Congeladas las tarifas aeroportuarias de Aena para 2021

Competencia abre la puerta a que recupere los ingresos perdidos con una nueva regulación tarifaria entre 2022 y 2026

18.02.2021 | 23:24

MADRID – La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anunció ayer que congelará a partir del próximo mes de marzo y para todo el ejercicio de 2021 las tarifas que Aena cobra a las compañías aéreas por los distintos servicios que les presta, como seguridad, atención o mantenimiento de pistas.

Como consecuencia de la situación producida por la covid durante 2020 y cuyos efectos previsiblemente continuarán afectando al tráfico aéreo en 2021, se ha decidido establecer el nivel tarifario del ejercicio anterior, aclaró la CNMC, organismo encargado de supervisar y controlar las tarifas aeroportuarias que se actualizan cada ejercicio.

Por lo tanto, la variación tarifaria aprobada del 0% se distribuye entre los distintos servicios aeroportuarios ante la "imposibilidad de cobertura" de los costes de las prestaciones patrimoniales públicas durante el ejercicio 2021.

En consecuencia, la CNMC ha determinado que el ingreso máximo anual por pasajero ajustado que debe aplicarse a las tarifas de 2021 es de 10,27 euros por pasajero lo que supone congelar las tarifas de 2020 y, por tanto, una variación del 0%.

Las tarifas aeroportuarias para el periodo 217-2021 están reguladas desde enero de 2017 por el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), en el cual se estableció una rebaja quinquenal de un 11% respecto al periodo anterior. No obstante, las tarifas anuales están sujetas a la recaudación del ejercicio anterior y, en este caso, 2020 tuvo un descenso en el tráfico aéreo del 72% respecto al 2019, lo que hace que las tasas puedan ser inferiores o que se congelen.

Por este motivo, la CNMC ha abierto la puerta a un nuevo Documento (DORA2), en el que se fije una tarifa por la que Aena pueda recuperar los ingresos que ha dejado de ganar durante la crisis de la covid y que se llevaría a cabo para el periodo 2022-2026, aunque el texto aún está en fase de negociación.