Salir de esta crisis fortalecidos

Leticia de la Torre |

Con el paso del tiempo, ocupar un puesto de responsabilidad, gestionar un equipo o estar al mando ha ido convirtiéndose en una misión más y más compleja. En los últimos años, los profesionales se han visto obligados a desarrollar su actividad en un escenario en el que poco a poco se desdibujaban las fronteras, los avances tecnológicos empezaban a seguir un ritmo exponencial y la competencia se volvía cada vez más férrea. El contexto descrito, lejos de estabilizarse con los años,ha empezado a cambiar de forma más abrupta y a hacerlo además con mayor frecuencia. De hecho, se puede decir que la guinda al pastel la ha puesto la llegada de la pandemia: una prueba irrefutable de que todo puede transformarse de la noche a la mañana.

Si ejercer un liderazgo efectivo ya era de por sí un desafío difícil, en el contexto actual el reto adquiere proporciones épicas. ¿Cómo superar esta prueba con éxito? ¿Es posible salir de esta crisis incluso fortalecidos?

Si, apostando por el liderazgo Resilente.

¿En qué consiste un liderazgo resiliente?

Imagina que se acerca una tempestad. ¿Prefieres ser un roble, rígido y macizo, o un junco, flexible y esbelto? Al compararlo con el roble,el junco parece débil e insignificante. Sin embargo, cuando llega el temporal,el junco se mueve en la dirección del viento, doblándose hasta su base. Eso le ayuda a superar sin grandes daños el paso del vendaval. En cambio, el roble, fuerte y estable a simple vista, no corre tanta suerte. Su exuberancia y firmeza solo son ventajas en apariencia. El árbol no puede competir con la fuerza del viento y finalmente se quiebra en uno de sus continuos envites.

La fábula del junco y el roble se utiliza comúnmente como ejemplo para explicar el concepto de resiliencia. En una situación difícil como la actual, contar con la capacidad de adaptarse bien a los cambios y sobreponerse a situaciones límite reporta unos beneficios incuestionables.Las empresas que se anticipen y preparen, respondan bien a los cambios y los encaren con entereza partirán con ventaja frente a la competencia.

Los líderes resilientes...

- No se dejan intimidar por la adversidad.
- Asumen la incertidumbre como parte temporal del proceso de recuperación.
- Idean estrategias a medio y largo plazo en lugar de responder con planes de contingencia.
- Visualizan el camino al éxito y lo siguen con determinación.
- Contagian una actitud positiva y generan confianza en el equipo.
- Están abiertos al cambio y se adaptan a los nuevos escenarios con ideas originales e innovadoras.
- No piensan solo en superar la crisis, sino que esperan salir fortalecidos de ella.

¿Son resilientes los líderes alaveses?

Para entender qué tipo de liderazgo ponen en práctica los alaveses, recurrimos a la ayuda de Santiago Barrueco, director de Mercado en la Cámara de Comercio e Industria de Álava. Sin introducir el concepto de resiliencia en la conversación, él mismo hace mención a un carácter abierto que lleva a los alaveses a explorar nuevos escenarios: "El tejido empresarial alavés es muy dinámico, con una clara vocación de internacionalización, abierto siempre a nuevos mercados y sectores y en su ADN predominan los criterios de calidad y satisfacción al cliente"

Indica Barrueco que, precisamente, siendo conscientes de que corren tiempos difíciles y de la necesidad de generar líderes resilientes en Álava, la Cámara de Álava y CEU IAM Business School han creado una alianza encaminada a impulsar las capacidades y habilidades de gerentes, empresarios y profesionales en Álava. Su objetivo no es solo capacitar a sus participantes para que superen con éxito esta crisis, sino para que salgan mucho más fortalecidos de ella. Una propuesta que se materializa en dos programas que ya han abierto su plazo de inscripción: un Programa Directivo para Gerentes y Empresarios y un Programa Ejecutivo en Dirección Comercial y Ventas 2.0.

A través de estas formaciones se pone el foco en el desarrollo de una visión 360º que permite a los participantes identificar oportunidades de negocio y poner en marcha estrategias muy competitivas (PDGE) y también se da un enérgico impulso de la misión comercial gracias a un enfoque actual y práctico (PEDCV).

Con esta apuesta por el desarrollo de un liderazgo resiliente, no se pretende otra cosa que potenciar algo que ya se adivina en la naturaleza del líder alavés. Según Barrueco, aproximadamente la mitad de las pymes del territorio tiene o ha desarrollado una iniciativa exportadora de internacionalización. El representante de la Cámara de Álava sostiene que los alaveses son profesionales, empresarios y emprendedores muy orientados siempre a la búsqueda de nuevos mercados, particularmente en el extranjero. Esta es una cuestión importante, ya que les brinda una ventaja clara:"En el caso de que un mercado se resienta, otros mercados que están más sanos les permiten diversificarse y, de esa forma, la explotación no se resiente tanto".

No obstante, Barrueco también señala que esa tendencia a la internacionalización supone también estar dispuesto a competir con los mejores: "Necesitas siempre estar colocado en la mejor ola para poder ser uno de los mejores y aprender de todo ello".

En el espíritu de los profesionales y responsables de Álava, se puede distinguir la semilla de un liderazgo resiliente. Si se cuida de la forma adecuada, esta semilla puede ser el germen de un resistente junco.