La producción de la industria española retrocede el 3,6%

El sector manufacturero registró en enero su peor dato desde diciembre de 2018, según el INE

07.03.2020 | 01:22

madrid – El Índice General de Producción Industrial (IPI) bajó un 3,6% en enero en relación al mismo mes de 2019, según el INE. Con el retroceso interanual de enero, la producción industrial registra en España su mayor caída desde diciembre de 2018, cuando se desplomó un 4,2%.

Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial también se situó en negativo al descender un 2,1% interanual en enero, tasa 3,2 puntos inferior a la registrada en diciembre. Todos los sectores industriales recortaron la producción el pasado mes de enero, liderados por la energía, con una bajada de más del 6%, los bienes de consumo no duradero, que caen casi el 4%, los bienes de consumo, los bienes intermedios (en ambos casos con descensos en torno al 3%), los bienes de equipo (-2%) y los de consumo duradero (-1,6%).

Los índices corregidos de efectos estacionales y de calendario presentan también tasas anuales negativas en energía, bienes de consumo, bienes intermedios, de consumo no duradero y consumo duradero. En tasa mensual la producción industrial repuntó dos décimas eliminando los efectos estacionales y de calendario, en contraste con el ascenso de un año antes (+3,4%).

Por sectores, bienes intermedios y bienes de consumo no duradero presentaron tasas mensuales positivas, frente a energía, bienes de consumo duradero y bienes de equipo, que registraron tasas negativas.

Por otro lado, los nuevos pedidos manufactureros de Alemania registraron el pasado mes de enero un incremento del 5,5% respecto del mes anterior, cuando habían bajado un 2,1%, lo que representa el mayor incremento de los encargos de las fábricas germanas desde julio de 2014, antes del estallido de la alerta por el brote de coronavirus en China, según informó la Oficina Federal de Estadística de Alemania, Destatis.

El repunte de los pedidos en enero respecto al mes anterior respondió principalmente a los grandes pedidos industriales, incluyendo encargos en el sector aeronáutico y de maquinaria, aunque al excluir estos grandes pedidos los nuevos encargos manufacturas crecieron un 2,3% mensual.