REGRESO AL eMPATE

OTRO EMPATE EL SAN IGNACIO SACA UN
BUEN PUNTO DE SANTURTZI, PERO suma NUEVE JORNADAS SIN GANAR

20.01.2020 | 06:24

Santurtzi0

San Ignacio0

SANTURTZI Kevin, Soraluze, Ibon Ojinaga (Endika, 72'), Kortazar, Aranbarri, Jonan (Iker Montes, 72'), Imanol, Beñat, Aritz Pascual (Aritz Hernández, 89'), Romero, Kepa del Olmo.

SAN IGNACIO Jesús Owono, Soto, Lluís Llacer, Imanol Baz, Nico Gudiño, Pepe Blanco, Ato (Franco, 78'), Castillo, Vázquez (Peciña, 60'), Jingbin (Alberto, 60'), Abde Rebbach.

Árbitro Aritz Gómez Luque. Mostró tarjeta amarilla a los locales Jonan, Beñat, Endika y Romero, que vio dos y fue expulsado en el 71'; y a los visitantes Nico Gudiño y Soto, que vio la segunda y fue expulsado a los 58'. Roja al local Ibon Ojinaga, ya en el banquillo tras ser sustituido.

Incidencias Pabellón San Jorge. Unos 300 espectadores.

SANTURTZI - A diferencia de los dos últimos partidos, resueltos con sendas victorias que han devuelto al Ariznabarra la esperanza de luchar por la permanencia, la visita a Las Llanas no sirvió a los celestes para seguir sumando en su escalada hacia un objetivo que se veía imposible hace solo tres semanas. Para lo que sí sumó el partido ante el ya líder en solitario fue en la confianza en sus posibilidades de los de Jonathan Torío, que vendieron muy cara su derrota pese a verse por detrás en el marcador muy pronto. Tras marcar Oskar Martín de penalti en el 8', el Ariznabarra no le perdió la cara al partido y encontró el premio del empate a los dos minutos de la reanudación por medio de Unceta. Tampoco tras el 2-1 de Leandro los vitorianos bajaron los brazos, pero desperdiciaron la ocasión de empatar y los locales no perdonaron. En tres minutos de inspiración ofensiva, Aitor Villar y de nuevo Oskar Martín batieron a un Guillermo que antes había tenido mucho que ver en mantener con vida a su equipo y elevaron el marcador hasta el 4-1. Ahora sí, el partido quedó visto para sentencia con una goleada engañosa. Esta vez el Ariznabarra no sumó, pero su paso por Las Llanas confirmó que sigue muy vivo. - Área 11