Arturo Bris, Director de IMD World Competitiveness Center

"En Europa, la sostenibilidad va a ser nuestro gran diferenciador"

Arturo Bris disertará el próximo 16 de noviembre en el Foro Álava Objetivo 2022

07.11.2021 | 00:54
"En Europa, la sostenibilidad va a ser nuestro gran diferenciador"
Cedida

Profesor en el IMD Business School, dirige su reconocido Centro Mundial de Competitividad. Precisamente, sobre los Factores clave de competitividad en la sociedad post-covid Arturo Bris disertará el próximo 16 de noviembre en el Foro Álava Objetivo 2022 que DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA organizará en el Palacio Europa con el tema Impulsando un modelo económico y social sostenible.

¿Cómo ha impactado la pandemia en el ámbito de la competitividad?

Primero hay que entender que la competitividad se refiere a la habilidad de los países para generar prosperidad. No se trata de competir para ser mejor, sino de gestionar el país o la región o la ciudad para que los ciudadanos tengan calidad de vida, salarios adecuados, trabajo, educación... La competitividad es esa combinación de factores. Evidentemente, la pandemia ha afectado muchísimo y hay dos temas fundamentales para la competitividad futura de los países. Uno es la tecnología, un aspecto en el que el País Vasco y Álava lo hacen muy bien. Y el segundo es la sostenibilidad, como diferenciador de las economías.

Se está celebrando la cumbre de Glasgow y estamos hablando de emergencia climática y de políticas medioambientales, apostar por la sostenibilidad ¿es apostar por la competitividad, por esa prosperidad?

No hay duda. Yo creo que es más el proceso político el que lo hace difícil, pero no existe duda de que entendida la competitividad como prosperidad de largo plazo ésta solo se puede garantizar si preservamos nuestro medio ambiente, nuestra sociedad y nuestro modo de vida. La sostenibilidad no es solo la preservación del medio ambiente, es también combinar las instituciones económicas y sociales para que nuestras sociedades sean consistentes con el medio ambiente también. Al fin y al cabo, no hay diferencia entre ser sostenible y competitivo.

¿Entonces la sostenibilidad es también oportunidad de negocio?

Sin duda. Y yo creo que ahí está el gran paso para Europa. En Europa, yo creo que la sostenibilidad va a ser nuestro gran diferenciador. Cuando un consumidor tenga que comprarse un coche y tenga que decidir entre Ford y Volkswagen, por ejemplo, y vea que el coche de Volkswagen es más sostenible en todos los sentidos, eso va a hacer que nuestros mercados sean mayores. Y Europa ha logrado los consensos necesarios para que la sostenibilidad sea nuestro diferenciador.

El Centro que usted dirige hace un 'ranking' de Competitividad y en la edición de este año España no ha salido demasiado bien parada. ¿Por qué? ¿Qué debería aprender de otros países que sí destacan en esa clasificación?

La ecuación de competitividad es muy sencilla. Necesita cierta consistencia entre el sector público y privado. Las economías competitivas, Dinamarca, Singapur, Suiza, tienen gobiernos que apoyan al sector privado. ¿Cómo? Proporcionándoles la regulación adecuada, gestionando y desarrollando la infraestructura que se necesita, por ejemplo proporcionando el talento a las empresas a través del sistema educativo. Y al mismo tiempo necesitas un sector privado que contribuya a la prosperidad a través de la generación de empleo, de la productividad, de la inversión en sostenibilidad, de valores como la igualdad de género, la igualdad de renta... Esta consistencia entre sector público y privado es lo que genera una sociedad próspera. En España, el problema es que el sector público es gigante comparado con el privado. La economía española está absorbida, centralizada, por un poder político a todos los niveles, no solo nacional, que hace que el sector público toque la mayoría de sectores económicos.

¿Fue la crisis de 2008, cuando en España se hablaba de cosas como cambiar el modelo productivo, una oportunidad perdida?

