La caída de ventas de gasolinas obliga a Petronor a parar una línea

La refinería vasca operará con sólo el 60% de la capacidad de refino y los ingresos fiscales vascos se resentirán

30.11.2020 | 23:39

BILBAO – La industria ligada a la automoción es la primera fuente de riqueza de Euskadi y compañías como la energética Petronor son el primer contribuyente fiscal a las arcas de las haciendas forales. Dos hechos que deberían mover a los representantes institucionales vascos a apoyar la evolución del automóvil en esta complicada coyuntura de pandemia de coronavirus, con restricciones a la movilidad, y transición energética en el sector pero los mensajes anti-coche de algunos, sin medir las consecuencias económicas, no ayudan a un sector que ve como las ventas del automóviles caen un 36,8% este año en el Estado y las ventas de combustibles más del 23%. En este contexto no es noticia que Petronor haya decidido volver a parar una de las líneas de su refinería de Muskiz por falta de demanda.

En concreto, Petronor ha adoptado la decisión de paralizar de nuevo una de las dos unidades de producción de carburantes de las que dispone en sus instalaciones ante la reducida demanda de gasolinas.

El rebrote del covid-19 y las nuevas limitaciones a la movilidad están haciendo que el consumo de gasolina, gasóleo o keroseno esté muy por debajo de las expectativas previstas en verano con lo que Petronor ha decidido producir con sólo el 60% de su capacidad de refino.

Petronor había vuelto a utilizar el 100% de sus instalaciones de producción hace un mes, tras casi seis de parón de una de las dos líneas de refino pues en mayo debido a la baja demanda del mercado se redujo el volumen de destilación de petróleo. En octubre, la mejoría de la actividad económica animó a los dirigentes de la compañía refinera vasca a conectar su segunda unidad de producción para atender a la que estimaban creciente demanda pero la segunda ola de la pandemia de coronavirus y las notables restricciones que se han impuesto a la movilidad en el Estado español han roto las previsiones.

La menor demanda de gasolinas y la consiguiente parada del 40% de la producción de Petronor tendrá un apreciable impacto negativo sobre la recaudación fiscal del conjunto de las haciendas vascas.

noticias de noticiasdealava