“Para el empleo sería catastrófico”

El presidente de los autónomos, Lorenzo Amor, destaca el riesgo para la economía del confinamiento

16.08.2020 | 23:28

madrid – El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, advirtió ayer de las consecuencias negativas que tendría para el empleo y la economía un nuevo confinamiento, que sería "catastrófico". Aunque el Gobierno español descarta una medida de este tipo, lo cierto es que el rápido aumento de los contagios en España ha encendido las alarmas, con el consiguiente peligro para la economía.

En este sentido, Amor reclamó ayer a la sociedad, en su conjunto, "evitar la relajación" en cuanto al cumplimiento de las medidas sanitarias previstas para frenar el coronavirus, "una cuestión que depende de todos", recomendó en un vídeo.

"Al virus hay que tenerle respeto, no miedo, y el respeto empieza por cumplir las medidas, como el uso de la mascarilla y guardar la distancia social", dijo el presidente de la principal asociación de autónomos del Estado español. Se trata de un colectivo que, con más de tres millones de integrantes, está sufriendo especialmente la pandemia.

El último golpe al turismo español se está produciendo a raíz de las cancelaciones masivas anunciadas por touroperadores europeos de los paquetes ya contratados a España. Este fin de semana ha sido el gigante del turismo alemán TUI el que ha cancelado todos los viajes a España, salvo Canarias, para las próximas semanas debido al alto número de rebrotes.

recorte salarial Por otro lado, ayer se conoció que la retribución media en las grandes empresas que operan en España cayó un 0,4% y el empleo retrocedió un 5,4% en el primer semestre del año, como consecuencia de la crisis del covid-19, periodo en el que estas compañías registraron un desplome del 13,4% en sus ventas.

Así se desprende de la última encuesta elaborada por la Agencia Tributaria, que refleja una caída del empleo en las grandes empresas del 8,9% en el sexto mes del año, por lo que se ha suavizado respecto al retroceso de mayo (-13,1%) o abril (-13,7%), aunque sigue lejos de los datos de marzo, febrero y enero, meses en los que la contratación aun presentaba subidas.