FÚTBOL FEMENINO LIGA NORTE RETO IBERDROLA

Las Gloriosas y una irregularidad lógica

el alavés femenino se sobrepone a las lesiones de gravedad

de ainhoa lópez y emma martín para realizar una más que aceptable primera vuelta

08.01.2020 | 06:22
Alexia Jr. conduce el balón bajo la presión de una jugadora del CFF Madrid.

vitoria - Cuando se estrena un nuevo formato o una nueva estructura de competición, siempre hay dudas de ver cómo reaccionarán los equipos y cuál será el nivel mostrado por los diferentes conjuntos que forman la competición. Ese es el ejemplo de la liga Reto Iberdrola, la cual está formada por grupo norte y grupo sur, y donde con esta nueva estructura, el nivel -como era de prever- ha subido y la igualdad entre los 16 equipos de cada grupo, 32 en total, es palpable.

El Deportivo Alavés femenino se encuentra ubicado en el grupo norte y comenzaba esta nueva temporada con expectativas positivas, pero eso sí, con la incertidumbre de cómo iba a reaccionar el equipo de Joseba Basarrate después de que el año pasado se realizara una gran temporada e ir líderes durante toda la liga regular, y donde tan solo al final se dijo adiós a las posibilidades de ascender. Ahora bien, con este nuevo formato, el nivel entre la máxima categoría del fútbol femenino y las ligas inferiores se estrecha y eso es algo que beneficia a todos.

Las Gloriosas por su parte han finalizado esta primera vuelta sextas con 26 puntos y a tan solo tres del tercer clasificado -puesto que daría el ascenso, ya que las dos primeras posiciones están ocupadas por los filiales del Barcelona y Athletic y no pueden ascender- que es el Osasuna con 29 puntos. Esa igualdad de la que se habla se puede ver en la clasificación ahora mismo, donde entre el tercer y el séptimo equipo tan sólo hay una diferencia de tres puntos. Esto provoca que cada partido sea una auténtica batalla y que una jornada te lleve a estar en la posición de ascenso, pero también provoca que un mal resultado te coloque en mitad de tabla.

El Alavés cuenta actualmente con un balance de siete victorias, cinco empates, tres derrotas y ha logrado realizar 24 goles frente a los 19 que ha encajado. Una irregularidad lógica por el nivel de exigencia de la competición, pero también por la mala suerte que ha tenido el equipo. Y es que hay que echar la mirada atrás, para ser exactos al comienzo de la temporada, al sábado 28 de septiembre del 2019 cuando Alavés y Eibar disputaban la cuarta jornada en Ibaia y donde se produjo un empate a uno. Ese día la fatalidad se cebó con las Gloriosas, ya que dos de sus jugadoras con más peso dentro del equipo se lesionaron de larga duración. Primero fue Ainhoa López quien se tuvo que retirar del terreno de juego y poco después la siguió Emma Martín. A los pocos días los peores augurios se confirmaron y es que ambas jugadoras sufrieron sendas roturas del ligamento cruzado anterior. La lesión obligó a ambas jugadoras a iniciar una recuperación de seis meses y teniendo en cuenta que la temporada termina en mayo puede decirse que dijeron adiós a la temporada.

Por un lado, Ainhoa López de 20 años se enroló al conjunto vitoriano el pasado verano procedente del Espanyol después de haber sido internacional con la selección de España sub'19 y tras proclamarse campeona de Europa en Irlanda del Norte. Por el otro lado, Emma Martín, quien es considerada una de las promesas del fútbol español con tan sólo 17 años, también ha sido llamada por la selección española sub'19. Por todo esto, es lógico pensar que la irregularidad en lo que se refiere a los resultados del equipo es más que entendible teniendo en cuenta que dos lesiones de suma gravedad de dos de sus mejores jugadoras trastocan los planes de cualquier equipo.

primera vuelta aceptable Pese a todo, el papel del equipo está siendo más que aceptable llegado el ecuador de liga, ya que dejando a un lado los resultados, el equipo de Joseba Basarrate siempre ha dado la cara y ha competido -exceptuando el desliz de la jornada siete donde se sufrió una dura derrota ante el Zaragoza, pero ¿quién no tiene un día malo?- y ha puesto las cosas difíciles a sus rivales. Esta competitividad del conjunto albiazul fue algo que en la pretemporada prometió y confió en tener la propia coordinadora Dafne Triviño, quien afirmó que esperaba que "el equipo siempre diera el máximo".

Aunque el final del 2019 no fue del todo bueno en lo que a resultados se refiere, el 2020 ha comenzado con una gran victoria lejos de casa. Por lo que, la conclusión es clara, el equipo se encuentra en la pomada y puede pasar de todo, tanto mirar hacia arriba como hacia abajo, pero las sensaciones que transmiten las Gloriosas son de mirar con positivismo y de creer. Por lo que solo queda seguir así y esperar a poder pegar ese zarpazo que nos haga soñar.