FÚTBOL SEGUNDA FEMENINA
DEPORTIVO ALAVÉS 1-0 PM FRIOL

Victoria amarga para las Gloriosas

El Deportivo Alavés gana en su regreso a Ibaia, pero puede perder a Mery por lesión de gravedad

12.01.2020 | 06:23
Una jugadora del Deportivo Alavés controla el balón ante sus adversarias.

Deportivo Alavés1

PM Friol0

DEPORTIVO ALAVÉS Cristina Cornejo, Maitane García (Saioa, minuto 72), Karen Spiazzi, Vera Martínez, Itziar Gastearena, Miku Ito, Míriam Dieguez, Alba Aznar, Amancay Urbani, Marta San Adrián (Ane Miren, minuto 45, Cube, minuto 80) y Mery Órtiz (Alexia J.R., minuto 10).

PM FRIOL Aroa (Laura, minuto 45), Natalia (Marta, minuto 73), Andrea, Mini, Goretti, María, Nati, Mushu (Jone, minuto 40), Ceci, Lucia Pardo y Mariajo (Jessi, minuto 62).

Goles: 1 - 0, Alexia J.R. (minuto 50)

Árbitros Nahia Alonso, quien no mostró ninguna cartulina durante el encuentro.

Estadio Encuentro correspondiente a la jornada 16º de la Liga Reto Iberdrola en la Ciudad Deportiva José Luis Compañón (Ibaia) ante 100 espectadores.

vitoria - Las Gloriosas volvían a Ibaia por primera vez en este 2020 y el equipo quería seguir manteniendo su feudo inexpugnable esta temporada frente al PM Friol. Y así sucedió, un gol de Alexia en la segunda parte dio una victoria más que justa a las de Joseba Basarrate. Sin embargo, los tres puntos dejaron un sabor agridulce a todo el mundo porque al comienzo del encuentro, Mery se lesionaba y la sensación fue de ser para largo tiempo. Aunque eso sí, queda esperar a las pruebas.

El partido comenzó con un Alavés intenso y que rápidamente se hizo con el control del esférico, en parte, a la buena pareja que hicieron en la medular, Miku y Míriam. La canterana albiazul partió de titular, después de estrenarse con el primer equipo en Badalona la anterior jornada, y las sensaciones no pudieron ser mejores, la centrocampista jugó los 90 minutos y no sería descabellado decir que fue de las mejores de su equipo.

La propia Miku fue quien tuvo la primera ocasión del encuentro, tras un córner que centró Miriam, pero el remate fue flojo y no pudo sorprender a la guardameta Aroa. Entonces fue cuando llegó minuto fatídico del encuentro, Mery recibía el balón en la medular y al girarse se le quedó la pierna atrás. Rápidamente la capitana se tiró al suelo y sus gritos, además de enmudecer a todos los presentes, hablaban por si solos. Ahora queda esperar a los resultados de las pruebas, pero nadie en Ibaia era optimista. Hay que recordar que las Gloriosas ya perdieron a dos piezas claves en el mismo encuentro a comienzo de temporada con las lesiones de gravedad de Ainhoa López y Emma Martín.

El encuentro se reanudó y las vitorianas continuaron manteniendo la posesión del balón y no tardó en llegar una nueva ocasión. Una vez más el peligro llegaba con los balones aéreos, y en un saque de esquina hasta tres jugadoras albiazules pudieron rematar de cabeza, pero ninguna acertó. El Alavés controlaba el encuentro y las de Lugo sufrían en exceso y no eran capaces de cruzar su campo. Sin embargo, a las vitorianas les faltaba esa definición final para poder abrir el marcador.

Las visitantes intentaban, una y otra vez, sacar el balón jugado desde atrás, pero era un querer y no poder, la presión que realizaban las albiazules era muy intensa y el peligro llegaba, sobretodo con robos de balón.

Las locales comenzaron a probar a la guardameta rival desde la distancia con disparos e Itziar Gastearena tuvo el gol muy cerca, pero su disparo se encontró con el larguero. El PM Friol estaba totalmente desquiciado. Incluso en una cesión que hizo la defensa Andrea a su compañera portera Aroa casi acaba en gol, al ir a despejar pero no pudo ni darle al balón y el esférico no entró por centímetros y fue un nuevo córner para las de Vitoria.

A pesar de que el encuentro no tenía una gran dureza, volvieron a vivirse dos nuevos sustos con dos golpes fortuitos. Esta vez en el equipo de Ángel Villar, donde la capitana Lucía Pardo y la guardameta Aroa tuvieron que ser atendidas. En los instantes finales de la primera parte, las Gloriosas perdieron algo de intensidad y las visitantes lo aprovecharon para tener su primera ocasión del encuentro. Aunque Cristina no había tenido que intervenir hasta el momento, la portera albiazul estuvo muy atenta y segura deteniendo en el mano a mano un disparo de Lucía pardo, evitando así el empate justo antes de llegar al descanso.

movimientos El encuentro se reanudó y las sensaciones eran de que el Alavés había perdonado en exceso y que podría haber llegado a la segunda parte con una ventaja mayor. En el descanso ambos entrenadores realizaron movimientos desde el banquillo. Por un lado, Joseba Basarrate dio entrada a Ane Miren quien llegaba con algunas molestias al encuentro, y por otro lado Ángel Villar realizaba un cambio en la portería cambiando a Aroa por Laura.

A pesar de que el PM Friol despertó en estos segundos 45 minutos y rápidamente avisó a Cristina con un disparo lejano de Nati, no tardó en llegar el gol local. En una jugada de Amancay Urbami por la banda derecha asistía a Alexia para que ésta rematara y marca a placer.

A medida que fueron transcurriendo los minutos, el Alavés se creció e incluso dejó algunas jugadas de calidad con diferentes combinaciones, pero no terminaba de llegar el segundo gol. El tanto vitoriano no amedrentó a las gallegas que enseguida buscaron un disparo lejano de ña capitana Lucía, pero Cristina se mostraba muy segura bajo palos. El Alavés tomó el control del balón y tocaba y tocaba sin prisas y las ocasiones llegaban tras estar con el esférico hasta casi 5 minutos seguidos. Sin embargo y tal y como sucedió en la primera parte faltó definición de cara a puerta. Joseba Basarrate dio entrada a Saioa, último fichaje albiazul hasta final de temporada.

Al final del encuentro no se cumplió el dicho deportista, de quien perdona lo paga. La capitana rival, Lucía Pardo, tuvo en sus botas el empate en un balón lejano donde Cristina no salió a tiempo y la vaselina se estrelló con el palo. En los últimos minutos llegó la segunda nota negativa del encuentro, Ane Miren, quien había entrado en el descanso tuvo que ser sustituida por recaer de sus molestias.

Al final, victoria albiazul y las Gloriosas se mantienen invictas en Ibaia y miran hacia arriba en la clasificación, pero con un sabor muy amargo, porque todos quedamos pendientes de nuestra capitana Mery.