ELA afirma que existe interlocución con Lakua

Lakuntza acusa al Gobierno Vasco de querer salir de la actual crisis “sin invertir un euro más”

13.11.2020 | 01:23

Gasteiz – El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, afirmó ayer que entre el sindicato, muy crítico con las políticas del Gobierno Vasco, y el nuevo Ejecutivo existe ahora "una interlocución" que antes no existía, pero lamentó que "difícilmente" van a llegar a acuerdos si la Administración mantiene una postura "cerrada" a su consecución.

Lakuntza, en una entrevista en Radio Euskadi, puso de manifiesto que con la consejera Arantxa Tapia el sindicato llevaba "siete años" sin reunirse y que tras la constitución del nuevo Gobierno Vasco, la vicelehendakari Idoia Mendia "dio el primer paso" para mantener un encuentro y a partir de ahí se han producido "en cascada" reuniones de otro tipo. Consideró, sin embargo, que hoy día "los acuerdos más difíciles son con la Administración", por lo que indicó que a ELA le gustaría que "la noticia" fuese la consecución de acuerdos en ámbitos como Osakidetza o educación, en los que "difícilmente vamos a llegar si se mantiene una posición tan cerrada" por parte gubernamental.

Por otra parte, el dirigente sindical acusó al Gobierno Vasco de querer salir de la actual crisis "sin invertir un euro más" en ámbitos como la hostelería o la sanidad. A su juicio, el anuncio de ayudas a la hostelería se ha producido por las movilizaciones en el sector. El Ejecutivo, dijo, "ha hecho lo mínimo posible" y hacen falta ayudas "directas" y "en cantidad bastante mayor" a la prevista.

Respecto a la situación en Osakidetza, donde los sindicatos celebraron ayer una nueva jornada de huelga –esta vez en los centros de Bizkaia–, insistió en que hacen falta más recursos porque lo contrario "nos lleva prácticamente a un colapso como el que estamos viviendo en algunas partes como la atención primaria".

Para obtener los recursos necesarios para afrontar la crisis, Lakuntza abogó por una reforma fiscal para que pague más quien más tiene y reprochó que este asunto sea para el Gobierno "una línea que no quiere tocar". Según censuró, "se quiere solucionar esta crisis sin molestar a aquellos que más tienen".