Gasto energético y económico

Trucos para mantener la temperatura dentro de la vivienda y controlar el gasto

28.10.2020 | 00:09
Hay una serie de aspectos que pueden ayudar a reducir el gasto de la factura. El princiapal truco, intentar que la temperatura no baje demasiado.

vitoria – La instalación de sistemas de calefacción de bajo consumo es la solución para intentar calentar la casa de la manera más económica, pero no la única. Hay una serie de aspectos que pueden ayudar a reducir el gasto de la factura. El princiapal truco, intentar que la temperatura no baje demasiado.

En los meses de frío, el objetivo primordial es calentar la casa. En la actualidad, solo pueden instalarse calderas de condensación, ya que las estancas han quedado en desuso. En cuando a los modelos de combustición, además de la calefacción a través de gas butano, natural o calderas eléctricas, existen otras formas. El uso de la energía solar, las bombas de calor y los acumuladores son alternativas que también sirven para calentar la casa sin subir la factura.

La instalacion de termostatos es otra de las medidas que pueden ayudar a que no se dispare el gasto. Se trata de un pequeña herramienta de control que permite que la temperatura siempre se mantenga estable. Lo ideal es que la temperatura se sitúe en los 21º. Por encima de esta cifra, el consumo se incrementa en un 8% por cada grado.

Además, la diferencia entre la temperatura exterior e interior no debe superar los 12º. En el casi del dormitorio, la temperatura puede ajustarse a 17º.

Otro de los consejos es frenar las entradas de frío. Por ello, en los momentos que salga el sol es conviene subir las persianas para calentar la casa y bajarlas cuando este se vaya.

Otro de los detalles que muchas veces se pasa por alto y que suele afectar a un mal calentamiento de la vivienda es la colocación del mobiliario. En caso de disponer de radiadores para calentar la casa, no deben estar colocados sillones ni ningún otro objeto delante, ya que estos absorben el calor, impidiendo que se caliente la estancia.

Por contra, una forma curiosa de cómo calentar la casa si se tiene calefacción es colocar un estante sobre los radiadores. De esta manera canalizaremos el calor al impedir que suba el aire caliente. Es especialmente eficaz cuando la calefacción está situada bajo una ventana.

Pero adeás de las ventanas y paredes, el suelo también es fundamental para retener el calor dentro de casa. Los huecos o grietas en el suelo pueden ser el lugar por donde se cuele el frío. Sellarlas permitirá mantener el calor sin aumentar el desembolso en la calefacción y también las alfombras pueden ser eficaces para aislar del frío.

La elección de las cortinas y la ropa de cama influyen a su vez en cómo calentar una casa.

En el caso de las cortinas su papel es fundamental, ya que las ventanas son un agujero en la pared que difícilmente está sellado a la perfección y por donde suele colarse el frío.

La instalación de cortinas gruesas puede ayudar a aumentar la temperatura.

Por otra parte, conviene correr las cortinas cuando salga el sol, al ser una manera gratuita de calentar la casa. También habrá que aprovecharlos momentos de sol para abrir las ventanas y permitir la renovación del aire.

En cuando a cómo calentar una casa con la ropa de cama, la recomendación es que sean de algodón o de franela de lana.