es la tónica en localidades como Legutio. Y las huellas de pasado son aún perceptibles en casas torres y palacios construidos por enfrentamientos entre linajes como las de Gopegi, Zarate, Manurga y Murgia. - S.M.