Las ventas de coches usados caen la mitad que las de nuevos pese a las ayudas públicas

El año pasado se vendió en Euskadi un 13,4% menos de vehículos de ocasión frente a la caída del 24% de los de estreno

13.01.2021 | 00:39
Consumidores acuden a un mercado de coches de ocasión con la intención de adquirir un vehículo, en una imagen de archivo.

gasteiz – Los planes de apoyo a la adquisición de nuevos vehículos impulsados por los gobiernos vasco y español durante el pasado año lograron suavizar la caída de ventas en Euskadi pero no consiguieron su segundo objetivo, la renovación del parque vasco de automóviles, a tenor de las estadísticas que manejan las patronales del sector, que cifran en un 23,9% el descenso en las ventas de coches nuevos en la CAV frente a la caída del 13,4% de las adquisiciones de vehículos de ocasión que, además, experimentaron un repunte del 24% en diciembre.

Un estudio realizado por Ideauto para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios Ganvam señala que en la CAV la caída de ventas de turismos de ocasión fue unas décimas superior a la media estatal, del 13,4% frente al 12,8% registrada en España, y se sitúa muy por debajo del descenso del 24% que sufrió el mercado de vehículos nuevos.

Además, destaca que aquellos con una antigüedad superior a los 10 años fueron los que experimentaron una caída menor, mientras que en el extremo contrario se situaron aquellos con un año o menos, con retrocesos de dos dígitos.

Respecto al buen comportamiento de las adquisiciones de turismos de más edad, Ganvam explica que la reacción de la población a la pandemia de coronavirus fue apostar por el transporte privado frente al público y comprar un automóvil, pero a un precio asequible. Según datos que maneja el portal coches.net, el vehículo de ocasión en Euskadi se situó en 2020 en 16.251 euros, con un descenso de dos puntos porcentuales con respecto al ejercicio anterior.

Del mismo modo, la patronal de la distribución razona la fuerte caída de los automóviles seminuevos, aquellos que tienen como mucho un año, en la falta de adquisiciones de las empresas de rent a car. El brusco retraimiento del turismo ante las medidas restrictivas impuestas para frenar el avance del covid-19 provocó una menor demanda de coches de alquiler, por lo que la oferta de este tipo de flota hubo de reducirse notablemente.

combustible Las estadísticas, además, no respaldan la campaña contra el diésel que se desató en 2019 cuyos coletazos se dejaron sentir durante el año recién finalizado, puesto que la venta de vehículos propulsados por diésel se impone a los de gasolina. En Euskadi en 2020 el 60% de los coches de ocasión vendidos eran diésel frente al 38% de gasolina y las marcas más vendidas fueron Renault Mégane, VW Golf, Ford Focus, Seat Ibiza y Seat León.

Las adquisiciones de coches con energías alternativas como la electricidad, el gas o los híbridos son anecdóticas en el mercado de segunda mano, dado que todavía llevan poco tiempo en el mercado y son muy escasos aquellos cuyo propietario decide vender.

Esta situación podría cambiar a medio plazo a juzgar por la buena respuesta que obtiene este tipo de vehículos en el mercado de los nuevos. Los últimos datos facilitados por las patronales del sector de la automoción indican que en Araba el pasado año las adquisiciones de turismos nuevos propulsados por gasolina cayeron un 39,91% y los diésel un 21,34% frente al fuerte ascenso del 75,45% del resto.

Entre ellos, los vehículos híbridos crecieron un 63,3% al venderse 1.065 unidades. El caso de los eléctricos fue más patente, puesto que Araba registró 187 adquisiciones que representa un incremento del 228% respecto a 2019.

Los coches de ocasión de más de diez años fueron los que experimentaron una menor caída frente al mayor descenso de los seminuevos

El diésel mantiene su hegemonía en el mercado de segunda mano al copar en Euskadi el 60% de las adquisiciones