Otegi dice que PNV y PSE quieren un "voto cómplice" para seguir con sus recortes

El coordinador general de la formación ve claro "que hay partido" y que "solo EH Bildu puede dar la sorpresa el próximo domingo"

05.07.2020 | 16:08
Arnaldo Otegi, junto al dirigente del BNG Rubén Cela

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, cree que solo su formación abertzale "puede dar la sorpresa" en las elecciones vascas del 12 de julio y advierte de que PNV y PSE-EE, más que el voto, piden a la ciudadanía "que sea cómplice de sus políticas de recortes y renuncias".

Otegi ha hecho estas declaraciones en un acto electoral que EH Bildu ha celebrado este domingo en Eibar, en el que también ha intervenido el cabeza de lista por Álava, Mikel Otero.

Transcurrida la primera semana de campaña electoral, Otegi ha dicho que ve claro "que hay partido" y que "solo EH Bildu puede dar la sorpresa el próximo domingo".

Ha hecho un llamamiento a concentrar en EH Bildu "todo el voto progresista de izquierdas, soberanista, abertzale, antifascista y republicano" ya que su formación encarna la "chispa de la transformación" frente al "narcótico" que, a su juicio, representa la opción del aspirante a la reelección por el PNV, Iñigo Urkullu.

"EH Bildu crece, se hace más plural y más amplia" y quiere la "colaboración" ciudadana para "construir un país justo y libre", mientras que el "gobierno ni-ni" de PNV y PSE pide a los votantes que sean "cómplices" de sus políticas para "incumplir todas sus promesas" con una "credibilidad enterrada en Zaldibar", ha añadido.

Ha garantizado que "EH Bildu ni ha sido, ni será cómplice de un orden económico injusto e inhumano, ni de un Estado que niega las libertades nacionales" y que "por eso se ofrece como instrumento útil para ser la voz de los sin voz, para ser útil a la causa nacional y a la causa de los trabajadores, para construir la república vasca de iguales".

Mikel Otero, por su parte, se ha referido al derrumbe hace hoy cinco meses ocurrido en el vertedero de Zaldibar en el que continúan sepultados dos trabajadores. En su opinión, "Zaldibar ha mostrado el fracaso del modelo de gestión de PNV-PSE" ya que "fallaron los controles, la gestión inicial de la crisis, la gestión de la información, la atención a familiares y vecinos y, tal vez lo peor, los principales responsables políticos no dieron la cara ni se han depurado las responsabilidades políticas".

"Zaldibar nos ha enseñado que las cuestiones esenciales no pueden quedar en manos del lucro privado y, en definitiva, Urkullu dejó patente que no está preparado para gestionar una situación complicada con garantías", ha concluido Otero.