Fue una oportunidad perdida. Y después de la pandemia los gobiernos se han convertido en más importantes. Por ejemplo, en el desarrollo de nuevas tecnologías, en el que el sector privado debería tener una mayor iniciativa, debido a los fondos europeos va a ser una iniciativa pública y eso va a hacer más difícil que tenga éxito. Los países que han gestionado bien su tecnología lo han hecho con esta combinación de sector público y privado.

¿Entonces no es apropiada la respuesta que la UE está dando a esta crisis, esa activación histórica de fondos?

La UE está haciendo lo correcto y de manera espectacular ante una crisis como la que estamos sufriendo. El problema es cómo se gestionan esos fondos, en el sentido de que es el poder político el que va a centralizar la decisión. Es necesario que el sector privado tenga en España mucha mayor iniciativa y que sea capaz de innovar. En el mapa de la innovación en España, las regiones más innovadoras son las periféricas, las más alejadas del poder político central. Las industrias que están en el centro de España, cerca del poder político, son todas las industrias reguladas, infraestructuras, compañías eléctricas, bancos... Mientras que la innovación son todas empresas periféricas.

¿La actual escasez de microchips y el cuello de botella en el transporte mundial están agravando la crisis de la pandemia desde el punto de vista competitivo?

Claro y es uno de los factores que hemos observado en el Centro. Los países y las industrias que dependen más de las cadenas globales de valor van a sufrir bastante más. Una de las tareas que hay que hacer como consecuencia de la pandemia es reorganizar estas cadenas de valor para que sean más locales; rehacer nuestras cadenas de valor para que sean más europeas, para que nuestros suministros por ejemplo vengan de Polonia y no de China. Hay que reducir las distancias. Hemos visto que la pandemia ha perturbado claramente el sector del transporte sobre todo cuando viene de muy lejos.

Decía que un elemento fundamental de la competitividad futura es la tecnología. ¿En qué situación nos encontramos en el ámbito de la innovación?

La innovación es un ecosistema que se basa en tres pilares. El primero es la regulación, que es responsabilidad del poder público. El segundo es el talento y el tercero es el capital. La provisión del talento depende, no solo de la educación pública, sino del grado en que las empresas formen a sus empleados. Ahí es donde el sector privado tiene que hacer un esfuerzo mayor, desarrollar más a los empleados en temas tecnológicos y de innovación. Y el tercero, el capital, es aún más importante; para la innovación hace falta invertir. En España tendemos a fomentar los innovadores, pero un innovador no es nada sin capital. Y es ahí donde el sector privado tiene un mayor impacto, en qué medida el capital privado, tanto financiero como empresarial, se dirige hacia proyectos de riesgo.

¿Y qué papel ocupan en la competitividad los indicadores sociales?

Depende, hay países muy diferentes. Si nos centramos en Europa, es verdad que los indicadores sociales tienen una gran importancia. El tema de las desigualdades es muy importante. Creo que hemos avanzado mucho en la desigualdad de género, pero la desigualdad de renta y de riqueza es todavía uno de los grandes problemas para la prosperidad global. En temas de sostenibilidad y de sensibilidad respecto al medio ambiente creo que Europa ha reaccionado bastante bien. Me estoy refiriendo a Europa, donde tenemos democracias muy avanzadas; pero hay países, en Oriente Medio o en el sudeste asiático, en los que la opinión de la gente importa poco.

Pero muchas veces son esos países precisamente los que atraen la actividad, la producción, son más competitivos en esos términos pese a no cumplir unos estándares democráticos, o de respeto a derechos sociales, laborales...

Desafortunadamente la competitividad tiene un alto componente económico. Hay países que son muy competitivos, pese a que no tienen democracia. Es cierto que también las democracias tienen problemas, porque es más difícil tomar decisiones rápidas.

"Es necesario que el sector privado tenga en España mucha mayor iniciativa y que sea capaz de innovar"


noticias de noticiasdealava