La segunda ola de covid amenaza las ventas de la campaña navideña

La patronal estima que cerca del 30% de sus ingresos totales se facturan en esas fechas

26.10.2020 | 00:55
Un hombre pasa delante de un supermercado cerrrado en Salamanca. Foto: E.P.

madrid – La segunda ola de contagios por la covid-19 y las consiguientes restricciones a la movilidad pueden suponer la ruina para la campaña de Navidad en el comercio, vista por las patronales del sector como la última oportunidad para la supervivencia de muchos negocios, en especial para tiendas de ropa y pequeños negocios.

Pasada ya la primera ola de la pandemia, que irrumpió en España a mediados de marzo y superado un verano que, aunque sin restricciones a la movilidad, no ha colmado las expectativas del sector, llega ahora el cuatro trimestre del año con nuevas medidas para tratar de contener la dimensión de la segunda ola.

Según Eduardo Zamácola, presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil (Acotex), estas nuevas restricciones a la movilidad "pueden suponer una debacle absoluta" para la inminente campaña de Navidad. En su opinión, "es inviable que se repitan las mismas ventas que el año pasado" en la temporada navideña, cuando la posibilidad de que una pandemia irrumpiera con tal virulencia era impensable.

En cualquier caso, el barómetro de Acotex de diciembre de 2019 ya reflejó una caída de las ventas del 1,2% en relación con el mismo mes de 2018. En noviembre el descenso interanual fue del 2,6%, aunque el conjunto del año se saldó con un avance en la venta de ropa en España del 2%.

los cierres pueden aumentar Los datos de la patronal del textil indican que en cada uno de los últimos meses tras el fin del estado de alarma se ha producido una caída media interanual en las ventas del 30%, un porcentaje que se eleva al 42% para el tramo de enero a septiembre, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Según sus datos, el 25% de los comercios que existían antes de la pandemia ya han echado el cierre, y Zamácola vaticina que cerrarán aún más tras la campaña de Navidad, "debido a la caída de ventas si seguimos así".

Para el secretario general de la Confederación Española del Comercio (CEC), Julián Ruiz, "la incertidumbre es completa".

Ruiz apunta que el comercio textil tiene ante sí un "horizonte no excesivamente optimista" para esta campaña navideña y recuerda que todos los indicadores apuntan a un aumento en la tasa de ahorro de las familias, algo que ha relacionado con una reducción del consumo. "Si crece el ahorro es porque no se consume y, además, no se destina al ocio, a los viajes o a la compra de ropa", comenta el directivo de la CEC.

en juego el 30% de la facturación El presidente de la Unión de Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, señala que "están en juego de miles de pequeños negocios, si no paramos el virus, los trabajadores autónomos perderán el 30% de la facturación anual, que normalmente se produce en Navidad". Desde la organización reivindican que "es preferible ser estricto en las restricciones durante las próximas semanas antes de que sea tarde y se eche a perder la campaña navideña".

En un tono más optimista, la vicepresidenta para la Región Europa y con responsabilidades en España de la empresa de análisis de datos Rebold, Ruth Blanch, cree que las compras navideñas pueden no ser tan negativas. "Muchas personas han limitado sus gastos en verano y van a recortar viajes, por lo que dispondrán de más dinero para las compras navideñas".

Antes de Navidad, el comercio tiene fechadas el Black friday y el ciberlunes, días en las que la mayor parte de las ventas se realiza por internet, por lo que el sector no prevé que la caída sea tan abrupta como temen para el conjunto de la campaña navideña.

comercio y hostelería

los ere se multiplican por 97 y 47

Las hostelería cae un 50%, y el comercio un 14%. Los últimos datos de expedientes de regulación de empleo (ERE) del Ministerio de Trabajo, indican que el comercio es el sector con más trabajadores afectados por ERE hasta agosto, con 276.624 empleados, cifra que multiplica por 97 la del mismo periodo de 2019. Tras el comercio, se sitúa la hostelería, con 150.125 trabajadores afectados por ERE, cifra que multiplica por 47 la del mismo periodo de 2019, cuando se vieron afectados 3.182 trabajadores. Estos datos solo recogen los ERE nacionales, no los aplicados por autoridades provinciales o autonómicas, lo que elevaría considerablemente estas cifras.