No nos toméis el pelo

No es una tendencia propia de Internet, pero la de tomarnos el pelo es una fea costumbre que se ha generalizado en las redes sociales digitales

25.01.2022 | 07:57
David Plá, tras ser elegido responsable de orientación estratégica de Sortu

¿Se piensan que somos tontos?


La de estar en el despacho y la pancarta a la vez es una mala idea. Y quien todavía tenga dudas puede preguntárselo a Martin Garitano. Básicamente porque es una tomadura de pelo para los votantes que eligen tu papeleta para que llegues al gobierno o lo condiciones si estás en la oposición. Pero, ¿de qué sirve un partido que con una vicepresidencia y cinco ministerios sigue comportándose como si no tuviera responsabilidades de gobierno? El "no a la guerra" de Echenique y Podemos en su conjunto, sobre todo vía Twitter, es un insulto a la inteligencia de la ciudadanía que ya no traga con poses, y menos en algo tan serio.


El lastre es su decisión


Está bastante acertado Gorka Landaburu con su tuit sobre Sortu y, por extensión, Bildu: "El blanqueo, la falta de autocrítica y de ética suponen un lastre considerable para la memoria y la convivencia". La entrada de David Pla, el último jefe de ETA, como número tres de la formación es un claro signo de que la que no ha superado la época de la acción armada, la que sigue influenciada directamente por ETA, la que sostiene postulados de terroristas, la que no ha pasado página ni quiere hacerlo, la que más pasos tienen que dar todavía, la que va muy por detrás de la sociedad vasca, en definitiva, es la izquierda abertzale.


Señoritos y palurdos


"Desde luego que lo que necesita Andalucía es identificarse con una mafia de Birmingham". Niporwifi, que frecuenta esta columna por lo bien que explica cómo funciona el crimen organizado ironiza sobre a la comparación que la propia Macarena Olona ha establecido en Twitter entre ella y sus compañeros de Vox y los Peaky Blinders, una serie de mafiosos británicos de los años 20 con una estética que ha fascinado especialmente a los borregos de derechas. Es decir: no les parece suficiente vestirse de señoritos para representar, según ellos, a los trabajadores del campo, y también se comparan con delincuentes.


Reflejo de la sociedad


Vox se mantiene firme en las encuestas, en las que ha escalado hasta el 18 o 19% de la intención de voto. En Euskadi, quienes incluyen a terroristas en su toma de decisiones también buscan ser refugio del voto antisistema. Todo esto es reflejo de la civilización que hemos construido o, tal vez, destruido poco a poco: "Vivimos en una sociedad tan de ricos caprichosos que a algunos les parece normal llamar Bizitza a organizaciones que defienden la muerte". Pello Salaburu se refiere a los negacionistas que se han organizado porque se creen más listos que los demás pero, uno a uno, no pasan del tonto de cada pueblo.


No podemos obviarlo


¿Y cómo es posible que tanta gente (porque, sí, es mucha gente) sea capaz de exhibir comportamientos tan poco solidarios y tan perjudiciales? Este tuit de Víctor Muiña explica en parte lo que sucede: " Manu Carreño diciendo, en mitad del Athletic-Barça de Copa del rey, que atentos al programa de después de Friker porque 'hay nuevas pruebas sobre el posible origen artificial del covid'. Y sigue con el fútbol, porque al parecer es legal decir lo que te salga del arco del triunfo". Es decir: no solo Iker Jiménez puede dar aire en abierto a teorías tóxicas, es que en cualquier espacio se pueden reproducir sin que importen las consecuencias.


noticias de noticiasdealava