ELA y LAB señalan a los gobiernos vasco y navarro en la huelga del día 30

"Urkullu y Chivite no pueden esconderse ante el empeoramiento de la calidad de vida de miles de personas"

10.01.2020 | 06:22
Los convocantes registraron ayer la huelga.

BILBAO - La huelga general de los pensionistas repetirá finalmente el tradicional patrón de las convocatorias de los dos sindicatos aber-tzales. Los secretarios generales de ELA, Mitxel Lakuntza, y LAB, Garbiñe Aranburu, fueron los protagonistas ayer del registro del paro, previsto para el próximo jueves 30 de enero. Ambos incidieron en que "hay motivos" para la convocatoria y entre ellos incluyeron las políticas que se realizan en los gobiernos de Gasteiz e Iruñea.

Todo ello a pesar de que sobre el papel la huelga tenía como objetivo reforzar las reivindicaciones de los pensionistas, sumando eso sí la pelea contra la precariedad laboral.

Con esos dos argumentos, los convocantes de la huelga general anunciada en Euskadi y Nafarroa llamaron ayer a los trabajadores a salir el día 30 a la calle ya que el "único" camino que les queda es "apretar" y ejercer presión para conseguir mejoras sociales. Representantes de ELA, LAB, ESK, STEILAS, EHNE e HIRU, sindicatos integrantes de la Carta de Derechos Sociales, convocante de la protesta y de la que también forman parte otras organizaciones sociales, registraron la convocatoria huelga general con el lema Lan-Pentsio-Bizitza Duina. Sin embargo, fueron solo los líderes sindicales abertzales los que tomaron la palabra.

En esa línea, Mitxel Lakuntza afirmó que "sobran razones" para ir a la huelga general ante el aumento "evidente" de la pobreza, la precariedad laboral y la brecha salarial y el "empobrecimiento" de las pensiones.

El secretario general de ELA dirigió su reivindicación directamente a los gobiernos vasco y navarro: "Los gabinetes de Urkullu y Chivite tienen una responsabilidad directa sobre el empeoramiento de las condiciones de vida de la clase trabajadora y en su mano está cambiar las políticas" de los últimos años. Según indicó, "el gobierno de Urkullu y el gobierno de Chivite no pueden esconderse ante el empeoramiento de la calidad de vida de miles de personas en nuestro país".

Por su parte, Garbiñe Aranburu consideró que desde que convocaron la huelga general hay "nuevas razones" para su convocatoria debido al contenido de los presupuestos del Gobierno Vasco para este año, a lo incluido en el proyecto presupuestario navarro y a lo recogido en el acuerdo programático suscrito entre el PSOE y Podemos. - DNA