El mercado laboral vasco resiste la sexta ola y se sitúa en niveles precovid

Euskadi supera los 980.000 afiliados dos años después y el número de parados baja hasta los 114.845

05.01.2022 | 00:52

Gasteiz – La economía vasca superó en 2021 un exigente test de resistencia. Los problemas de suministro de la industria y la persistencia de la pandemia han marcado el paso de la actividad de las empresas los últimos doce meses. Sin embargo, el mercado laboral se ha situado en el minuto cero de la crisis sanitaria y afronta este año con fortaleza.

Según los datos que hizo público ayer Lanbide, Euskadi concluyó 2021 con 114.845 parados, 2.392 menos que en febrero de 2020, justo antes del confinamiento. Además la Seguridad Social informó de que diciembre se cerró con 980.022 afiliados en la CAV, 20.890 más que hace un año, lo que supone situarse en niveles de finales de 2019.

El incremento anual de cotizantes es el más elevado que registra Euskadi desde 2007, justo antes del estallido de la anterior crisis, y es ligeramente superior al de 2015, cuando se confirmó la recuperación. La capacidad de creación de empleo del tejido productivo vasco se acerca por tanto a los estándares habituales

resistencia al ómicron La sexta ola del covid no ha frenado la recuperación del mercado laboral vasco, que firmó un diciembre sobresaliente. Un total 2.934 personas abandonaron la cola del paro el mes pasado, con un descenso porcentual del 2,49%, ligeramente por encima de la media del Estado. En el análisis del conjunto del año, casi 14.400 vascos salieron del desempleo en 2021.

Del lado de la afiliación a la Seguridad Social, Euskadi ganó el año pasado 20.890 cotizantes, un 2,18% más, y reconquistó el nivel de los 980.000 afiliados, a tan solo 570 del máximo marcado en diciembre de 2019 tras la crisis anterior. La economía vasca reinicia de este modo el camino hacia el millón de afiliados.

El comportamiento por territorios fue similar. El paro descendió durante el año en Euskadi en un 11,14%. Bizkaia y Gipuzkoa estuvieron ligeramente por encima de la media (-11,2%) y Araba avanzó a un ritmo menor (-10,6%). En cambio, la evolución de Bizkaia fue en diciembre más intensa. Redujo su lista del desempleo en 2.276 personas, con una caída del 3,4% respecto a noviembre, dos puntos más que Araba y Gipuzkoa.

Hay más diferencias en lo relativo a la afiliación de trabajadores. Araba rozó un crecimiento anual del 2,8%, mientras que Gipuzkoa no llegó al 2% y Bizkaia se sitúo en torno a la media (2,13%). Sin embargo, la economía vizcaína fue la que más cotizantes ganó en diciembre en términos porcentuales -0,54%, por encima de la media del Estado, en contraste con el comportamiento plano de Araba (0,01%) y el ritmo pausado de Gipuzkoa (0,16%). De modo que cabe interpretar que la Bizkaia ha resistido mejor el impacto de la sexta ola del coronavirus.

balance por género El paro bajó en diciembre especialmente entre las mujeres (-2.585), mientras que entre los hombres el descenso fue más discreto (-349). No obstante, en el balance anual el descenso fue mayor entre los hombres (-7.667) que entre las mujeres (-6.728). Aunque ellos fueron los más perjudicados en el momento inicial de la crisis, están mostrando una mayor capacidad de recuperación. Actualmente el 55,4% de las personas paradas son mujeres.

Por edad, la franja de menores de 35 años es la que acumula un 54% del descenso del desempleo este mes, y en la actualidad suman 28.280, lo que significa que son el 24% de quienes buscan empleo y no lo encuentran. Son 6.439 menos que hace un año, un 18% menos. En cuanto a los mayores de 45, sigue siendo el grueso de la población parada, y suman 60.799, casi la mitad de los demandantes. Este mes también ha descendido el paro en esta franja y casi en 3.000 personas en este año.

Por sectores, durante diciembre el paro disminuyó más en Servicios (-3,1%), con 2.475 desempleados menos, lo que sitúa la cifra de personas en paro en 76.568 y en el sector Primario (-1,4%), con 37 parados menos y un total de 2.632 desempleados. Aumenta en la Industria (+2,7%), con 356 parados más, lo que hace un total de 13.708 desempleados, y la Construcción (+0,3%), con 23 personas más en paro, hasta alcanzar los 7.717 desempleados.

En el cómputo interanual, el descenso es del 14,3% en Industria, del 11,3% en Servicios y del 10,7% en Construcción. Entre quienes no han tenido todavía su primera experiencia laboral disminuye el paro un 8,5% en el último año, y ascienden a 14.220 los desempleados en este colectivo. Además, durante diciembre se redujo el paro de larga duración en 791 personas y también el de corta en 2.143. Con respecto a la contratación, en diciembre se registraron 74.716 contrataciones, lo que supone un descenso del 14,06% en relación al mes anterior (12.220 contratos menos) y un incremento del 25,86% respecto al mismo mes de 2020 (+15.353). Del total de contrataciones, 67.914 han sido temporales y 6.802 de carácter indefinido.

El retorno de la incertidumbre y las restricciones en sectores como la hostelería derivadas del repunte de la pandemia han frenado el proceso de recuperación que se venía observando en los últimos meses, según el Departamento de Trabajo y Empleo. Sin embargo, no ha impedido volver a los niveles de empleo precovid.

Gobierno Vasco Tras conocerse los datos de empleo de diciembre, la consejera vasca de este área, Idoia Mendia, destacó en una comparecencia ante la prensa el descenso del paro en Euskadi en todas las franjas de edad, sobre todo entre los jóvenes y las mujeres.

La titular de Trabajo y Empleo señaló que ahora hay 2.392 personas menos en paro que antes de la crisis provocada por la pandemia, ha remarcado que el desempleo ha bajado en todos los territorios y ha destacado el repunte "histórico" de los datos de afiliación a la Seguridad Social. La consejera se refirió también a quienes siguen buscando trabajo y no lo encuentran, a los "lastres" del mercado laboral, a las incertidumbres causadas por la sexta ola de la covid, a los costes energéticos y de las materias primas y a los problemas de distribución.

A pesar de ello, añadió que se crea empleo "con fuerza" porque, a su juicio, hay confianza en las nuevas oportunidades que ofrecen los fondos europeos y en la ruta marcada por el Gobierno Vasco.

Reducción. Euskadi registró en diciembre un total de 4.305 trabajadores en ERTE, de los que 3.657 están asociados a las medidas por el covid (2.233 mujeres y 1.424 varones). El País Vasco concluyó el año 2020 con 41.073 trabajadores protegidos en los distintos tipos de ERTE contabilizados en la comunidad autónoma, diez veces más que los actuales. La cifra de diciembre de 2021 representa la mitad que hace dos meses y un 3% de los que había cuando se activó este mecanismo, ya que en abril de 2020 eran 152.872 personas.

"Euskadi ha pasado de la resistencia a la recuperación, pero la incertidumbre persiste"

IDOIA MENDIA

Consejera vasca de empleo

"Las declaraciones triunfalistas ocultan la precaria realidad laboral y la reforma no frena la temporalidad"

Ela

noticias de noticiasdealava