José Antonio Rasché, odontólogo de la Clínica Dental IMQ Avenida

La importancia de tener unos dientes bien alineados

Cuidar que todos los dientes estén en su sitio y que encajen entre sí cuando cerramos la boca es importante para nuestra salud

15.07.2020 | 10:02
Dientes bien alineados.

Aunque el objetivo estético es el que generalmente guía a las personas a someterse a una ortodoncia, cuidar que todos los dientes estén en su sitio y que encajen entre sí cuando cerramos la boca es también importante para nuestra salud. José Antonio Rasché, odontólogo de la Clínica Dental IMQ Avenida, considera fundamentales las razones funcionales: «El alineamiento de los dientes garantiza menos desgastes, evita el trauma oclusal, así como las dificultades en la función fonética y la mala masticación». Además, cuando las piezas dentales no están bien alineadas puede resultar complicado realizar una correcta higiene oral. Este hecho puede acarrear caries dentales, gingivitis, periodontitis? Un sinfín de problemas que, de no prevenirlos, podrían requerir tratamientos más costosos e invasivos.

Los dientes pueden estar torcidos por diferentes causas, como factores genéticos o bien hábitos adquiridos durante la infancia. Algunas de las circunstancias que pueden ocasionar una sonrisa mal alineada son:

- Prolongar el uso del chupete

- Morderse las uñas

- Chuparse el dedo

- Tragar con interposición del labio y de la lengua

- Dormir con la boca abierta.

El tratamiento medio tiene una duración de año y medio

La duración media de un tratamiento ortodóntico varía según las causas que lo han provocado. «El tratamiento medio tiene una duración de año y medio y la edad ideal para comenzar con él es aquella en la que se diagnostica el problema. Hay que actuar rápido. Eso sí, se recomienda tener ya los dientes definitivos, por lo menos hasta el segundo molar. De los 12 a los 14 años es una buena edad para realizar una revisión de este tipo y aplicar la corrección oportuna» señala el Dr. Rasche.

A día de hoy existen diferentes alternativas para realizarse un alineamiento dental. Podemos dividir las alternativas en dos grandes bloques, el de la aparatología fija y la removible. Los aparatos removibles, son aquellos que el paciente puede ponerse y quitarse. El paciente ha de tener en cuenta que el aparato debe quitarse lo justo, para comer y poco más, cuantas más horas esté en la boca más rápido veremos su efecto y menos meses lo llevaremos.

Dentro de la aparatología u ortodoncia fija nos encontramos con las placas y expansores por un lado y los brackets por otro. Los primeros se utilizan para casos muy puntuales. Los brackets, sin embargo, ofrecen una solución global con unos resultados del 100%. Dentro de los brackets existen diferentes marcas y modelos. Tanto los brackets como el resto de la aparatología fija necesitan de unos ajustes que se irán realizando en cada visita al ortodoncista.

Muchas veces es necesario combinar las dos aparatologías, una primera fase con aparatología removible y una segunda fase con aparatología fija para realizar un tratamiento completo. Todo dependerá de cada caso en particular.

A la hora de hacerse una ortodoncia podemos optar por una clínica privada, una franquiciada o el seguro dental. Lo más importantes es establecer un precio cerrado para que luego no haya sorpresas. «No se pagan únicamente los brackets y su colocación, sino el tratamiento en sí. Hay que planear, solucionar las problemáticas que van surgiendo y monitorizar durante un año y medio o dos años», explica el especialista de la clínica dental IMQ Avenida.

Importancia de la salud dental

Una mala salud dental deriva en enfermedades coronarias, periodontales e infecciones en sangre. Las bacterias de la cavidad oral pasan al torrente sanguíneo siendo el corazón su diana principal. Este es el motivo por el que se advierte a todos los pacientes con enfermedades cardiacas que extremen su salud buco-dental.

Más información