Alstom se impone a CAF en el contrato para el tranvía de Toulouse

La compañía francesa logra por segunda vez en un mes adjudicarse un encargo al que también aspiraba la firma vasca

10.11.2020 | 00:56
Modelo del tranvía que Alstom suministrará a Toulouse. Foto: E.P.

donostia – Alstom se ha adjudicado el contrato de suministro de los trenes de la nueva línea de metro de Toulouse, al sur de Francia, por un importe total de 714 millones de euros, en una adjudicación a la que también optaba la firma guipuzcoana CAF.

Se trata de la segunda licitación en la que en el último mes se impone el gigante francés a la compañía con sede en Beasain, dado que en octubre Alstom también se adjudicó un contrato similar en Marruecos por 196 millones al que también aspiraba CAF, en este caso única competidora.

Las dos compañías también se encuentran vinculadas en la región francesa de Alsacia, donde la vasca CAF está interesada en la compra de una fábrica que Alstom tiene que vender para cumplir con los requisitos de competencia de la Comisión Europea, en respuesta a la compra que ejecutará el año que viene del negocio ferroviario de Bombardier, valorada en 5.300 millones.

Sin embargo, la checa Skoda Transportation se ha interpuesto en el camino de CAF para hacerse con esta planta de 780 empleados y, pese a que la guipuzcoana tiene más opciones de preservar el empleo y la carga de trabajo, Alstom podría decantarse por Skoda.

Los sindicatos ya han advertido de que la francesa preferiría ceder la planta a la checa, ya que es una compañía más pequeña y con menos presencia, lo que le permitiría al gigante francés contar con una menor competencia en el país.

Por otro lado, CAF ya se impuso a Alstom hace un año cuando ganó un contrato en Francia para el suministro de 28 trenes al operador público SNCF, para realizar trayectos de larga distancia desde París hacia el Sur del país, un pedido estimado en 700 millones de euros.

La entidad adjudicataria, Tisséo, explicó ayer que las condiciones del contrato incluyen el mantenimiento del sistema por un mínimo de seis años y un máximo de 18 años, la reducción de los tiempos de espera, la seguridad y comodidad de los viajeros y una garantía de accesibilidad.

Tisséo también aseguró que la oferta de Alstom era un 18% inferior a la cantidad inicial estimada del contrato, que ascendía a 869 millones de euros.