Energía renovable

La clave de la rehabilitación energética de edificios

El parque de edificios español consume el 30% de la energía final, pero cuenta con un importante potencial de ahorro y de incorporación de energías renovables

05.03.2021 | 11:17
Rehabilitacion energetica de edificios

El consumo de energía de las viviendas españolas supone alrededor del 30% del consumo total del país. En los últimos 15 años se observa un crecimiento ascendente y sostenido que ha obligado a las instituciones a ponerse las pilas e incorporar el término rehabilitación energética a sus agendas. Estamos ante el conjunto de acciones que podemos realizar en un edificio o vivienda para incrementar su eficiencia energética. Es decir, optimizar la energía que consumimos, de manera que usemos la mínima necesaria para nuestro bienestar.

Con una rehabilitación energética se consiguen 3 objetivos: reducir la factura eléctrica, realizar un consumo responsable de energía y producir una menor emisión de CO2 y aumentar el valor y la habitabilidad de una vivienda, con la ganancia en calidad de vida y salud que implica.

Si atendemos a las propuestas del IDAE (Instituto para la diversificación y ahorro de energía), los edificios tienen 4 puntos de mejora: la envolvente térmica (cerramientos, huecos y puentes térmicos del edificio deben estar preparados para no dejar escapar la temperatura interior e impedir que afecte la exterior), las instalaciones térmicas y de iluminación, la sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas y la sustitución de energía convencional por energía geotérmica.


CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA

En los últimos años, la eficiencia energética de una vivienda es un tema tan crucial, que la certificación energética de los edificios y casas se ha vuelto un requisito imprescindible para su alquiler o venta. La certificación energética es un documento en el que se evalúa el consumo energético de un inmueble, incluyendo información objetiva sobre las características del mismo. Este certificado debe inscribirse en el Registro habilitado al efecto en cada Comunidad Autónoma.

Mediante este certificado se puede saber el comportamiento energético de un inmueble, además de cómo mejorarlo para que consuma menos energía. Así, se puede reducir el importe de las facturas de luz, agua y gas, a la par que las emisiones de gases de efecto invernadero expulsadas a la atmósfera. Este informe nos permite saber la calificación que recibe nuestra comunidad de vecinos (en una escala que a va de la A de muy eficiente a la G de muy deficiente) y los puntos en los que flaquea y en los que podemos intervenir.

El objetivo de la certificación energética es fomentar el ahorro y la eficiencia energética, así como servir de herramienta para valorar y comparar inmuebles con el fin de favorecer la promoción de aquellos que tengan mayor eficiencia energética e impulsar las inversiones en ahorro de energía.


AYUDAS

En Euskadi, el Ente Vasco de la Energía gestiona las ayudas que permitirán la renovación energética de edificios existentes. Para ello, en noviembre aprobó una dotación de 11,3 millones de euros destinados a mejoras en la envolvente, la sustitución de sistemas de energía convencional por renovables, y la iluminación eficiente. El Programa de Rehabilitación Energética de edificios está destinado a la mejora de la sostenibilidad y la eficiencia energética de los edificios existentes y prevé la concesión de ayudas directas a actuaciones que se realicen en edificios completos ubicados en Euskadi y construidos con anterioridad al año 2007. Las actuaciones se deberán realizar en edificios completos para ser subvencionables y se apoyará hasta el 35% del coste de todas las actuaciones, y del 15% para la mejora de la iluminación. Podrán percibir un mayor porcentaje de ayuda de hasta el 85% del coste elegible la acumulación simultánea de varias actuaciones, así como los edificios calificados de protección pública o que se ubiquen en un Área de Regeneración y Renovación Urbana o Rural.