El comercio local se reinventa

Fundación Vital ayuda a activar el consumo local y la hostelería

Ante la difícil situación económica generada por la pandemia del COVID-19, Fundación Vital decidió liderar la puesta en marcha de tres proyectos dirigidos a ayudar a algunos de los sectores más afectados: el comercio local, la hostelería y las personas que trabajan de manera autónoma

30.10.2020 | 12:07
Fundación Vital ayuda a activar el consumo local y la hostelería

BONOS BIZIDENDAK
El pasado mes de mayo Fundación Vital Fundazioa lanzó 'Lo pequeño es muy grande', una plataforma en la que la ciudadanía podía adquirir bonos 'BIZIdendak' en sus comercios y locales de hostelería favoritos y canjearlos posteriormente por compras. Se pusieron en circulación bonos de 30€, a los que Fundación Vital sumaba 10€, y otros de 15€ a los que añadía 5€. El éxito obtenido entre la ciudadanía llevó a ampliar el plazo de compra de los mismos hasta el 1 de junio. Fundación Vital Fundazioa contó con los principales agentes que trabajan por el comercio y la hostelería en el Territorio -Gasteiz On, Araba Dendak, SEA Hostelería- y con la colaboración de Kutxabank. Esta unión de colectivos es fundamental dentro de las líneas de actuación de Fundación Vital Fundazioa a la hora de emprender sus proyectos.

El objetivo de BIZIdendak fue apoyar al comercio minorista y la hostelería local, un sector que da empleo a más de 10.500 personas en nuestro Territorio. Tal y como explicó el presidente de las Fundaciones Vital, Jon Urresti, al comienzo de la campaña, "se pretende concienciar a la ciudadanía de que solo con el apoyo de todos se recuperará la actividad económica de los establecimientos que componen nuestro entorno comercial, que son los que dan vida a barrios, pueblos y ciudades".

Una vez finalizada la campaña, el balance ha sido muy satisfactorio. La ciudadanía ha adquirido más de 10.500 bonos, que supondrán una inyección económica de 340.000 euros en los 456 establecimientos participantes en la campaña. Se estima en 1.400.000 euros la cifra a generar con el total de operaciones y transacciones que se están produciendo gracias al canjeado de bonos hasta el 31 de diciembre.

Los comercios que se han sumado a esta iniciativa están situados en 20 municipios alaveses y pertenecen a muy diversos sectores, destacando la moda/textil, hostelería y restauración, estética y salud, deportes, peluquerías y zapaterías. Las condiciones que debían reunir lpara participar eran estar o haber estado cerrados por el estado de alarma sanitaria, no tener más de 24 personas empleadas (incluido el personal autónomo) y un volumen de negocios anual inferior a 5 millones de euros.

AYUDAS A AUTÓNOMOS
Otra de las medidas puestas en marcha para aportar liquidez al tejido comercial local por parte de Fundación Vital Fundazioa y Kutxabank fue la creación de una línea especial de préstamos pre-concedidos para las y los autónomos afectados por la crisis provocada por el COVID-19. Esta línea especial de ayudas movilizó un total de 3.700.000 euros en 611 operaciones desarrolladas en tan solo siete días. Fundación Vital Fundazioa asumió el coste de los intereses de estos créditos, que ascendieron a 300.000 euros. 
 
La campaña estaba dirigida a las y los autónomos domiciliados en el territorio histórico de Álava, cuya actividad profesional se hubiera visto impactada por la pandemia. Estos préstamos se formalizaban de una forma muy ágil y sencilla, prescindiendo de largos papeleos. Las y los profesionales autónomos con crédito pre-concedido pudieron suscribir un préstamo de hasta 6.000 euros al instante, y sin necesidad de aportar ninguna documentación con un plazo de amortización de hasta 60 meses y sin gastos de apertura. 

PLAN RENOVE DE ARMARIOS
En este mes de octubre Fundación Vital ha lanzado la campaña de dinamización comercial 'Plan Renove Armarios' junto a la asociación ARABADENDAK-Comercio Vitoria. Se ha contado, además, con la colaboración de Caritas-Koopera para para dar una segunda vida a la ropa que se amontona en las casas.

El 'Plan Renove Armarios' ha conseguido un triple objetivo. Por un lado, dar una nueva oportunidad a prendas en desuso; además, reavivar el comercio local de la ciudad, en una situación muy complicada como consecuencia de la pandemia que estamos viviendo; y el tercero, potenciar el cuidado de nuestro entorno medioambiental.

La iniciativa se ha desarrollado desde finales del mes de septiembre y a lo largo del mes de octubre en cuarenta y cuatro comercios alaveses. Cada persona interesada en participar podía llevar a una de las tiendas adheridas a la campaña ropa en desuso. Por cada kilo entregado ha recibido un euro en un vale de compra para poder adquirir nuevas prendas en ese mismo comercio. Ese dinero ha sido aportado por Fundación Vital, y los vales que cada persona haya obtenido con sus entregas se pueden canjear en los comercios hasta el 30 de noviembre.

Una vez recogidas, las prendas que se encuentran en buen estado son higienizadas, planchadas y tendrán una segunda vida gracias a la experiencia de Cáritas-Koopera en dar salida por diferentes vías a este tipo de producto. Aquellas que se encuentran en peor estado pasan por talleres de desintegración para generar nueva materia prima a través de un proceso de reciclaje textil.

Desde su puesta en marcha, el Plan Renove armarios ha logrado superar el objetivo propuesto con su creación: los comercios adheridos han recibido más de 8.000 kilos de ropa. La campaña ha supuesto todo un éxito de participación y ha consolidado la apuesta de Fundación Vital Fundazioa por colaborar con los agentes locales para lograr dinamizar y revitalizar el comercio de cercanía y hacerlo, además, desde una perspectiva ambientalmente sostenible, en consonancia con el ODS 12, que aboga por una producción y consumo responsablesm para garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.