Siemens Gamesa apuesta también por el hidrógeno

Invertirá 80 millones en desarrollar una turbina que genere combustible en el mar

14.01.2021 | 00:48

BILBAO – Siemens Gamesa explora nuevas líneas de negocio para compensar el estancamiento del negocio eólico terrestre y se ha sumado a la carrera del hidrógeno verde, una fuente de energía en la que ya compiten otras empresas vascas como Iberdrola y Sener. El fábricante vasco de aerogeneradores ha llegado a un acuerdo con su principal accionista, Siemens Energy, para invertir un total de 120 millones de euros los próximos cinco años para el desarrollo de un aerogenerador offshore (marina) capaz de producir directamente hidrógeno, informaron ayer las compañías.

En concreto, a través de esta colaboración, se desarrollará una solución que integra un electrolizador en un molino eólico marino, por medio de un sistema único y sincronizado, para producir directamente hidrógeno verde, separando este elemento del oxígeno que hay en el agua. El prototipo estará en marcha entre 2025 y 2026. Del total de la inversión prevista, Siemens Gamesa aportará la mayoría, 80 millones, y su casa matriz el resto. El objetivo es que la compañía vasca adapte el aerogenerador más potente del mundo, la turbina offshore SG 14-222 DD, con una potencia de 14 megavatios (MW), para integrar el electrolizador. Por su parte, Siemens Energy desarrollará un electrolizador capaz de resistir el entorno marino y de sincronizarse con el aerogenerador. El anuncio de esta nueva línea de negocio se produce la misma semana en la que se ha hecho público el cierre de las plantas de Siemens Gamesa en A Coruña y Cuenca.

Nuevo parque de iberdrola Por su parte, Iberdrola ha empezado la construcción de un parque eólico de 33,6 megavatios (MW) de capacidad instalada en Rodopi, en Tracia (Grecia), según informó ayer la compañía. El parque estará integrado por ocho aerogeneradores V150 de 4,2 megavatios de potencia unitaria, con un diámetro de rotor de 150 metros y una altura de buje (desde el rotor al suelo) de 105 metros. Una vez que entre en operación, lo que está previsto para mediados de año, Iberdrola dispondrá de una potencia renovable instalada en Grecia y Chipre de 335 MW.