¿Y ahora también una mesa vasca?

17.09.2021 | 19:01
Diestralandia descubrió que Urkullu es nacionalista.

¡Urkullu es nacionalista! – ¡Extra! La prensa de orden descubre que el lehendakari es nacionalista. Tras la enésima denuncia de Urkullu de la esquilmación competencial y la solicitud de otro marco de relaciones con el Estado, el columnero de ABC Álvaro Martínez anotaba: "Urkullu ha reaccionado a la mesa bilateral de la vergüenza y a los cabezazos de Sánchez ante la señera y como un rayo salió ayer para decir ¿qué hay de lo mío?, en busca de extender al terreno político los escandalosos privilegios del 'concierto económico'. Se trata de que España ya no pinte nada en el País Vasco". Una página antes, el director del vetusto diario, Julián Quirós, apuntaba también por ahí: "Llevamos años viéndolo en las astracanadas del independentismo catalán, pero pasa igual en todas partes. Ahí tenemos al moderadísimo presidente vasco, que para no ser menos que Aragonès empieza a amagar con su propia mesa de diálogo".

La mesa catalana – La tantas veces mentada mesa de diálogo catalana ha inspirado antes, durante y después de su celebración desvaríos de diverso signo. Como no tenemos espacio para todos, les he reservado uno de los más delirantes. Su autor es el principal imputado del caso Kitchen, Jorge Fernández Díaz, en La Razón: "A lo largo de la Historia la relación de socialistas, comunistas y ERC ha sido nefasta para Cataluña y toda España. Sin ir más lejos, durante la Segunda República, el golpe de Estado de 1934 que precipitó la Guerra Civil fue provocado por ellos. Esta mesa de diálogo es la antesala de nuevas desgracias para España".

Pobrecitas eléctricas – El anuncio del plan del Gobierno español de mordisquear los beneficios de las eléctricas para enjugar el sablazo en el recibo de la luz también causó gran rechazo en el ultramonte. La Razón denunciaba a todo trapo en primera: "Rejonazo de 2.600 millones a las eléctricas". Un editorial sapoculebreaba contra la decisión, mientras el director, Francisco Marhuenda, echaba las muelas contra el populismo bolivariano: "Sánchez ha irrumpido en nuestras vidas, empujado por Podemos y la presión de una indignada ciudadanía, convertido en un moderno «Robin Hood» dispuesto a robar a los ricos para dárselo a los pobres. El problema es que no hay un rico concreto. Son unas empresas fundamentales para la economía española".

Ayusistas todos


En la guerra en el barro del PP, los amanuenses no tienen dudas. Están con su emperatriz, Isabel Díaz Ayuso, frente a las zancadillas de Pablo Casado y los que la exlideresa Esperanza Aguirre motejó como "los chiquilicuatres de Génova" en una sabrosona entrevista en El Mundo. "Es una crack. Atacarla es ayudar a Sánchez", proclamó la desprejuicida Aguirre, compitiendo en la lisonja con otros cantores de gesta en una liza que ganó Salvador Sostres con esta demasía que nos echamos a los ojos en ABC y que convierte a todo quisque en ayusista sin saberlo: "No hay ningún español que, en la intimidad y puesto ante su contabilidad diaria, no prefiriera a Ayuso que a cualquier otro político, incluso a los que él mismo haya podido votar". 

noticias de noticiasdealava