Los trabajadores de Tubacex iniciarán el lunes una huelga indefinida

La representación social de los trabajadores mantiene que la de Tubacex es una crisis "coyuntural" por lo que exige "únicamente medidas temporales"

11.02.2021 | 11:05
Concentracion anterior de trabajadores de Tubacex

Los trabajadores de Tubacex en Amurrio y Llodio iniciarán el próximo lunes, día 15, una huelga indefinida en defensa de sus puestos de trabajo y en contra de los 150 despidos anunciados por la dirección de la empresa.

Así lo ha explicado en declaraciones a Efe el presidente del comité de empresa, Eduardo Ibernia, coincidiendo con el arranque de los dos días de huelga anunciados en un principio para este jueves y para mañana viernes.

Ibernia ha explicado que el seguimiento del paro a nivel productivo está siendo "prácticamente total" y que la plantilla está unida en contra del Expediente de Regulación de Empleo que la dirección ha anunciado para 150 operarios y del ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) sobre la totalidad de las plantillas de las plantas alavesas de la empresa.

El presidente del comité ha indicado que ya han comunicado a la autoridad laboral y a la dirección el inicio de la huelga indefinida el lunes.

La dirección de la empresa justificó el ERE para paliar los "problemas estructurales" que sufre esta compañía debido a la "grave crisis del principal sector al que van destinados sus productos: petróleo y gas", ya que la actividad en dicho sector ha caído más de un 50 % desde el año 2015 y no se espera una recuperación a volúmenes anteriores "dada la aceleración de la transición energética y la clara apuesta por otras fuentes de energía".

Por su parte el ERTE, que afectará a la totalidad de los algo más de 800 trabajadores de la plantilla, servirá para "paliar las consecuencias que la covid está suponiendo en los clientes de Tubacex" y que ha provocado una caída "dramática" de la cartera de pedidos en los últimos meses, según la dirección.

La representación social de los trabajadores mantiene sin embargo que la de Tubacex es una crisis "coyuntural" por lo que exige "únicamente medidas temporales" que palíen los efectos de la pandemia.