Euskadi emitirá deuda con fin social y medioambiental

Un cambio normativo permitirá al Gobierno realizar emisiones y solicitar préstamos destinados a este tipo de actuaciones

20.11.2020 | 00:45

Vitoria – El Gobierno Vasco podrá emitir a partir del año que viene deuda de carácter exclusivamente medioambiental y también bonos con fines sociales, gracias a una nueva regulación de sus emisiones que entrará en vigor en 2021. Así lo dio a conocer ayer el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, en una conferencia telemática organizada por Bolsas y Mercados Españoles y el Observatorio Español de la Financiación Sostenible, celebrada en la Bolsa de Madrid, sobre financiación sostenible como factor de recuperación económica en la etapa post covid.

Hasta ahora Euskadi ha emitido bonos sostenibles que promueven inversiones en el ámbito social y medioambiental de forma conjunta, sin poder escoger exclusivamente una de estas dos áreas. El nuevo marco normativo permitirá en 2021 emitir de forma diferenciada deuda verde o social y también sostenible, que incluye las dos anteriores.

emisiones sostenibles En su intervención, Pedro Azpiazu, anunció que además de estas nuevas emisiones y préstamos verdes, sociales y sostenibles, de forma diferenciada, van a tratar de obtener el rating de sostenibilidad (ESG). Recordó así que en 2018 el Gobierno vasco hizo su primera emisión de deuda sostenible por valor de 500 millones de euros y la demanda que triplicó la oferta.

Un 65 % de la deuda la adquirieron inversores internacionales, con un tipo nominal del 1,45% y 15 puntos básicos de spread. En 2019 se incrementó la emisión hasta los 600 millones con una demanda cuatro veces superior a la oferta. En marzo de este año se lanzó otra de 500 millones y la demanda multiplicó por siete la oferta.

En abril de este año se lanzó una emisión sostenible privada de 50 millones y este mes se emitió el cuarto bono sostenible Euskadi de 600 millones con una demanda tres veces mayor que la oferta procedente de 120 inversores de 16 países. El consejero dijo que Euskadi aspira a "desempeñar un papel importante en el desarrollo del mercado de bonos sostenibles, y promover la financiación responsable y eficiente para abordar los desafíos medioambientales, económicos y sociales de Euskadi".