Las autoridades bancarias europeas no empujarán a Kutxabank hacia una fusión

El presidente de la EBA defiende la existencia de entidades financieras de tamaño mediano, viables y bien gestionadas

14.10.2020 | 01:08
Las Jornadas Financieras de DBS celebraron ayer su última sesión de esta edición. Foto: Oskar González

bilbao – El presidente de la Autoridad Bancaria Europea, José Manuel Campa, fue ayer todo lo explícito que le permite su cargo, pero aclaró que ni el Banco Central Europeo ni la organización que dirige presionarán a Kutxabank para que se fusione con otra entidad. Según explicó, las autoridades financieras del euro consideran que los bancos de tamaño mediano, con una gestión eficiente y rentables, pueden quedarse al margen del proceso de concentración que se ha relanzado en el Estado con la pandemia.

Campa respondió de este modo a una pregunta durante las VII Jornadas Financieras organizadas por Deusto Business School y su asociación de antiguos alumnos, celebradas ayer en Bilbao y en la que participó vía telemática. La última sesión del ciclo, dedicada a la Unión monetaria y los mercados de capitales, se centró en un repaso de los retos del sistema financiero europeo, que se enfrenta de nuevo a un momento complejo que ha acelerado algunas cuestiones pendientes.

Ganar rentabilidad en un contexto de tipos de interés bajos es una de las tareas. Y la música que suena desde Bruselas, distorsionada por el ruido del coronavirus, ha sacado a varias parejas bancarias a la pista de baile. Y hay quien ha puesto de nuevo a Kutxabank en el banco esperando para ser el siguiente en salir. De modo que durante el debate posterior a las ponencias de los dos invitados, Campa y el vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Ángel Berges, la pregunta sonó pertinente. ¿Debe entrar también en un proceso de concentración una entidad mediana como Kutxabank?

El presidente de la EBA afirmó desconocer si el banco vasco está moviéndose en esa dirección y se limitó a detallar los retos del conjunto del sector bancario, que "se han acelerado" con la pandemia y que pasan por la viabilidad y un modelo de negocio que genere rentabilidad a largo plazo. En esta línea, aseguró que el BCE "evaluará positivamente" los procesos de concentración que lleven a entidades a un escenario "más viable" sumando fuerzas que por separado. Dicho esto, añadió que "desde el punto de vista de la EBA, no existe ni un tamaño único óptimo dentro del sistema bancario europeo, con el que pueden actuar eficazmente las entidades, ni un modelo único con el que operar".

Campa completó esa reflexión con otro guiño, sin citarlo, a Kutxabank: El deber del supervisor es analizar la "viabilidad" de los bancos y tomar medidas cuando no esté garantizada. La entidad financiera vasca está superando con nota –es el líder de solvencia en el Estado– los exámenes de Europa y se sitúa fuera de la zona de riesgo. Nada invita a precipitar en su caso una fusión, básicamente porque el margen de mejora por esa vía parece muy limitado.

Más gráfico y tajante se mostró el vicepresidente de AFI al respecto. Ángel Berges dijo que hay diferentes modelos de banca y que "hacer las cosas bien no depende del tamaño". En su opinión, ante el riesgo de que una concentración bancaria generalizada suponga un lastre para la competencia, tanto Kutxabank como Laboral Kutxa, en una dinámica que incluyó a otras cooperativas de crédito, pueden ser "contrapeso y garante" ante el riesgo de monopolio. Berges agregó que Kutxabank "afortunadamente puede hacer lo que le da la gana, no como otros". Tanto Campa como Berges defendieron durante su intervención la necesidad de dar mayor protagonismo a la financiación a través de mercados de capitales frente a la fórmula más explorada por las empresas, el crédito bancario.

En la clausura de las jornadas, el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, subrayó por otra parte que, en virtud del acuerdo alcanzado en septiembre en la Comisión Mixta del Concierto Económico, las diputaciones forales "tendrán capacidad de déficit y deuda propia de forma permanente", lo que supone "un antes y un después" en el reconocimiento de la arquitectura institucional vasca.

Azpiazu recordó además la reunión este jueves del Consejo Vasco de Finanzas, el foro en el que las administraciones de Euskadi sentarán las bases del próximo presupuesto, que en el caso de Lakua estarán marcados por un claro "esfuerzo inversor" con especial atención a la industria.

"Afortunadamente, Kutxabank puede hacer lo que le da la gana, no como otros bancos"

Ángel Berges

Vicepresidente de AFI

"No existe un tamaño único de banca, el supervisor analiza en cada momento la viabilidad de la entidad"

José Manuel Campa

Presidente de la EBA

"Concebimos esta crisis como una oportunidad para abordar los retos de la transformación de la economía vasca"

pedro azpiazu

Consejero de Economía y Hacienda