La fuerte caída de los precios del petróleo aumenta los problemas de Tubacex y TR

La menor demanda por el coronavirus y la guerra entre Arabia y Rusia han hecho caer el precio casi un 60% este año

20.03.2020 | 03:21
El bajo precio del petróleo paraliza la inversión y caen los pedidos y los precios de los tubos para las empresas vascas del sector. Foto: DEIA

gasteiz – La evolución de los precios internacionales del petróleo es un elemento clave para la economía española que importa la práctica totalidad del crudo que consume lo que supone una factura, según años, del orden de los 40.000 millones de euros anuales, por ello un recorte de los precios del denominado oro negro suele ser una buena noticia para el Estado pero un descenso tan brusco como el actual de más de 60 dólares a menos 30 dólares el barril en dos meses no es nada positivo para algunas significativas compañías siderúrgicas vascas fabricantes de tubos de acero para el sector de oil&gas como Tubos Reunidos (TR) y Tubacex.

La combinación de la expansión del coronavirus con la correspondiente caída de la demanda de petróleo por la menor actividad económica y la guerra en el sector petróleo entre Arabia Saudí y Rusia han arrastrado los precios del brent, a cotas de unos 27 dólares-barril, impensables a principios de año cuando se movían en el entorno de los 65 dólares.

A menor demanda de crudo, menores inversiones en el sector y precios más bajos de los equipos, un hecho que afecta directamente a los dos fabricantes vascos de tubos de acero sin soldadura, Tubos Reunidos (TR), –especialmente a esta empresa más volcada en el petróleo y en el mercado estadounidense–, y a Tubacex, a esta compañía menos porque fabrica productos de acero inoxidable y está más diversificada.

Y los resultados, más allá de la situación de estos días por el coronavirus, se reflejan en bolsa. Ayer se podía comprar Tubacex por unos 173 millones de euros cuando al cierre de 2017 costaba unos 445 millones de euros, y Tubos Reunidos, por unos 18 millones de euros cuando en 2017 costaba 130 millones de euros. ¿Qué estando pasando en el mercado petrolero mundial? Se ha desatado en medio de la caída de la demanda por la pandemia una guerra entre Arabia, partidaria de limitar la producción para elevar los precios, y Rusia, que se ha negado. Ante el desacuerdo los árabes han decidido aumentar más la producción con lo que han arrastrado los precios del petróleo más a la baja. En teoría, precios bajos del petróleo de este nivel perjudican a los dos países, Arabia y Rusia, cuyas economías dependen de las ventas al exterior de esta materia prima pero la partida es más compleja y afecta al otro gigante mundial del sector, Estados Unidos.

Mayores productores Según NS Energy, los mayores productores de petróleo son Estados Unidos, con 15,3 millones de barriles diarios; Arabia Saudí, con 12,2 millones, y Rusia, con 11,5, muy por delante de Canadá, 5,2 e Irak, 4,7 millones de barriles diarios. El problema es que gran parte de la producción norteamericana es por fracking que tiene unos costes de explotación mucho más elevados que los tradicionales de Arabia y Rusia.

Con precios internacionales de petróleo por debajo de 35 dólares, buena parte de la producción estadounidense no es rentable y los norteamericanos tienen que cerrar unos pozos que le habían permitido no solo autoabastecerse sino exportar a Asia que es el gran mercado para los próximos años.

Y es la guerra por ese mercado la que se están disputando árabes y rusos y en la que quieren dejar fuera a Norteamérica. No hay que olvidar que Occidente con su transición energética hacia las renovables y su escaso crecimiento económico no va a ser un gran demandante de crudo a futuro pero Asia, sí. Al caer los precios del petróleo, la explotación de fracking norteamericana, un gran demandante de los productos de Tubos Reunidos, cae en picado y con ella, la demanda de tubos y los precios de los mismos. Y es esto lo que va a afectar a las dos compañías vascas que ya vienen de un año 2019 difícil en el que sus ventas ascendieron a 613 millones de euros, -1,4%, en el caso de Tubacex y 284 millones, -17%, en Tubos Reunidos.

Por lo tanto, más allá del efecto puntual del parón de la demanda de estos dos meses por las medidas adoptadas en medio mundo para contener la epidemia, las perspectivas de precios muy bajos del petróleo, muy inferiores a los 60 dólares el barril con los que gobiernos y petroleras habían elaborado sus presupuestos para este año, dejan un escenario de mercado complicado para dos de las compañías vascas más exportadoras.

De hecho, el último informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) pronostica que la demanda mundial de petróleo registrará este año una caída de 90.000 barriles diarios, en lo que supondría el primer retroceso del consumo global de crudo desde la gran recesión de 2009, como consecuencia de los efectos de la epidemia de coronavirus. De este modo, la AIE prevé que la demanda mundial quede en 99,9 millones de barriles frente a su anterior pronóstico de un crecimiento de 825.000 barriles diarios.

Petróleo

-8,8%

Tubacex. Las acciones del fabricante vasco de tubos de acero inoxidable sin soldadura Tubacex cayeron ayer en Bolsa un -8,8% hasta cerrar a 1,30 euros lo que deja la capitalización bursátil de la compañía en 173,6 millones de euros.

-3,7%

Tubos reunidos. Los títulos del fabricante de tubos de acero vasco perdieron ayer un 3,7% de su valor en el mercado bursátil. Ello deja una capitalización de unos 18,1 millones de euros.

28 $

Petróleo. El precio del barril de petróleo de 159 litros de referencia en Europa oscilaba ayer en torno a los 28 dólares cuando en la primera semana de enero se movía en más de 68 dólares. Este fuerte descenso de precios no se ha trasladado a las gasolineras, según denuncian asociaciones agrícolas.