Las plantillas de Tubacex se vuelven a movilizar hoy en Amurrio

Comienza también la negociación de un nuevo ERTE, que daría continuidad al actual, cercano a su finalización

16.10.2020 | 01:19
Movilización celebrada el pasado septiembre. Foto: A.O.

Amurrio – El comité de empresa de las plantas de Tubacex de Llodio y Amurrio ha convocado nuevas movilizaciones en defensa del empleo en la comarca, que se verán materializadas hoy con un paro de cuatro horas en el relevo de tarde –en concreto, entre las 18.00 y las 22.00 horas– y con una manifestación a las 19.00 horas que, en esta ocasión, se celebrará en Amurrio, con salida prevista en la plaza del Ayuntamiento. Y es que el conflicto surgido en la empresa tubera –desde que el pasado julio la dirección comunicara su intención de reducir plantilla, con el objetivo de alcanzar un ahorro de diez millones de euros– sigue muy lejos de desenquistarse, con un proceso de negociación de nuevo ERTE –que en principio se estaría planteando por tres meses– que se iniciará hoy mismo, después de que el miércoles, tras la séptima reunión entre sindicatos y directivos, estos últimos dieran por culminadas las negociaciones y dejasen en manos del Consejo de Administración la decisión de qué hacer en estas plantas para lograr el objetivo que plantean para salir de la crisis.

"La dirección dijo que, al llegar la fecha que dio el Consejo para poder alcanzar un acuerdo, los sindicatos debíamos posicionarnos sobre la oferta de recortes salariales que había en la mesa; y el comité, de manera conjunta, dejamos claro que no nos podemos posicionar en algo que ellos han llamado negociación pero que para nosotros no ha existido", resumió Eduardo Ibernia, de la delegación sindical de ELA. En este punto, los sindicatos y trabajadores siguen insistiendo en que se trata de una situación de crisis temporal y en que continúan sin tener un plan industrial que justifique cualquier planteamiento en materia de viabilidad de las plantas, por lo que no validan la fecha del 15 de octubre como final de una negociación que tildan de "inexistente, porque han intentado buscar un acuerdo desde la imposición y con la amenaza del ERE encima de la mesa", reiteran.

De hecho, la negociación de un nuevo ERTE que se abrirá hoy "no implica que cesen en sus intenciones y vayan a olvidarse de sus planes de ajuste económico con 150 despidos o recortes salariales de entorno al 20% que podrían suponer hasta 500 euros mensuales menos en la nómina; por lo que –con el apoyo de la plantilla– seguiremos alerta a todo lo que vaya aconteciendo y no aceptaremos planteamientos que no se justifiquen en algo razonable", apostillan desde el comité.